Spreading Fashion Innovation, Captivating People

sex shop uruguay

La experiencia de ir a un sex shop por primera vez

en Lifestyle

Nuestro país ha sido pionero a nivel mundial en muchísimas áreas, despertando aplausos y críticas a partes iguales: marihuana legal, matrimonio igualitario, aborto seguro y gratuito, son algunos de los avances del último siglo. Y si vamos más atrás en el tiempo, Uruguay también fue uno de los primeros países del mundo (y el primero en América) en establecer el derecho a voto por parte de la mujer a nivel constitucional. Pero a pesar de todas esas reformas súper progresistas y avanzadas, nuestra sociedad en general sigue siendo bastante conservadora.

Artículo por Karen Fabregat

sex shop uruguay

Queremos seguir rompiendo mitos y trayendo a mesa de discusión temas no tan hablados en lo cotidiano, y por alguna razón eso nos vuelve a llevar al sexo. Así que en esta oportunidad, nos fuimos de recorrida por sex shops de la capital para contarles nuestra experiencia.

Para comenzar, debo contarles que esta era la primera vez que entraba en un sex shop y tenía en mi mente muchos prejuicios y estereotipos en los que continúo trabajando. Si les dijera que los rompí mentiría, porque uno no se saca estas cosas de la mente de una sola vez, hablamos de un proceso. Les confieso que me imaginaba un lugar lleno de cosas grotescas, algo lejano y poco accesible, casi que asqueroso. E incluso llegué a pensar que la persona detrás del mostrador podría llegar a tirarme onda (¿?). Será que estamos tan “curadas de espanto” que si hay un lugar seguro para que nos levanten, este es el sex shop porque hello, ¡entraste a buscar! ¿Se dan cuenta todas las cosas erróneas que pasaban por mi mente? Hasta yo me espanto y no puedo creer que pensara así, pero es la cruda verdad y quiero que esta experiencia les sirva sobre todo a esas chicas que -como yo- están llenas de prejuicios.

sex shop uruguay

Mi primera parada fue en la Boutique Erótica de Punta Carretas, junto con Agustina Fulgueiras, la sexóloga detrás de Psicología.Sexología a quien ya hemos recurrido en busca de ayuda profesional en otras oportunidades. Mi idea era que ella pudiera explicarme para qué fueron desarrollados cada uno de los productos y poder aprender de una fuente confiable. Para ser honesta -y sin menospreciar la sabiduría de Agus- no era necesario llevar una sexóloga conmigo porque el chico que atiende el local, Diego, estaba muy bien capacitado para atender todas mis dudas. O sea que ustedes pueden ir tranquilamente solas o con quién quieran, que va a poder ayudarlas y asesorarlas. La ventaja de tener a Agus conmigo es que aprendí a full.

Y aquí un problema tal vez generacional, ya me contarán ustedes si se animan, y es que la educación sexual de nuestro país es mínima, por no decir nula en algunos casos. Yo recuerdo un par de clases en biología en las que hablamos sobre los órganos reproductivos tanto femeninos como masculinos, la gestación embrionaria y después nos mandaron a hacer una carpeta sobre ITS. Me acuerdo de haberles pedido información a los papás de una amiga que son ginecólogos y obstetras, y me dieron un librito que explicaba muy bien este tema, pero esas clases eran sobre prevención y bastantes escuetas por cierto. Pobre profe, las risas y los chistes eran inmediatos, imposible aprender en ese contexto. Creo que si se normalizara más el sexo y no hubiera tanto tabú alrededor sería más sencillo todo.

sex shop uruguay

Pero volviendo un poco al temita en cuestión, ¿sabían que los primeros vibradores se desarrollaron y utilizaron en 1870? Antes de esa fecha incluso se utilizaban distintas técnicas para tratar la histeria, una supuesta enfermedad que aquejaba solo a mujeres y provocaba distintos síntomas, entre ellos la “tendencia a causar problemas” (estamos todos locos o ke?). Resulta que este nombre deriva de la palabra en griego para referirse al útero: Hystera. Y es que la leyenda decía que el útero deambulaba por el cuerpo de las mujeres y cuando se alojaba en el pecho causaba problemas. El remedio para aquella “enfermedad” que aquejaba principalmente a vírgenes, monjas, viudas y algunas mujeres casadas, dependía de la época. En la era medieval, si eras soltera te tenías que casar, si eras casada tenías que tener relaciones sexuales con tu esposo, y en último caso, unos masajes en los genitales por parte de una comadrona (una amiga muy cercana).

sex shop uruguay

Un poco más avanzados, esos masajes los podían hacer los médicos, pero hacia 1870, cansados de acalambrarse mientras intentaban que las mujeres tuvieran el “paroxismo histérico” -que no era otra cosa que un orgasmo-, desarrollaron el primer vibrador manual, y tres años después llegó el primero electromagnético. Pese a que los médicos reconocían que esta “enfermedad” era provocada por la insatisfacción sexual, se negaban a admitir el propósito sexual de los vibradores: no es placer, es un remedio a una enfermedad. A pesar de todo esto, para fines del siglo XIX, los vibradores ya estaban en los catálogos de electrodomésticos domésticos y salieron mucho antes incluso que por ejemplo la aspiradora o la plancha. Así que las mujeres ya utilizábamos vibradores para satisfacción sexual desde épocas súper lejanas, aunque todavía continuamos sin hablar con libertad de estos temas y cuando lo hacemos sentimos un tanto de vergüenza.

sex shop uruguay

Investigando un poco más, encontré que el primer sex shop fue creado por una mujer, una piloto alemana que detectó la necesidad de las inmigrantes que vivían en la misma comunidad de refugiados que ella, de no procrear. Entonces, en 1945, publicó un catálogo llamado “Schriftx” en el que hablaba sobre métodos anticonceptivos naturales como aprender a utilizar un calendario menstrual. Sí, ahora sabemos que no es de lo más eficiente pero en aquel momento era accesible, ¡y al año de comenzar había vendido veinte mil ejemplares! Unos veinte años después, muy segura de que estaba cubriendo una necesidad, inauguró el primer sex shop del mundo bajo el nombre, casa especializada para higiene marital. La creadora recibió muchas críticas y debió enfrentarse a numerosos juicios legales acusada de “incitar a la inmoralidad”, aunque para 1999 estaba instalada su novedad en toda Europa y otros continentes.

sex shop uruguay
Breathe Ushe
sex shop uruguay
Sex shop de Beathe Ushe en los años 90

Si trasladamos esa respuesta a los días que corren, ¿no les parece loco que aún se vea de cierta forma “inmoral” el querer explorar nuestra sexualidad? ¿Por qué como sociedad nos martirizamos alrededor del placer en lugar de permitirnos disfrutar? A lo largo de la historia, hemos atravesado períodos de mayor o menor aceptación en torno a la sexualidad, y actualmente, gracias a las nuevas generaciones que curiosean y tienen la tecnología al alcance de la mano, la información es mayor aunque no la obtienen de los canales que deberían sino a través de Internet.

Desde Flur, queremos expandir sus opciones, llevar la bandera de la libertad y la diversión bien alta. Y por eso hicimos una selección de sex toys, pensando en todos los niveles de expertise. Para que vayan entendiendo qué tan grande es el universo de los sex toys, existen hasta ¡piezas coleccionables! Alrededor del mundo, podemos encontrar atracciones turísticas como el Museo del Sexo, en Alemania y New York; los sex shops ecológicos en Japón; y un local de cinco pisos de alto en China, con todo lo que se les pueda ocurrir.

sex shop uruguay
Museo del Sexo NY

Aunque en Uruguay tenemos que contentarnos con tiendas tradicionales, el crecimiento es progresivo y cada vez hay más propuestas online y tiendas físicas en casi en todos los barrios. Lo que nos dice que a pesar de todo, muchas personas consumen. De hecho, hay horas “pico” luego de las 18 hs., y como la mayoría de los locales son relativamente chicos, mi recomendación es que vayan a media tarde o temprano en la mañana para así poder comprar tranquilas y con el asesoramiento que necesiten. Otra de las cosas que nos enteramos sobre el mercado uruguayo es que el producto de “iniciación”, digamos, son los lubricantes. Existen de distintos tipos, y si bien recomendamos los de base siliconada, recuerden que no son recomendables cuando usamos preservativo; en ese caso, vayan por uno de base acuosa.

sex shop uruguay
M’s Pop Life, el sex shop más grande del mundo en Tokyo

Así como existen gustos en otras cuestiones, también los hay en el sexo. Y una de esas variantes es el sadomasoquismo, en el que contrariamente a lo que se cree a nivel popular la confianza entre las dos personas tiene que ser máxima, y un NO es NO. En estas prácticas, existen dos roles marcados: uno es dominante y otro dominado, las opciones de juguetes son mucho más “fuertes”, y por lo general, si no se utilizan con alguien que sepa pueden resultar peligrosos, aunque hay estimuladores que quienes no estamos en la práctica podemos usar, como por ejemplo los cubre ojos, esposas o látigos. Estos accesorios juegan con otros sentidos para incrementar sensaciones diferentes al limitarse la vista o perder la movilidad de los brazos quedando a merced de nuestra pareja, lo que  puede ser muy excitante para ambos. Existen látigos que tienen doble función, la tradicional y también se pueden usar para generar cosquillas con las tiras sobre la piel sin hacer presión. Si bien todo se puede usar en pareja, algunos están diseñados específicamente para ello, como los que estimulan el clítoris y el pene al mismo tiempo. O los anillos, que van en la base del pene y cumplen la misma función que el anterior.

sex shop uruguay

Incluso, los dilatadores anales -que por si alguien no sabe qué son, tienen la función de dilatar el ano para recibir sexo anal mediante penetración- se pueden utilizar tanto en mujeres como en hombres. De hecho, algunos vienen diseñados con una curvatura especial para estimular indirectamente la próstata, y con diseños que no evocan un pene, ya que muchos hombres se niegan a experimentar con la penetración anal por relacionarlo a una práctica homosexual. Y como estamos en la era de la tecnología, ¡ésta también aplica al sexo! ¿Sabían que hay estimuladores a distancia? La cosa es así, ¿vos estás en América y él en Europa y se mueren de ganas de tener sexo? Bueno, se bajan la app y él controla a través del teléfono el vibrador que va en la vagina. ¡Increíble! Las relaciones a larga distancia tienen un nuevo aliado. Además de todas estas opciones, incluso los dildos -o más conocidos como consoladores-se pueden usar en pareja siempre que a ambos les guste la idea. Recuerden que esto se trata de explorar y sobre todo de disfrutar juntos. Aunque claro, también se puede jugar en solitario.

sex shop uruguay
Vick, masajeador de próstata a control remoto

El cine y la televisión han ayudado mucho en materia sexual, pero también la han perjudicado comunicando erróneamente. ¿A qué me refiero? Para irnos a un clásico del último tiempo, Cincuenta sombras de Grey tiene muchos errores, uno de ellos la utilización de las bolas que le introduce Grey a Anastasia, antes de irse a una fiesta, haciendo que quede excitada por todo el rato. Esas bolas se utilizan para realizar los llamados ejercicios de Kegel, para quienes no están familiarizados, unos ejercicios que se hacen para fortalecer los músculos de la vagina.

sex shop uruguay
Bolas de Kegel

Este doctor de apellido Kegel, las desarrolló para tratar la incontinencia en sus pacientes, y hoy sabemos que también son buenas como ejercicio pre y post parto. Pero uno no anda por la vida excitado cuando las utiliza, de hecho, se puede nadar y hacer actividades con normalidad. Estas esferas tienen un peso determinado y se utilizan en series de determinada cantidad de minutos, dependiendo cuánto hace que las utilizás y para qué. También hay “herramientas” pensadas para los hombres como las bombas de vacío, que a diferencia de lo que popularmente se cree, no agrandan ni alargan el pene, sino que mediante el vacío que se genera hacen que mejore la erección enviando más sangre a la zona genital. Están pensadas para por ejemplo los diabéticos y aquellos con problemas de erecciones, ya que ayuda sin consecuencias adversas como puede tener la famosa pastillita azul.

sex shop uruguay
Succionador, el capuchón va sobre el clitoris y mediante una succión delicada lo estimula.

Además de los sex shop físicos y aquellos que tienen tienda online, existen otras opciones para acercarse y explorar la sexualidad. Una de ella es el servicio de La Maleta Roja, un emprendimiento que surge de la necesidad de una española de ponerle pasión a su matrimonio. Ella anduvo por distintos sex shop y como no encontró lo que buscaba, creó esta marca que cuida mucho los productos que ofrece, y en lugar de ir a ella, ella viene a vos. Yo la conocí en la despedida de soltera de una amiga: una sexóloga lleva una valija roja llena de juguetes de todo tipo, y te va explicando sobre ellos y cómo utilizarlos correctamente.

sex shop uruguay
Tammy, anillo clitorial para doble estimulación en pareja

Otra opción puede ser acudir a una clínica. Nuestra sexóloga de cabecera Agus comercializa en su clínica la exclusiva marca estadounidenses Svakom, que ha ganado varios reconocimientos y premios internacionales por su diseño y tecnología. Si les copa la idea, podemos ir a su clínica y ver por dentro lo que hace en una clínica sexual. ¿No les da curiosidad?

sex shop uruguay
Nymph, vibrador de “dedos” que estimula el clítoris de manera delicada.
sex shop uruguay
Paddy, masajeador anal mediante vibración

Como pueden ver en nuestro país tenemos varias opciones para desarrollar y explorar nuestra sexualidad. No sientan vergüenza ni tengan miedo, aunque nos han dicho lo contrario durante años, el sexo no solo es normal sino que es necesario y hermoso. En las stories de Instagram, les vamos a dejar unos videítos que grabamos en uno de los sex shop para que vean más sobre los productos y la experiencia de estar dentro. ¡Recomendamos!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba