Spreading Fashion Innovation, Captivating People

#FashionAlert2020 – La era de los sistemas y la comodidad como refugio: tendencias en moda

en Arte y diseño/Moda/Tendencias

El jueves pasado tuvimos la suerte de anticiparnos a la nueva década con Expand Design, participando del seminario sobre tendencias en moda que dictó Rosalina Villanueva en representación de WGSN, líder en predicción de tendencias a nivel mundial. Como ya hemos hablado en otras oportunidades, la moda es una manifestación social y cultural más, y como tal es permeable a los cambios, los patrones de conducta y principalmente, a los cambios de década.

En un mundo dominado por la tecnología y entrando de lleno a la era de los sistemas, la moda se reinventa y se redibuja dándonos ese punto de cercanía tan humano y necesario. La tendencia es comprar menos y de mejor calidad, y el retail va a tener que adoptar medidas para que sus clientes se sientan especiales. Si bien valoramos la rapidez y eficiencia que nos brindan tiendas absolutamente impersonales y sin atención al público, como Amazon Go, para ahorrar tiempo en las compras relacionadas con el día a día, la moda va por el carril contrario y deberá esforzarse cada vez más por convertirse en una experiencia, generar satisfacción, emociones y cumplir expectativas.

En este punto, Rosalina Villanueva nos presentó las tendencias macro que apuntan a resolver temas de agenda urgente para la moda actual, como la sustentabilidad. El post consumismo ya se encuentra entre nosotros: comprar menos e invertir más en sistemas que garanticen que el ciclo de vida de los productos pase de desechable a renovable, es algo a lo que los consumidores ya nos encontramos adoptando.

Alquilar vs Comprar

Otra tendencia macro que está comenzando a impactar fuerte es la de alquilar en lugar de adquirir. Cada vez más encontramos plataformas como “Rent The Runway”, el Netflix de la moda en USA, que nos permiten ser dueños de prendas por un alquiler o suscripción mensual. No solo items de lujo, también hay marcas Premium y de diseño de autor. El concepto es no invertir para siempre en una prenda que solo vamos a llevar puesta un par de veces en la era de Instagram. Usar y devolver para que otro la disfrute: sustentable y en cierto modo hasta cooperativo.

Claro que ustedes se preguntarán cosas más concretas, como qué tendencias en moda van a ser las más fuertes y qué colores se van a usar. Acá vamos:

Neo mint, el color del verano ’20

Ya lo habíamos anticipado en otro artículo: este tono fresco y oxigenante que armoniza la ciencia y la tecnología con la naturaleza, va a ser furor en el verano. Es tecnológicamente y futurísticamente cool, pero también se conecta con la vida vegetal. Nace con la nueva década y desde la perspectiva de la moda, neo mint encarna la tendencia cada vez mayor hacia las tonalidades de género neutro. También combina de forma maravillosa con los nuevos neutros que vamos a empezar a ver: rosas empolvados, blancos perlados, iridiscencias. Mucho brillo y efecto espejo.

El hogar como multisistema

Estos colores vienen de la mano de una de las macro tendencias más fuertes para las próximas temporadas: “comodidad estudiada”. Cada vez pasamos más tiempo dentro de nuestras casas, y la moda como reflejo comienza a adaptarse a ello.

Los consumidores buscamos cada vez más materiales suaves, envolventes y de tacto agradable. Así es como estos colores calmos acompañan formas que envuelven nuestro cuerpo y nos permiten una doble función, la de llevarlos tanto en lo público como en lo privado. Un ejemplo cercano de esta tendencia, es el vestido de Louis Vuitton capitoneado que llevó Selena Gomez recientemente en Cannes: blanco perlado, capitoneado estilo colcha de cama y styling de ballerina. Parece raro si lo leemos todo junto, pero Selena ya nos demostró que funciona.

La vuelta del gris y la nueva sastrería

Hablando de neutros, quien hace su regreso triunfal luego de varias temporadas relegado, es el gris. Impulsado por el auge de la ropa formal y la elegancia que de a poco va volviendo a adoptar el streetwear, este color vuelve pisando fuerte.

En cuanto a la sastrería femenina, llegó para quedarse y cambia las formas volviéndose más femenina. Vamos a ver patrones clásicos intervenidos con cinturas ajustadas, colas largas y entallados más armónicos y amigables con el cuerpo femenino.

Los marrones llegaron para quedarse

Revisionados en tonos más ricos y en textiles más opulentos, los vamos a seguir viendo muy fuerte dentro de tendencias que revaloricen lo clásico, como en el clasicismo de estilo hípico de marcas como Burberry.

Acerca de esto último: rescatá los clásicos que tengas en tu placard y actualizalos con los accesorios de la temporada. Vuelven muy fuerte los pañuelos de inspiración Hermés, las gabardinas, los pantalones de montar ajustados y las camisas blancas. El otoño próximo va a ser regio, se lo prometemos.

Verdes y azules se imponen

Más arriba les contamos que el color del 2020 es un verde con matices celestes. Y no es casual. El neo mint es el nuevo millenial pink, y de su mano, verdes y azules hacen su regreso triunfal imponiéndose fuerte. Los acompañan naranjas un poco más cálidos que en las temporadas pasadas, y toques de azules con tinte violeta que más adelante van a tender al magenta.

Estamos viendo verde por todas partes y va a seguir así todo el verano y el próximo invierno. Vamos a poder apreciar este color tan amigable con la piel y tan rico en matices, en tonos que van desde el lima con marcado sentido digital, hasta los más oscuros e intensos, de inspiración natural, y que se llevan de maravilla con tejidos voluptuosos como el brocato y el terciopelo.

En cuanto a los azules, vamos a ver cómo el índigo comienza a quedarse a un lado y volvemos a los tonos deportivos más llamativos. También hay una creciente influencia del morado como ya indicamos más arriba, por lo que los azules van a comenzar lentamente a adquirir esos tintes.

Asimismo, vamos a ver cada vez más accesorios en celeste – azul cielo, un color que no estamos acostumbrados a ver en accesorios, pero que se impone poco a poco. Los celestes se llevan de maravilla con los marrones chocolate y con los neutros de los que hablamos más arriba, así que no nos va costar nada acostumbrarnos.

La nostalgia retro y el punk contrarrestan la tecnología

Mientras en tecnología nos adentramos cada vez más en el mundo de la robótica y la inteligencia artificial, en el universo de la moda lo retro va a dominar fuerte las tendencias por las próximas temporadas, así que no esperemos encontrar nada futurista o disruptivo en éste ámbito.

Toques trendy que van de la mano de lo alpino y del mundo del esquí, con tejidos en ochos y bordados artesanales. Junto con esta tendencia veremos el resurgimiento de lo local y lo hecho a mano, o al menos que parezca que lo es. Puntadas que se ven y parecen realizadas al azar, flecos y guardas folk, mezcla con plisados y brillos, clásico y conservador puede ser, ¿aburrido? Para nada.

En la era del posconsumismo y el do it yourself, era de rigor que el punk volviera. Los bordados, las tachas y los brillos asociados a este movimiento hacen un comeback progresivo, principalmente en accesorios, y Vivienne Westwood junto a su filosofía de no waste, vuelve a ser la abanderada eco de las nuevas generaciones.

En tejidos sobresalen las sedas, los cashmere, todo lo lujoso y lo confortable que da sensación de contemplación y belleza. Nuestro hogar va a ser el refugio de la próxima década y vestirnos ya no va a ser un acto para el exterior: querremos estar igual de arreglados puertas adentro. Comodidad y lujo parecen ser las consignas de la década que vamos a recibir ahora nomás, en un suspiro.

Y para cerrar, les dejamos un útlimo #Flurpick. Inviertan en metálicos tonos plata y agrisados: no se están yendo a ningún lado. Y recuerden que el gris vuelve con todo, aunque Armani diría que nunca se fue.

Como pueden ver, el seminario de WGSM no tuvo desperdicios, repasamos las tendencias del presente y lo que se viene más adelante. Ahora, solo basta ir incorporando las buenas nuevas y abrir bien los ojos cuando revisamos el baúl de la abuela o recorremos ferias vintage: la moda del futuro es un homenaje a la del pasado.

Artículo por Nieves Pereyra – Coach de estilo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba