Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Hablemos de peeling, la última novedad de OM

en Cosmética

Como ya nos tiene acostumbradas, OM by Farmashop vuelve a sorprendernos con nuevos tratamientos para la piel, esta vez incorporando el peeling, una técnica de vanguardia que ha demostrado ser eficiente para la renovación celular facial.

Artículo por Karen Fabregat

Me declaro escéptica convertida. No sé ustedes, tal vez son de ese tipo de personas que se cuida la piel hace años, pero yo recién ahora que pase el cuarto de reloj entendí la importancia del cuidado de la piel y trato de investigar y probar qué es lo que mejor funciona. Así fue que llegue a OM, y mientras esperaba mi turno, observé cómo las clientas eran tratadas más que como clientas, como amigas. Las chicas son súper amables y atentas, están todo el tiempo pendientes de que estés bien y a gusto. Eso me tranquilizó bastante ya que mi piel es muy sensible y me iba a hacer algo con productos que no sabía cómo podían hacerla reaccionar.

Cuando ingresás al consultorio, lo primero que hace la cosmetóloga médica que va a realizar el tratamiento es una evaluación de la piel y una ficha con antecedentes (todo está relacionado, nuestra rutina alimenticia y de vida influye en la salud de la piel), incluyendo nuestra rutina de cuidado y maquillaje. Luego de eso, nos explica de qué se trata el proceso y los productos a utilizar. En mi caso, hicimos primero una limpieza para preparar la piel para el peeling.

OM trabaja con dos marcas de cabina, como se le denomina a este tipo de tratamiento realizados por un profesional: Biotherm y Exel, pero como a mi en particular Biotherm me generó una reacción alérgica en otra ocasión (¡les dije que es ultra sensible mi piel!), fuimos por Excl. Aclaración obligada: ambas marcas son muy buenas, por algo las utilizan profesionales, así que no se asusten y anímense a probar.

Ahora bien, hablemos del peeling que es una técnica en la que por medio de un ácido se logra una descamación de la piel, y con ello la renovación celular, eliminando granitos, puntos negros y hasta líneas de expresión y manchas. Dependiendo del tipo de peeling es el ácido que se utiliza, y aquí permítanme citar porque no creo poder explicarlo a la perfección: “los ácidos alfa hidroxilos (AHA) son ácidos carboxílicos de origen natural, tales como el ácido glicólico, un componente natural del jugo de caña de azúcar, y el ácido láctico que se encuentra en la leche agria y jugo de tomate. Esta es una de las fórmulas más leves de peeling para el tratamiento de las arrugas finas, zonas de sequedad, pigmentación irregular y acné. Los ácidos alfa hidroxilos también se pueden mezclar con una crema o lavado facial en concentraciones menores como parte de un régimen de cuidado de la piel todos los días para mejorar la textura de la misma. Hay cinco ácidos de frutas comunes: ácido cítrico, ácido glicólico, ácido láctico, ácido málico y ácido tartárico. Y existen muchos otros ácidos alfa hidroxilos que también se usan. Los tratamientos de peeling de AHA no están sugeridos para el tratamiento de las arrugas y pueden causar escozor, enrojecimiento de la piel, irritación leve de la piel y sequedad”, nos cuentan las expertas de OM.

También es posible realizar peeling con ácido hidroxilo beta, que en este caso permite profundizar más en el poro que los anteriores, y se ha demostrado que regulan la secreción de sebo y acné mejor que los AHA (ácidos alfa hidróxidos), ya que estos penetran menos en la profundidad de la piel. Además de estos dos, existen otras variantes de combinación que también son utilizados dependiendo de los resultados que se quieran alcanzar, como la exfoliación de Jessner (su nombre proviene del doctor que la desarrollo), que combina ácido salicílico, ácido láctico y resorcinol con una base de etanol; o la extorsión con ácido retinoico que por lo general es aplicada en un entorno médico.

¿Sabían que los peeling eran utilizados por las actrices de Hollywood en los años veinte? Sí, en esa época ya utilizaban la exfoliación química para eliminar las capas muertas de la piel y permitir a las nuevas resplandecer en toda su suavidad y belleza. El peeling de croton/fenol era utilizado por estas actrices para verse más jóvenes de forma clandestina, hasta que en los años sesenta el doctor Thomas Baker lo incorpora en la práctica médica.

En mi caso, como además tengo rosácea (una afección a la piel que la vuelve bastante sensible), la concentración de ácidos fue súper bajita para ver cómo reaccionaba. La verdad la sensación de peeling es extraña, es como un montón de pequeñas agujitas que están en la cara al mismo tiempo. Aquellas que ya lo hicieron sabrán a que me refiero, y las que no las animo a realizarse uno porque aunque se recomienda un tratamiento de 4 a 6 sesiones les puedo asegurar que al otro día ya van a notar la piel distinta. La incomodidad del escozor del ácido actuando dura unos pocos minutos, y quiero resaltar la profesionalidad de la cosmetologa que me atendió, que estaba siempre pendiente de mí para evitar que la pasará mal. Para ella: ¡un gracias enorme por cuidarme!

Una vez que se retira el ácido de la piel, es hora de la mascarilla calmante con vitamina E y aloe, que les juro que es la gloria. Luego de que actúa, se retira el excedente y se aplica el gel biológico de ADN de origen vegetal, que es para todo tipo de piel pero genial para luego de este tipo de tratamiento cuando se pierde un poco de hidratación. Además, se aplica un contorno de ojos y labios revitalizante, y por último y súper mega importante, un protector solar. Es fundamental que cuando están realizándote un tratamiento de peeling en la piel no te expongas al sol y siempre utilices pantalla solar -aunque esté nublado, el sol está-. Es por esto que se recomienda hacer este tipo de tratamiento en otoño-invierno, una vez que llegamos a setiembre ya no se practica más, y se retoma nuevamente en mayo.

En mi caso, todos los productos de Exel que me aplicaron fueron tolerados perfectamente por mi piel, y debo reconocer que me lleve una grata sorpresa. Estos productos son desarrollados en base a componentes naturales en sintonía con el cuidado del medio ambiente, ya que sus envases son PET reciclables y pioneros en fórmulas Mineral Oil Free (sin derivados de petróleo). ¡Lo mejor de todo es que podés llevar los que utilizan en el tratamiento en el momento y con descuento!

¿Qué puedo notar a tres días de realizado el primer peeling? Mi piel está más suave y luminosa, lo juro, se que suena a eslogan de campaña publicitaria pero es real. La descamación está comenzando recién hoy, y en mi caso es mínima por el concentrado de ácido que utilizó. Pero cada piel es distinta y por eso puede ser que cuando ustedes lo hagan, tengan una descamación mayor. En total, el tratamiento dura de una hora a una hora y media, y pueden agendarse haciendo click acá.

Un último dato para que se animen y vayan ya mismo a probarlo: si sos socio Farmacard podés cambiar los puntos por el tratamiento! De ahora en más, en casa voy a comprar todos los medicamentos e implementos de limpieza de toda la familia a Farmashop, quiero seguir mimandome en sus cabinas. Ustedes, ¿se han hecho algún tratamiento? ¿Qué dicen del peeling? ¡Nosotras ya somos fan!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Cosmética

Ir a Arriba