Spreading Fashion Innovation, Captivating People

#DietaVeggie – Cómo incluir alimentos de origen vegetal con pequeñas acciones diarias

en Lifestyle

Hace muchos años el vegetarianismo y el veganismo vienen pisando fuerte en todo el mundo. Son muchas las personas que deciden cambiar sus hábitos e incorporar mayor cantidad de vegetales, frutas y legumbres para reducir el consumo de productos de derivado animal. Hoy, te contamos cómo hacer para implementarlo en tu propia rutina con pequeños cambios y alimentos que seguro conocés.

Articulo por Federica Perez @vegganliffe

Hoy, no hay quién no haya oído hablar de una dieta vegetariana o un estilo de vida vegano. Los animales, el medio ambiente o la búsqueda de una mejor calidad de vida son algunas de las razones que hacen que cada vez sean más los que adoptan estos cambios en su alimentación cotidiana. El vegetarianismo se basa en evitar cualquier tipo de carne animal incluidas las aves y los pescados, mientras que el veganismo es una postura política que implica descartar todos los derivados animales ya sea en la alimentación, la ropa, el mobiliario, el cuidado personal o cualquier producto de consumo. Vegetarianismo significa “completo, sano fresco y vivaz”, y no “el que sólo come vegetales”, como suele interpretarse.

A continuación, te brindamos algunas recetas a base de vegetales para que puedas incluir en tu alimentación diaria. Comenzar con este tipo de inclusiones, por lo menos una vez a la semana, es un muy buen punto de partida. Y también un cambio de hábitos que seguro te hará sentir mejor, ya que el vegetarianismo se asocia a la prevención de diversos problemas cardíacos, y reduce el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer, osteoporosis, y litiasis renal y biliar.

Tres recetas para comenzar con el cambio

Leche de avena

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de • Federica (@vegganliffe) el

Ingredientes: 1 taza de avena previamente activada (remojada durante una noche o mínimo 4 horas), 2 tazas de agua.

Procedimiento: Luego de haber activado la avena durante el tiempo correspondiente, le quitamos el agua de la activación y la llevamos a la procesadora o licuadora junto a las dos tazas de agua. Licuamos o procesamos unos minutos y luego procedemos a colar la leche. Para ello necesitamos una tela que permita el paso del líquido y retenga los restos de avena, una media limpia sin uso, o si tenés en casa una bolsa de tela para leches vegetales. Una vez que separamos la leche de lo sólido, la guardamos en la heladera en un recipiente de vidrio con tapa, preferentemente bollón o botella. Esta preparación dura de 2 a 3 días. Se recomienda endulzar la cantidad que vamos a consumir en el momento y no antes de ello. Rinde aproximadamente 500 ml de leche vegetal.

Muffins de té

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de • Federica (@vegganliffe) el

Ingredientes: 1 taza de té verde,  ¼ taza de cualquier aceite neutro, 4 cucharadas de chía, 6 de agua (para crear un “falso huevo”), ralladura de 2 limones, jJugo de ½ limón, 2 tazas y ½ de harina 0000, 1 taza de azúcar, 2 cucharadas de polvo de hornear

Procedimiento: el primer paso es mezclar todos los ingredientes secos, luego agregarles los líquidos e incorporar bien. Si consideramos que está muy espeso (más consistente que el punto letra) entonces podemos agregar unas cucharadas de agua. Luego, llevamos la mezcla a moldes de muffins completando las ¾ partes y los cocinamos aproximadamente 20 minutos a horno medio. Podemos bañarlos con glacé: azúcar impalpable y unas gotas de jugo de limón. La receta rinde 12 unidades.

Burritos integrales

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de • Federica (@vegganliffe) el

Ingredientes: 1 taza de harina integral (también se puede usar harina blanca, de garbanzos o la que más te guste),  ¾ tazas de agua,  1 cucharada de aceite de oliva,  1 cucharadita de sal (opcional).

Procedimiento: incorporar la harina, el aceite y la sal (si la incluyen en la receta), y por último el agua. Calentar un sartén con una gotita de aceite de oliva, cuando está bien caliente le agregamos la preparación hasta cubrir la base y dejamos unos minutos. Cuando los bordes se comienzan a levantar y el burrito tiene burbujas podemos darlo vuelta. Cuando del otro lado se despega totalmente, está listo. Se pueden rellenar con los vegetales, las legumbres o las salsas que desees. Rinde 4 unidades.

Nuestro alimento es nuestro combustible, lo que nos da la energía necesaria para poder realizar nuestras actividades diarias. Que sen de buena calidad, variado y adaptado a nuestro organismo y necesidades es de suma importancia. Tanto como acudir a una consulta nutricional si mantenemos los cambios alimenticios en el tiempo y los volvemos parte de nuestra rutina.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba