Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Maridamos:  La vida con el vino 😏🍷(parte 1) 

en Arte y diseño/Instagram

Tal vez sea que las nuevas generaciones están tomando el mando de las bodegas e impulsando cambios logrando captar la atención de un consumidor más joven, o quizás nosotros, la generación “joven” está entrando en una edad en la que prefiere el vino a otras bebidas, ¿o una combinación de ambas? Desmitifiquemos que tomar vino es algo para algunos iluminados y que requiere ser un snob para apreciarlo!

Nada más lejos de la realidad, si bien amamos que existan quienes se instruyen y aprenden sobre su magia -yo no paro de leer y aprender, hello nerd- no todos tienen por qué aprender, y aplaudimos todas las elecciones. Si bien existe una jerga técnica, que puede hacer sonar complejo al vino, beberlo por el contrario es lo más sencillo y placentero, y eso es lo que han traído esas nuevas generaciones al vino de hoy.

Art. por Karen Fabregat 

Nuestro país tiene una tradición vitivinícola muy antigua y arraigada en las raíces inmigrantes de su población. Casi todas las bodegas actuales, vienen de familia de Italiano o Españoles llegados en los períodos de entreguerras, y es gracias al trabajo de sus ancestros es que estas mismas bodegas están en pié. Trabajar la viña no es cosa fácil, pero la pasión es un ingrediente que tienen todos estos emprendimientos y es posible que sean el combustible que los impulsa a seguir, en épocas dudosas, como las que estamos viviendo hoy. 

Una palabra super común a la hora de hablar de vinos es Maridar, que significa buscar una combinación de sabores gastronómicos que permitan destacar tanto el vino como el plato que se está consumiendo, una opción en la que ambos vayan bien juntos. Así es que quisimos llevar ese concepto de cosas que vayan bien juntas, a otros ámbitos de la vida, no solo al comer. Por eso les armamos una guía de actividades que maridar con vinos uruguayos.  

Leer

En estas épocas de confinamiento, una de las actividades que más estoy disfrutando -cuando la facultad me lo permite- es leer un buen libro, por lo general una novela. Ya sea que sos de los amantes del papel, -nada como sentir su aroma y la textura del papel en tus manos- o preferís la practicidad de un Kindle, sin duda lo vas a disfrutar más con una copa de Marselan de Quinta Santero. Marselan es una cepa que se ha puesto de moda en los últimos años, y la bodega ostenta orgullosa el ser de los primeros en que la vinifica. Este ejemplar es simplemente una delicia, fácil de beber y aromático – tiene pasaje por roble- es perfecto para  acompañar las historias que nos permiten viajar, justo cuando viajar es lo que no podemos hacer en el mundo físico. Los libros expanden la mente, y Quinta Santero expande nuestros sentidos.

Para quienes no conocen esta bodega, Quinta Santero Vino Cultura tiene una historia arraigada en los inmigrantes. Una familia de Españoles y otra de Italianos, que se unen gracias al amor. Dimar Santero y Mary Tejera eran vecinos, y luego de casarse, comenzaron a trabajar en la bodega que era de Cristobal Tejera, la misma que hoy lleva adelante su bisnieta Ana Ines, cuarta generación.

La bodega, ubicada en la localidad de Sauce en Canelones, pasó por etapas decisivas y la última de ellas, llevó a Ana Inés, quien es Licenciada en Comunicación y Gestión Cultural a unirse a su padre para continuar el legado familiar. Lo que me cuenta Ana Inés es que no fue algo forzado por la familia, sino una decisión super personal. Estando ella tan vinculada al arte, no es loco pensar que la bodega también se vincule, más allá del cliché – que es real, por cierto- que dice que el vino es todo un arte, tanto ella como su padre siempre rondaron el ámbito por lo que llevaron el vino allí. Uno de los últimos cambios que hicieron es la incorporación de etiquetas ilustradas por artistas. Una bodega que es arriesgada desde los viñedos, con cepas como la alemana Gewürztraminer, la Italiana Trebbiano Toscano y muchas otras, crean una línea super joven: Zenit, compuesta de frizzantes con pulpa de fruta que gritan verano, y son todo un éxito.  

Cocinar

Algo que sin lugar a dudas todos hemos hecho en estos días es cocinar. Los que amamos la cocina hemos tenido tiempo para explorar nuevas recetas y los que no la conocían han tenido la oportunidad de amigarse con ella, y probar cosas nuevas. Personalmente, amo cocinar porque me despeja si no puedo parar mi mente, -ponerme un delantal es un must, sino termino con la ropa toda manchada, no juzguen- y comenzar a mezclar ingredientes me calma enseguida. Por eso, a la hora de elegir un vino que me acompañe en la cocina no pude evitar ir por una de mis cepas favoritas, el Chardonnay.

carrau

Tomar una copa de Chardonnay para mí es como estar sentado en un soleado día de otoño, en el que el sol nos calienta la espalda y las hojas de los árboles se van tornando amarillas y doradas, mientras una fresca brisa nos despeina. Chardonnay es una cepa originaria de Francia, pero que dada su popularidad se planta en distintas partes del mundo. Desde Europa hasta Australia, pasando por Sudáfrica, y distintos países de América. Se puede encontrar Chardonnay en blends, o en vinos cien por ciento varietales. Y en distintos estilos de vino, desde sparkling wines, hasta reservas, o en sus versiones más frescas. Los aromas más comunes son a frutos de pulpa blanca como ananá, pero depende de cómo se hayan hecho, también se puede sentir aroma a manteca o vainilla.  En la copa, el Chardonnay de Bodegas Carrau es delicado y con presencia, lo que lo hace ideal para tomarlo solo, mientras preparas la cena, o para maridar con distintos platos. Somos fan de arriesgar y probar, así que no se limiten y exploren sus gustos y el paladar! Pst si quieren ideas acá te dejo el recetario que armó el FlurTeam. 

Baño de inmersión

Sin discusión, de las cosas que más estamos disfrutando estos días es tener tiempo para nosotros. Un momento en que el disfrute es lo principal, donde relajarse es el cometido, y mientras escribo esto la escena se desarrolla en mi mente: Una bañera calentita, con bombas de inmersión aromáticas, tal vez unas velas para ambientar, la luz apagada y una copa de Dayman de bodega H. Stagnari en la mano. Para un momento así, en el que los aromas florales nos invaden y necesitamos algo aterciopelado, los taninos de este Tannat hacen el match perfecto. Como buen campeón mundial es perfecto para disfrutar así, solo, mientras dejamos todas las preocupaciones en el agua. Si quieren hacer el momento más perfecto aún, yo pondría una playlist con jazz de fondo. 

H. Stagnari La bodega del Tannat más premiado del mundo, está por cumplir 22 años, y sigue deslumbrando al mundo y a los uruguayos. Con la incorporación de la segunda generación trabajando en la bodega, se han vuelto en la búsqueda de llegar a los jóvenes y que elijan vino a la hora de beber. Recuerdo hace unos años en un Salón del Vino tuve la chance de hablar con Virginia Moreira, quien lleva adelante esta bodega junto con su esposo Héctor Stagnari, y me contó cómo fue su hijo quien desarrolló Blue, un vino azul como parte de su tesis de carrera.

Renzo Stagnari es Enólogo y lanzó hace poco su propia línea de vinos naturales que ya ganó premios internacionales! Pero, esta bodega que cosecha premios y medallas, se crea bajo esfuerzo y trabajo diario, y es la tenacidad y voluntad de sus directores lo que hace de ella el signo de calidad que es hoy. Investigando un poco, descubrí que uno de sus viñedos está ubicado en  Salto, en La Caballada. La misma zona en la que plantó allá por el 1800 Harriague las primeras vid de Tannat. Para los que no están tan interiorizados, Pascual Harriague fué quien introdujo desde Argentina las vides de Tannat que prosperaron en nuestras tierras. Resulta que el vino en América Latina vino con los colonos, pero antes de Harriague no había sido posible desarrollar vides sanas o vinificar sus uvas. De esta zona tan histórica provienen la mayoría de las uvas tintas de H. Stagnari y se transportan a la bodega de la familia en La Puebla, Canelones donde son luego de la magia, convertidas en el vino que elegimos beber. 

Organizar tus fotos de viajes

Dicen que los viajes se viven tres veces: al planearlos, al vivirlos y al recordarlos. Como no podemos hacer ni lo primero ni lo segundo, es una buena idea utilizar este tiempo para poner finalmente las fotos del último viaje en orden. Puede ser creando carpetas en la nube o la compu, o incluso imprimiendo algunas para alegrar las paredes de la casa. Algo que siempre ame son los álbumes de fotos, pongamoslo de moda, si? Ahora hay varias empresas que están imprimiendo y enviando a domicilio, algunas incluso en tamaño y estética estilo Polaroid, perfectas para pegar en agendas, cuadernos o armar un mini álbum (!)

Para una actividad tal, que requiere dejar volar nuestro lado más creativo y aventurero, recomendamos sirvas una copa del blend de Tannat de Dardanelli, un vino que tiene todas las bondades de la cepa Tannat y a su vez, es fácil de beber. Blend, no porque tenga otra cepa que no sea Tannat, sino porque se utilizan tres métodos diferentes de maceración en barrica para hacerlo.

Familia Dardanelli

El último lanzamiento de Familia Dardanelli fue su línea Cepas compuesto por este ejemplar de Tannat del que les hablo, y dos vinos más: un Marselán y un Sauvignon Blanc. Esta bodega tiene un lugar especial en mi corazón porque fue con la que me “inicié” con el Tannat y en el vino. Ya lo conté en otro artículo así que ahora, me voy a centrar en su historia. Como su nombre lo dice, es una bodega familiar que hoy en día tiene a la cuarta generación trabajando en ella. Constante Dardanelli llegó de Piamonte a nuestro país en 1912, y en 1949 fundó la bodega. Alba, tercera generación es la directora actual y trabaja junto a sus hijos. Esta bodega tiene una tradición de vino de mesa, y hace unos años ya, Eliana Comesaña (cuarta generación) convenció a Alba para llevar la marca hacia los vinos finos -gracias por el impulso Eliana!- y desde 2012 ingresaron en el mercado con productos de muy buena calidad, donde por ejemplo Constante Tannat fué elegido en la última visita de Tim Atkin (Master of Wines y periodista británico especializado) como el Tannat representativo de la zona de Las Violetas, lugar donde se encuentra la bodega y los viñedos de la familia. Su relación con las raíces familiares es tan fuerte, que los nombres de las líneas de sus vinos hacen homenaje a sus fundadores: Constante y Dino.

Reunión con tus amigas

Ya que no nos podemos juntar con amigas, es necesario seguir disfrutando de las charlas y las risas así que movimos las juntadas al mundo digital y hacemos: ¡Videollamadas! 

Los grupos de amigas son diversos, y a la vez tienen un balance perfecto. Por eso, en esta oportunidad te invito a que te vistas con lo que te haga sentir bien y te sirvas una copa del Petit Verdot de Bracco Bosca. Cepa que fue también una apuesta de Fabiana Bracco y su padre, hace unos años, cuando la plantaron.

Es una uva que por lo general, a nivel mundial se utiliza para blends, porque aporta estructura y rara vez o, son menos los casos en los que la encontramos así, 100% varietal. Si bien su origen es de la región de Bordeaux en Francia, y a pesar de que es considerada una cepa “minoritaria” crece en distintas partes del mundo, aunque según los expertos, en los climas cálidos es donde se desarrolla mejor para legar a ser un vino “de cuerpo”. En lo personal me gusta mucho, tiene estructura, pero a la vez es un vino aromático, con buena presencia de taninos y balance entre alcohol y acidez. Hablando con Fabiana, me contó que para lograrlo el 50% del vino pasa por barrica francesa de tostado fino durante seis meses, y el otro 50% lo hace en los tanques de cemento para así, obtener lo mejor de los dos mundos. Un vinazo que fué elegido como ganador del Oro en el concurso Vino sub 30, evento en el que los jóvenes menores de 30 años son el jurado que cata y puntúan los vinos. Es complejamente simple, como la amistad.

Bracco Bosca

Esta cuarentena de las mejores inversiones que podemos hacer es en buenos vinos, por suerte para nosotros nuestro país tiene ejemplares increíbles que están más que a la altura internacional, y la mayoría de las bodegas (todas las nombradas aquí) están con envíos a domicilio! Así que no hay excusas, pedí tu combo y contanos en qué momento del día disfrutas más una copa de vino. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba