Spreading Fashion Innovation, Captivating People

mujeres hablemos de sexo

Mujeres: let’s talk about sex

en Arte y diseño

Desde Flur, creamos un espacio de preguntas para que anónimamente nos hicieran llegar sus dudas en relación a sexología. Y es que a veces -aunque parezca híper retrógrado- hay temas que continúan siendo un poco tabú. Las amigas suelen ser nuestras fieles compañeras para charlar sobre sexo, pero la realidad es que hay temas súper importantes que deben ser abordados por un profesional. Así que nosotras nos encargamos de hacerles llegar sus dudas, y ¡aquí las respuestas!

mujeres hablemos de sexo

Agustina Fulgueiras es psicóloga y sexóloga clínica, está realizando una maestría en psicoterapia en adultos, parejas y familia con un enfoque cognitivo-conductual y sistémico, ya que cree que en el área debe estar siempre en constante aprendizaje. A principios de año, decidió hacerse una cuenta en Instagram para compartir información sobre el comportamiento humano en relación al sexo, y vio cómo rápidamente crecía en seguidores y le llegaban muchas preguntas. “Mi intención es concientizar sobre su importancia en nuestras vidas, romper con ciertas creencias falsas y prejuicios que a veces tenemos”, dice. Nos cuenta que principalmente los jóvenes son quienes más demandan información sobre educación sexual: “creo que el conocimiento sexual nos hace libres y tenemos un debe en la materia hacia nuestra sociedad”.

mujeres hablemos de sexo

Cuando planteé el tema de este artículo en la reunión de contenidos de la revista, lo hice porque siento que los uruguayos no hablamos de sexo. Creo que no es que no nos interese, sino que nos da vergüenza hablarlo. Le comenté esta sensación a Agustina, quien estuvo de acuerdo conmigo, y agregó que si bien no es en todos los casos, ha visto cómo la vergüenza y hasta el miedo que podemos sentir las mujeres de hablar sobre el tema, es hacia nuestras parejas y no tanto hacia nuestro grupo de confianza. No siempre es solo vergüenza de hablar, muchas veces el problema es que no sabemos realmente lo que queremos. Sin embargo, podemos plantear situaciones o preguntas con todo lujo de detalles a nuestras amigas, algo que según nuestra experta, es mucho más difícil que suceda entre los hombres: “si bien en general es más común que los varones hablen de las relaciones sexuales y la masturbación, lo hacen desde una forma mucho más superficial sin entrar en preocupaciones o inquietudes, como puede ser la disfunción eréctil o la eyaculación precoz, o la imposibilidad de la pareja en llegar al orgasmo. Son muy pocos los varones que hablan entre ellos sobre estas cuestiones”.

mujeres hablemos de sexo

Lo cierto es que hay cuestiones que no hablamos ni con nuestro propio círculo íntimo y es hora de empezar a soltarse, entender y evolucionar en lo que respecta a nuestro conocimiento erótico y saber sexual. Comencemos por el principio:

¿Qué sería tener una vida sexual saludable?

Una vida sexual saludable es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia. El desarrollo pleno de la sexualidad depende de la satisfacción de necesidades humanas básicas: deseo de contacto, intimidad, expresión emocional, placer, ternura y amor.

Si bien en general es más común que los varones hablen de las relaciones sexuales y la masturbación, lo hacen desde una forma mucho más superficial sin entrar en preocupaciones o inquietudes.

¿Nos podrías dar algún consejo para romper la rutina y tener una vida sexual activa?

Para romper la rutina hay que animarse a integrar prácticas sexuales nuevas a nuestra vida. Puede ser algo muy sencillo como realizar otra posición sexual o cambiar de contexto. Integrar juguetes sexuales también puede ser muy bueno, ya que aumenta las posibilidades de estimulación y permite cambio de roles. Es importante comer y dormir bien, para estar saludable, ya que esto va a influir en nuestra vida sexual.

mujeres hablemos de sexo

Si me cuesta ponerme en modo sexo, ¿qué puedo hacer para ayudar a la excitación? 

Por mucho tiempo se pensó que el deseo sexual en la mujer era previo a la excitación, hasta que Basson introdujo el modelo circular de la respuesta sexual femenina y todo tuvo más sentido. Esto quiere decir, que el deseo sexual puede estar al principio, pero también aparecer luego de la excitación. Es lo que llamamos deseo post excitatorio. Cuando no tenés ganas pero el estímulo es correcto y te excita, el deseo puede aparecer luego.  El deseo de la mujer es muy complejo, ya que hay múltiples variables que inciden en él y cada persona es diferente. En términos generales, para ponernos “modo sexo” y aumentar la excitación hay varias cosas fundamentales: primero, la autoaceptación del cuerpo, abandonarnos en la experiencia, estar en el aquí y ahora, y olvidarnos de cómo nos vemos. Por momentos, es importante poder ser un poco egoístas, es decir, no estar todo el tiempo intentando complacer a la otra persona y poder ocuparse más por tu disfrute.  Conocer qué te gusta, qué posiciones, qué juegos, qué caricias, es fundamental a la hora de la excitación. Recrear fantasías sexuales durante el sexo, así como agregar nuevos escenarios puede ser una herramienta muy útil para aumentar la excitación. Hoy, sabemos que mirar vídeos eróticos o pornográficos, o pensar voluntariamente fantasías sexuales antes de dormir aumenta el deseo.

Cuando no tenés ganas pero el estímulo es correcto y te excita, el deseo puede aparecer luego.

¿Cómo puedo conocer mejor mi clítoris?

Lo mejor para conocer nuestro clítoris es estando en un lugar tranquila donde puedas mirarte con un espejo la vulva,  recorrer cada parte incluido el clítoris. Una vez que lo localices, tocalo con cuidado. Podés observar que tiene un prepucio que protege el glande, al igual que en el pene. El glande es muy sensible por lo que para tocarlo directamente siempre es mejor lubricarlo, con la lubricación natural de la vagina o con lubricantes a base de agua. Podés hacer movimientos circulares o de arriba hacia abajo o izquierda a derecha con las yemas de los dedos. Lo mejor es tocarlo al inicio con el prepucio que lo protege, de lo contrario se puede irritar o la estimulación ser demasiada intensa. Pero no hay una regla de cómo estimularlo. Cada clítoris es único, por lo tanto la intensidad, frecuencia y duración de la estimulación va a depender de cada persona como también de cada momento.  Lo importante para conocerse es explorarse y tocarse, para saber qué te gusta y qué no.

mujeres hablemos de sexo

¿Por qué las mujeres se tienen que tocar para lograr un orgasmo?

No es la regla pero es la forma más sencilla de llegar al orgasmo para la mayoría de las mujeres. Responde a un factor evolutivo. Antes, el clítoris estaba dentro del canal de la vagina como en muchos otros animales, pero a medida que el hombre se irguió, el clítoris y la vagina se distanciaron, por lo que ahora es externo y por lo tanto es necesario estimularlo  durante las relaciones sexuales.

Mirar vídeos eróticos o pornográficos, o pensar voluntariamente fantasías sexuales antes de dormir aumenta el deseo.

¿Existe la eyaculación femenina? ¿Cómo identificarla?

Por un lado, se dice que la eyaculación femenina no existe, y por otro lado, se utiliza el término squirting como un sinónimo, ambas son incorrectas. Tanto la eyaculación femenina como el squirting son dos líquidos que la mujer liberta durante la excitación o el orgasmo, pero no son lo mismo.  La eyaculación femenina es la expulsión de un líquido mucho más acuoso que la lubricación vaginal, parecido a la eyaculación masculina pero sin los espermatozoides, proveniente de las glándulas de Skene o glándulas parauretrales. Estas glándulas también son conocidas como la próstata femenina, y el líquido se libera por el orificio de la uretra generalmente en el momento del orgasmo. El squirting en cambio, surge desde la vejiga urinaria y la cantidad en general es más abundante. Aún no hay muchos estudios, pero parece ser que es orina diluida y el líquido de las glándulas de Skene, ya que el placer intenso o prolongado impide que el agua se detenga en los riñones, por lo que no se absorben los residuos del cuerpo.

¿Cuáles son los mejores juguetes sexuales para comenzar? 

Para comenzar puede ser un vibrador para el clítoris. Pueden ser las “balitas vibradoras” o los succionadores de clítoris que están revolucionando la sexualidad. En el caso del pene, se pueden utilizar los anillos vibradores que pueden ayudar para mejorar y mantener la erección, y a su vez, gracias a la vibración se estimula el clítoris. Para usar juguetes sexuales es importante elegir los que sean hechos con materiales dermatológicamente testeados. A su vez, no deben compartirse con otras personas, en ese caso es fundamental utilizarlos con condón entre una persona y la otra. Hoy en día, la variedad es enorme. Como dije anteriormente, las balitas o anillos vibradores pueden ser la mejor opción para empezar. Después, qué tanto se quiera avanzar va a depender un poco de las preferencias de cada uno. En el caso de la estimulación anal, es recomendable comenzar con dilatadores pequeños hechos especialmente para el ano, ya que tienen una base que no permite que se introduzca por completo.

mujeres hablemos de sexo

 ¿Por qué si el ano es una zona erógena, no tiene lubricación propia como la vagina?

Para que una zona sea erógena no es necesario que se lubrique. Los senos, la boca, las orejas, el cuello, los hombros, testículos y nalgas también son zonas erógenas.

La eyaculación femenina es la expulsión de un líquido mucho más acuoso que la lubricación vaginal, parecido a la eyaculación masculina pero sin los espermatozoides.

 ¿Por qué algunos hombres pueden continuar con una erección después de eyacular y otros no?

En general, los varones presentan un periodo refractario o de resolución luego del orgasmo, es decir, un tiempo de descanso para volver a la erección. Pero en algunos casos este periodo no existe y se puede continuar con una erección. Algunos estudios concluyen que en estos casos, cuando se produce el orgasmo, la prolactina no aumenta. En los casos que existe el periodo refractario, se evidenció que la prolactina aumenta de manera significativa tras el primer orgasmo. Pero no todos los varones que no presentan período refractario pueden mantener la erección por mucho tiempo.

mujeres hablemos de sexo

 ¿Qué podemos hacer para que su orgasmo se retrase y no sea tan rápido?

La capacidad de los hombres para llegar al orgasmo por naturaleza es muy breve, lo que asegura la reproducción. Los varones que logran retrasarlo, es porque han aprendido a lograr un control eyaculatorio. Por lo que practicar la técnica “stop-star” puede ser una buena opción. Consiste en cortar la estimulación justo antes de eyacular, perder la erección por completo y volver a comenzar otra vez.

Hablemos del punto “G” en hombres ¿Cómo estimularlo y cómo se están animando cada vez más a estimularlo, siendo que para la mayoría era algo asociado a una práctica gay?

La penetración anal estimula indirectamente la próstata, generando así un orgasmo mucho más intenso del que ocurre a través del pene.  El punto “G” es la estimulación de la próstata, una glándula del tamaño y forma de una nuez, que produce el líquido seminal. Se puede estimular por dos formas. Una externa, a través de masaje o presión en el perineo (zona entre el ano y los testículos), y otra interna en el interior del recto (a unos 4-5 cm del ano, en la pared anterior hacia la vejiga). Al tocarla, se siente un pequeño bulto de un centímetro.

mujeres hablemos de sexo

Practicar la técnica “stop-star”: consiste en cortar la estimulación justo antes de eyacular, perder la erección por completo y volver a comenzar otra vez.

¿Podrías hablarnos desde tu lado psicóloga y sexóloga sobre esta nueva “moda” de las parejas de ser abiertas por una necesidad de tener relaciones con más personas?

Este tema de tener una pareja abierta trae a veces muchas dudas, porque son muchas las opciones.  Por un lado, están las relaciones que se limitan solo a lo sexual como los swingers, parejas que comparten parejas, los tríos u orgías. Por otro lado, están las relaciones poliamorosas, donde hay una relación sexual y amorosa de manera simultánea con varias personas. Personalmente, no lo veo como una “moda” sino más bien que muchas personas se han dado cuenta que no pueden sostener la monogamia y no creen que la exclusividad sexual y relacional sea necesaria para tener relaciones amorosas profundas y comprometidas. Sin embargo, no todos están preparados para este tipo de parejas, por eso es fundamental ver cómo nos sentimos, conocer qué queremos y no hacer esto por hacer sentir bien al otro.

Relacionado a lo anterior, ¿por qué cada vez más las personas son bisexuales?

No creo que cada vez haya más personas bisexuales, sino que nuestra sociedad poco a poco va aceptando cada vez más la diversidad sexual, por lo que es más “sencillo” que las personas se expresen con naturalidad. Kinsey ya lo había demostrado a mitad del siglo pasado que la gran mayoría de las personas no son 100% heterosexuales ni 100% homosexuales. La orientación sexual es un continuo en cada uno de sus polo, que a su vez puede variar con el tiempo.

mujeres hablemos de sexo

 ¿Cómo podemos encarar el tema del sexo con nuestros hijos adolescentes? ¿A qué edad deberíamos hablar de sexo con ellos?

Hoy en día los niños están expuestos a mucha información desde edades muy tempranas, a través de Internet y la televisión. Esto es un problema porque en la mayoría de los casos, lejos de informar, generan mitos y prejuicios entorno a la sexualidad. Por eso es fundamental que los padres se acerquen a hablar con sus hijos, aunque muchas veces no sea fácil. Es necesario pensar la educación sexual como una conversación continua a lo largo de la vida. Cuando los hijos no se animan a preguntar, y se ve algo en la televisión, por ejemplo, hay que romper el hielo para hablar y no esperar al momento perfecto. Es importante ser honesto y directo, a veces los padres no tienen las respuestas a todo o no saben cómo decirlo, por lo que en ese caso hay que ofrecerles ayuda para buscar respuestas. Desde niños es importante hablarles sobre las partes y los cambios del cuerpo, los cuidados, quiénes pueden tocarlos,  evitar los secretos si esto sucede. Cuando comienza la pubertad, expresarle con claridad lo que son los temas específicos, como las relaciones sexuales, el sexo oral, las ITS, el embarazo, pero también sobre los sentimientos, actitudes y valores. Es importante escuchar y ver el punto de vista de los hijos, no retarlos o asustarlos, sino entender qué les preocupa, a qué presiones y desafíos se ven implicados. Lo más importante de todo es fomentar el diálogo y demostrarles que está bien hablar del sexo. Cuando los hijos preguntan a los padres es un buen indicador de confianza. Los niños o adolescentes preguntan lo que están preparados para escuchar.

mujeres hablemos de sexo

Por suerte nos estamos animando a hablar, a preguntar, a buscar información, y sobretodo y más importante, nos estamos animando a ponernos primero. A querernos de tal forma que entendimos que para estar bien en pareja, necesitamos estar bien nosotras. Por eso, desde Flur quisimos acercar este espacio de intercambio para que podamos seguir caminando como mujeres libres, informadas y sanas, pero sobre todo felices.

Ya lo dijo nuestra experta: la información nos hace libres. Ya sea que estés soltera y disfrutes de sexo casual, o lleves en pareja un mes o un año, esperamos que estas preguntas te hayan dado más herramientas para llevar una vida sexual sana. Agradecemos a las lectoras que se animaron a preguntar y a la licenciada Agustina Fulgueiras por saciar nuestras dudas. ¡Nos encantaría escuchar sus comentarios! ¿Qué otras dudas tiene?

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba