Spreading Fashion Innovation, Captivating People

50 años de Woodstock: la moda que nos dejó el mítico festival y que aún es tendencia

en Arte y diseño/Artists/Fotografía/Lifestyle/Moda/Tendencias

Hace 50 años, un par de amigos tuvieron la idea de organizar una serie de conciertos descontracturados en algún lugar al aire libre; y de esta manera proyectaron el Woodstock Music & Art Fair, 3 días de celebración en un pueblito alejado, previsto para aproximadamente 50.000 personas. Pero para sorpresa de todos hubo casi medio millón de asistentes, la comida se acabó en las primeras 24 horas, las rutas de acceso a la zona colapsaron, y los espectadores caminaron decenas de kilómetros y durmieron al aire libre, en el piso, con tal de ser parte de la escena. Es así que entre lluvia, barro, drogas, y las actuaciones legendarias de varios artistas, Woodstock fue todo un éxito, y se terminó convirtiendo en un momento icónico de la música popular de la época y de la contracultura de los años 60.

Pero Woodstock no fue solo relevante en términos musicales, políticos, sociales y medioambientales; sino que también marcó un antes y un después en la moda, aliada como símbolo de las ideologías propias del movimiento hippie, y hoy, medio siglo después, seguimos volviendo temporada tras temporada a revivir algunas de las tendencias que el festival nos dejó, y que inspiran no solo los outfits de otros festivales musicales, como Coachella, Lollapalooza, o Glastonbury, sino también de las pasarelas de distintas marcas de cualquier punto del planeta. Con motivo de sus cincuenta años, hoy les traemos un repaso por lo que este festival nos dejó en cuanto a moda, y algunos ejemplos que Magma y Pecarí tienen para ofrecernos en sus últimas colecciones para rockear estos estilos con un toque de actualidad; porque Woodstock y su autenticidad siempre estarán in- style. ¡Mirá!

Flecos y trenzados en cuero

El uso de prendas con flecos fue furor durante Woodstock, sin duda como una muestra apoyo y simpatía de la contracultura en favor de los nativos americanos, de quienes este tipo de vestimenta es típica, generalmente como decoración en sus prendas de cuero. Los accesorios en este material también destacaron, ya sea en zapatos o cintos, muchas veces en estilos trenzados, siguiendo la misma inspiración indígena, que sin duda ha servido como base de lo más representativo del estilo boho típico de los festivales hoy en día; y la imagen de Jimmy Hendrix, tocando una versión del himno estadounidense “The Star-Spangled Banner”, con su chaqueta de cuero con flecos, una bandana en la cabeza y jeans azules, es de las más icónicas no sólo de Woodstock sino también de esa época.

Suede Jacket MAGMA
Birkenstock MAGMA
Braid Belt PECARÍ
Saco Sotho Rapsodia
Chaleco bono Rapsodia
Sandalia Riviera Rapsodia

Estampado Tie-dye

Uno de los prints más populares esta temporada, el tie-dye, es de las modas más icónicas de Woodstock y la subcultura hippie; aunque si bien esta técnica tiene sus orígenes en Asia y África, su artesanalidad, colores vibrantes, y su textura de reminiscencias psicodélicas, están íntimamente ligadas a la estética típica de este festival – y al uso y abuso del LSD, sin dudas. En las últimas temporadas, este estampado lo pudimos ver en pasarelas tanto de alta costura como de las marcas más retail, en versiones de todo tipo y color, más intenso y también mas tranqui, pero sin duda inspirados en la cultura hippie de los años 60.

Conjunto jean MAGMA
Remera Batik
Remera Marquesina

Jeans azules

En los años 60, los jeans azules eran vistos casi como una forma de rebelión. En muchos lugares, como escuelas, cines y restaurantes, fueron incluso prohibidos, porque se consideraban demasiado informales, símbolo de la contracultura que amenazaba los valores típicos de la sociedad norteamericana. Justamente por ello, fueron de los principales símbolos de los jóvenes, y en Woodstock el denim fue casi el dress-code no oficial de mujeres y hombres, que lo vistieron en todas sus variedades posibles.

Chaqueta denim MAGMA
Jumpsuit MAGMA
Jacket MAGMA
Campera Gardenia Denim
Jean Amy Gardenia
Short Mark Denim

Flores

¿Flores? ¿En primavera? ¡Groundbreaking! Es verdad que Woodstock no fue en primavera sino en verano, pero las flores son tan representativas de este festival como de la estación a la que nos recuerdan, y sin dudas un emblema por excelencia del movimiento hippie, mano a mano con los lentes redondos a lo John Lennon y Janis Joplin, y los pantalones de pata ancha. Símbolo de nacimiento, de vida, de naturaleza y libertad, probablemente de allí deriva el  término ‘flower power’, utilizado entre los 60’s y los 70’s, en referencia a la no-violencia y la resistencia pasiva típica de la contracultura de aquella época. Ya sea en estampas, en apliques, en bordados, en diversos tamaños y en todo tipo de prendas, e incluso en coronas naturales, el motivo floral suele ser tendencia temporada tras temporada, adecuándose a la época y reinventándose año tras año sin perder su esencia.

Top nudo MAGMA
Pollera MAGMA
Vestido remerón MAGMA
Camisa Surveen Rapsodia

Sombreros, bandanas, y colgantes

Un sombrero o pañuelo para la cabeza sea quizá de las cosas más esenciales para un festival de varios días al aire libre, y Woodstock no fue la excepción a ello (aunque la lluvia haya arreciado por bastantes horas); los sombreros de todo tipo, desde el bucket- hat o de pescador que tanto es tendencia hoy en día, hasta el típico sombrero de ala ancha que reina todos los veranos (y que Jacquemus ha elevado a dimensiones inesperadas), fueron ítem clave de los asistentes a este festival y se lucieron como estrellas. Los pañuelos atados en la cabeza o en la frente, símbolo clásico del estilo hippie, no se quedaron atrás; pero los collares, pulseras, y anillos también tuvieron su momento, con toda clase de cuerdas, dijes, y sobre todo grandes piedras, mezclando estilos y siempre de a mucha cantidad, accesorizando toda clase de looks en un formato que se mantiene aún en vigencia.

Sombrero Unisex PECARÍ
Colgante Boho PECARÍ
Sombrero Soul Rapsodia

Tejidos

El crochet, tejido de punto, y macramé fueron otra de las tendencias que resultaron furor en la época de fines de los ’60. Ya sea en chalecos, vestidos, blusas, tops; usados con otras prendas, o usados solos, éstas técnicas representaban el espíritu artesanal y natural de la cultura hippie, además de la libertad y soltura necesarias para bailar toda la noche y todo el día. Pero además, los accesorios con textura tejidas en cualquier tipo de material, o con textiles de insipiración de diversas partes del mundo, en especial África y Asia, también comenzaron a apracer con fuerza, y en la actualidad continúan siendo protagonistas.

Bralette tejido MAGMA
Vestido un hombro MAGMA
Sandalia Tanger PECARÍ
Bolso Zahara PECARÍ

Maxi vestidos y prendas holgadas

Woodstock fue sin dudas cuna de los maxi vestidos veraniegos que vemos hoy en día, porque, ¿qué hay más libre, cómodo, y fresco que eso? Las prendas holgadas, tan diferentes a las que estaban de moda en las décadas anteriores, significaron una especie de liberación del cuerpo y despreocupación de las normas sociales, que era justamente la bandera de los asistentes a este festival, que buscaban una forma de vida diferente a la de las generaciones previas. Pantalones acampanados y blusas holgadas crearon un estilo unisex, ayudando a romper las barreras de género y dejando atrás la silueta ajustada del New Look femenino que tanto se celebró en la década de los 50. Además, la inspiración africana y asiática en la contracultura era típica en esta época, y por ello también las prendas tipo túnicas tuvieron su momento en Woodstock, símbolo de apertura tanto física como espiritual y cultural de quienes asistieron a estos tres días de paz y música, tal como proclamaba su slogan.

Abito MAGMA
Camisola MAGMA
Túnica MAGMA
Pantalón amplio MAGMA
Vestido Mandu Rapsodia

 

La moda de Woodstock fue y será la auténtica moda hippie,  la misma que hemos sabido adorar y también reírnos de ella; pero lo cierto es que fue mucho más que simple ropa: simbolizaba autoexpresión, libertad, apertura, rebeldía, unión. Simbolizó una época, la visión e ideales de una generación, como la paz y el amor, a los que aún aspiramos hoy en día, seguramente razón por la que seguimos revisitando estos estilos, y por la cual Woodstock sigue siendo el festival más memorable de la historia.

En el texto que acompañaba a sus icónicas fotografías del festival en la revista Life, el periodista Barry Farrell decía: “No creo que pudiese encontrar el camino de vuelta a lo que fue Woodstock, ni en el tiempo ni en el espacio. Sé el camino que lleva a la granja de Yasgur (donde sucedió) y dudo que olvide los días que pasé allí. Pero la experiencia implica tantas incongruencias y sorpresas y parece tan del futuro que es como una historia de platillos volantes, en la que te quedas atrapado en un bucle temporal y eres testigo de un universo maravilloso en una ciénaga extraña”. No se precisan más que esas palabras para imaginarnos, aunque sea un poco, lo que fue esta increíble y maravillosa experiencia.

Artículo por Sofía Dinello

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba