Spreading Fashion Innovation, Captivating People

mujercitas la pelicula

El retorno triunfal de las Mujercitas

Reparto estelar, la directora más cool de Hollywood, vestuario y fotografía impecables. ¿Qué podía salir mal al adaptar por tercera vez en cine el clásico de Louise May Alcott? Nada. Muy por el contrario, el entusiasmo generado por la peli traspasó la pantalla grande, agotando reediciones de la novela y generando tendencias en el mundo de la moda: ¿guillerminas y vestidos floreados? Bienvenidos a la fiebre global de Mujercitas.

Articulo por @nieves.pereyra

mujercitas la pelicula

Este año se cumplieron 25 años desde la última versión en pantalla grande del clásico de Louise May Alcott protagonizado por Winona Ryder, Christian Bale, Susan Sarandon, Kristen Dunst, Claire Danes, y dirigida por Gillian Armstrong. Esta fue la versión más reconocida de la historia, aunque tuvo una predecesora en 1933 de la mano de Katherine Hepburn como Jo March, y a lo largo de décadas hemos visto la obra reversionada en múltiples proyectos para televisión.

mujercitas la pelicula

Pero esto fue la Generación X y los treinta y pico (¡que levante la mano quién recuerde haberla visto en el cine!). Los millennials más jóvenes y los centennials, merecían una versión propia, con una mirada distinta, más aguda y adaptada a los tiempos que corren, que les permitiera acercarse a este clásico de 150 años. ¡Así que Greta Gerwig les cumplió el deseo! Para aquellos que desconozcan la historia de Alcott, la trama sigue las vidas de las hermanas Meg, Jo, Beth y Amy (de 16, 15, 13 y 12 años en el film, respectivamente) a medida que pasan de la adolescencia a la edad adulta en los años posteriores a la Guerra Civil de Estados Unidos. En esta versión de la directora de nuestra adorada película “Lady Bird”, la historia se centrará más en la vida adulta de las hermanas, después de que abandonen el hogar familiar, bajo el concepto de visibilizar lo que es para una mujer joven ingresar al mundo de los adultos.

No  es fácil adaptar una novela de corte formativo a la era del “Me Too” y Gerwig lo sabe. Todas las historias de iniciación, literarias o cinematográficas, suelen concluir cuando el o la protagonista entra en la vida adulta; pero en esta versión, la historia arranca al revés. La directora opta así por romper la estructura temporal lineal para introducir saltos en el tiempo que permitan entender mejor quién es cada personaje en función a cómo era en su infancia. Otro aporte de  Gerwig tiene que ver con la apertura de la historia a las otras hermanas March aparte de Jo. La aspirante a escritora sigue siendo la narradora y personaje central, pero Meg, Beth, y muy especialmente Amy,  ganan terreno en el relato. De esta forma, se contempla la diversidad de feminidades en formación, en un momento histórico en que además la identidad de la mujer comenzaba lentamente a moldearse  tanto dentro como fuera del espacio doméstico.

Y así, sin imaginarlo, gracias a una de las mejores pelis que vio el 2019 (en Uruguay la fecha de estreno está prevista para el 30 de enero), atendemos al resurgimiento febril siglo y medio después de una obra, y su recuperación de lo que le pertenece por mérito propio: el orgullo de leerla. Ya no más placer escondido para una novela  que de no haberse reeditado su versión sin censura, hoy día sería catalogada dentro del género “Young Adult” junto a las obras de John Green y Jojo Moyes, no como el clásico literario indiscutible  que es. Sí a exhibir que estamos leyendo “Mujercitas”, a subir la foto a nuestro feed,  a comentar qué edición tenemos, y a contar si es nuestra primera lectura o narrar cuándo fue la primera.

mujercitas la pelicula

Es  que durante  años, la etiqueta de novela sentimental, insustancial y “para chicas” ensombreció su espíritu revolucionario, independiente y reivindicativo de las mujeres, ya que la novela fue expurgada a partir de 1880 a pedido de los editores. Se quitaron capítulos considerados “impropios”, se suavizaron algunos pasajes y se revisaron otros para hacerlos acorde a su época. Había demasiado espíritu activista y avanzado para las mujeres, que necesitaba ser aplacado. Esta censura contribuyó a que la lectura de “Mujercitas” fuera subestimada hasta entrado el siglo XX. En español, por ejemplo, recién en el año 2004 se editó la versión original sin censura. Este  año, además, Editorial Lumen lanzó una edición conmemorativa con motivo de su aniversario 150, con prólogo de Patti Smith e  ilustrada por la finlandesa Riika Sormunen.

Tal es la fiebre por leer y releer “Mujercitas”, que en varias librerías importantes de Montevideo se quedaron sin esta versión en los días previos a Navidad. No es menor a este fenómeno que una activista feminista, y precursora de la lectura como Emma Watson, no solo sea una de las protagonistas de la peli, sino que haya sido el libro elegido de diciembre en su club de lectura en Goodreads: “Our Shared Self”.

¿Lo más copado de todo? Emma Watson/Meg March y las hadas de  @bookfairiesworldwide (ONG que reparte libros gratuitamente a nivel mundial,  dejándolos en espacios públicos y de la que Watson es embajadora), repartieron más de 2.000 ejemplares de la obra en 38 países, como parte de la campaña #LWBookFairies. Ahora, si creen que el furor de esta obra solo es cinematográfico y literario… Les contamos que no. Todo en el universo mujercitas es tendencia absoluta; desde la vuelta de los chalecos, a los sombreros de paja y las cintas en el pelo. Comer papas fritas de cadenas fast food también es tendencia, si no preguntenlé a la foto viralizada de nuestro sweetheart predilecto, Timotheé Chalamet, picoteando unas con Meryl Streep entre toma y toma del rodaje.

mujercitas la pelicula

El universo de la moda por su parte no iba a quedarse fuera de esta fascinación con el mundo de Alcott, y nada mejor que las mangas de gasa, las botas acordonadas y los vestidos floreados de cuello alto, al mejor estilo “civil war chic”, para convertir esta estética en  tendencia absoluta en EEUU e Inglaterra. Marcas como Molly Goddard, Batsheva, Loveshackfancy y Erdem, una de las preferidas de Kate Middleton, están en alza gracias a su estética similar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Molly Goddard (@mollygoddard) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Batsheva (@batshevadress) el

Vestir modesto está de moda, y gracias a la peli, si navegan hoy por la web van a encontrar cientos de artículos invitando a recrear el estilo del vestuario de alguna de las hermanas March, así como varios tableros de Pinterest dedicados al vestuario y la estética de la película. Porque más allá del texto, de la adaptación y de la identificación a nivel emocional que podamos sentir con los personajes, el vestuario de Jacqueline Durran, ganadora del Oscar por Anna Karenina, es simplemente magnifico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loveshackfancy ? (@loveshackfancy) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ERDEM (@erdem) el

Paletas de colores individuales y coherentes a la psicología de cada personaje, flores por doquier  y algunos modelitos, principalmente en Amy, que producen hiperventilación: No se necesita nada más para que el vestido campesino sea nuestro ítem de deseo éste próximo otoño-invierno.  Y ya que estamos, les adelantamos también que organizar picnics con tus amigas al mejor estilo #Mujercitas es un must absoluto, así que si quieren aprovechar el verano para volverse instagrammers famosas ya saben: vestido campesino, mantel y canasta. #DeNada

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MIRANDA MAKAROFF (@mirandamakaroff) el

Los últimos días de 2019, luego del estreno, resonaron las voces de grandes escritoras y mujeres intelectuales para quienes “Mujercitas” fue o es una inspiración: Carson McCullers, Marcela Serrano, Simone de Beauvoir o nuestra adorada Patti Smith, quien da comienzo al prólogo contándonos: «Ningún libro me sirvió mejor como guía, cuando empecé a recorrer mi camino de juventud, que Mujercitas.» Esto hace que hoy día la obra de Louisa May Alcott brille más fuerte que nunca, iluminando su espíritu revolucionario, activista y formativo para todas aquellas personas que estén en busca de  libertad, igualdad  e  identidad. Y esperamos que siga siendo así por otros 150 años más.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Editorial Lumen (@editorial_lumen) el

Cuentennos si están leyendo el libro y/o  si van a ir a ver la peli. Nosotras tuvimos la suerte de verla en función de prensa. Y les adelantamos sin exagerar, que es lo máximo. Recomendamos fervorosamente que no se la pierdan.

2 Comments

  1. Acá estoy, re-leyendo “Mujercitas” por tu culpa, los leí de niña, y nunca se me hubiera ocurrido volverlos a leer si no fuera por tu recomendación. Gracias! No encontré esta versión nueva. Ahora, para vestiditos campesinos no estoy, para picnics, siempre!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba