Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Maridando vinos uruguayos – el placer de lo local

en Gastronomía/Instagram/Lifestyle

El vino es y ha sido parte de la vida cotidiana de los uruguayos desde siempre. ¿Quién no recuerda a su padre o abuelo tomando una copita al mediodía?  Ha estado presente en las reuniones familiares o con amigos -pensemos en el asado de los domingos- y de las celebraciones -el champagne o espumoso que descorchamos-. Tiene algo de democrático, no importa si es caro o de mesa, si es Champagne o el querido Medio y Medio, todos tienen la posibilidad de disfrutar de esta bebida de los dioses.

Tal vez muchos no seamos conscientes del arraigo que tiene con nuestra cultura esta bebida, pero a comienzos de siglo pasado, precisamente en 1905 nuestro país tenía quinientas cincuenta y nueve bodegas registradas y para 1910, seis mil cien hectáreas de vid. La vendimia se festejaba de manera espontánea en los viñedos y chacras desde 1883 y en 1945 se volvió una fiesta nacional (hasta con himno y todo!) 

Los obreros esperaban el almuerzo para poder tomarse una copita con la comida, las señoras de casa eran instruidas en el arte del maridaje para recibir invitados, y agasajarlos de la mejor manera posible. Cada vez se veía más el vino en diferentes ámbitos de la vida cotidiana, y en más mesas uruguayas. Si bien es claro que el vino que se bebía en aquellas épocas no es el mismo que tenemos al alcance hoy, el espíritu de las familias vitivinícolas se mantiene. De hecho, gracias a la apuesta por la industria que han hecho es que hoy podemos beber grandes vinos como los que les traemos en esta segunda parte de vinos uruguayos maridados con momentos.

Detox de Placard

Se está acercando poco a poco el invierno, el clima está cambiando y aunque seguimos disfrutando de algunos días de sol el otoño ya dijo presente. Cuando cambia el clima es sinónimo de cambiar también la temporada en el armario. 

limpieza de closet

Estando incluso en esta situación de cuasi encierro, es una buena oportunidad para tomarnos un día -o los que necesitemos- y enfrentarnos al ropero para sacar todo eso que ya no necesitamos más. Si algo me ha enseñado este período es, que podemos vivir con menos de lo que creemos, que acumulamos cosas que luego no usamos y que gastamos más de lo necesario en todo eso que queda desperdiciado por ahí. Antes de tentarte con compras online, hace un detox de placard y fijate qué es lo que realmente precisas, para luego sí aprovechar los descuentos y hacerte con esas prendas que te hacen falta. Lo que ya no necesites más, podés donarlo que siempre es bienvenido.  

Para esta tarea que requiere de coraje y fuerza de voluntad, les proponemos un vino que sin dudas está a la altura para acompañar la ocasión. Un vino elegante, audaz, casi tanto como su historia. Estamos hablando del Moscatel de Bracco Bosca, un vino que llegó para romper mitos, para mostrar las bondades de una vid cuando es tratada con amor desde el comienzo, pero más que nada, para mostrar la tenacidad de Fabiana Bracco, quien está detrás del proyecto.

Moscatel Bracco Bosca
Moscatel Bracco Bosca

La uva Moscatel es conocida en nuestro país por ser una uva de mesa, con el prestigio que eso implica. Cuando Fabiana tomó la dirección de la bodega, una de las primeras cosas que le propusieron fué eliminar el Moscatel del predio y reemplazarlo con otra cepa más “de moda”. Ella se fue al viñedo, a pensar en la decisión y se sentó frente a las hileras de vid de moscatel, y pese a todo pronóstico, se quedó con ellas. Contó que las conservó porque se trataba de una pieza de la historia de nuestra cultura vitivinícola, la Moscatel fue de las primeras uvas que ingresaron con los monjes, y sacarlas sería perder parte de esa historia, parte del ADN. Gracias a esa decisión, tenemos la oportunidad de conocer un vino blanco increíble, fresco, aromático, que sin dudas sorprende, y no sólo en Uruguay a nivel internacional es querido!  

Bracco Bosca

Bracco Bosca
Bracco Bosca

Es la bodega que como les venía adelantado dirige Fabiana Bracco, cuarta generación de amantes de las uvas que llegaron de la zona de Piamonte y se instalaron en la zona de Sosa Díaz, cerca de Atlántida en el departamento de Canelones. Su actual directora, estudió Relaciones Internacionales, ya que su sueño era viajar, y lo cumplió! Trabajando en el área comercial para otras bodegas pudo viajar 180 días por año y conocer más de 60 países. Es dueña de una energía arrolladora que contagia, igual que su simpatía y amor a la hora de hablar de sus vino y su historia. Fueron sus bisabuelos quienes compraron el predio que es hoy viñedo, y sus padres quienes crearon la bodega de la que hoy es directora y trabaja junto a su familia. Sus vinos llevan en la etiqueta un ombú, nombre que le dan a la línea también.

Bracco Bosca
Bracco Bosca

Esto se debe a que en el predio de la propiedad, vive un ejemplar, que guarda una historia, cargada de magia: Se dice que bajo sus raíces, se encuentra un tesoro en oro guardado de tiempos pasados, en que los antiguos dueños del predio, dueños de un almacén de ramos generales, desconfiados de los bancos, guardaron su fortuna  bajo el ombú. Cuando Fabiana era chica, un rayo cayó sobre el ombú -será que el oro realmente está ahí y eso atrajo al rayo 😱??- Otra muestra del empeño de Fabiana y su equipo por transmitir la historia de la bodega es que se entra a la sala de degustaciones por el Ombú! Sí, unos artistas pintaron la fachada de la bodega con una ilustración que hace alusión a la historia del ombú y la puerta quedó exactamente dentro de lo que sería el tronco del árbol. Recuerdo escuchar a Fabiana decir que el verdadero tesoro eran sus viñedos, y no podríamos estar más de acuerdo! 

Larga vida a la estufa a leña.

Nada grita más confort que una estufa a leña prendida en cuanto arrancan los fríos. Tal vez tenes la suerte de tener una en tu casa, o de irte los fines de semana para afuera donde haya una. La estufa a leña se vuelve el epicentro de casa en otoño/invierno, y todo sucede entorno a ella: conversaciones con amigos -en otros tiempos presenciales, ahora virtuales- lecturas placenteras, estudio -no tan placentero je-, hasta cocinamos ahí! cambiándola por una resguardada versión del parrillero en miniatura. Nada me gusta más que sentarme con los piés en el fueguito y una copa en mano. Así como evoluciona por ejemplo el clima, que nos lleva a un período de hibernación y retrospección para luego florecer hermosamente, es este vino que les queremos recomendar para acompañar sus momentos de estufa, ya que tuvo su tiempo para volverse majestuoso.

Merlot reserva Dardanelli
Merlot reserva Dardanelli

El Merlot Reserva de  Bodega Familia Dardanelli es lo que necesitan. Merlot es una de las cepas más conocida en el mundo. En nuestro país se da muy bien, permitiendo vinos de diferentes estilos y blends. Este Merlot tiene una estructura amigable, y un balance increíble, el pasaje por barrica termina de redondear -sí, se dice así- la estructura y nos regala un vino que va bien para acompañar distintas comidas, o para tomarlo solo, con el sonido del crepitar de la madera de fondo. 

Bailemos! Sí, aunque sea en el living.

Liberemos estrés y endorfinas de la felicidad y hagamos de cuenta que estamos en un boliche. Aunque esta opción es incluso mejor, ya que no tenemos que manejar o viajar en transporte mientras morimos de sueño a las 5 am, y una vez cansados vamos derechito a la cama sin escalas. Ahora,  ¿qué vino puede hacernos creer que estamos en un boliche? Zenit Frutos Rojos de la bodega Quinta Santero Vino Cultura. Este rosado que les queremos recomendar es además, un vino frizzante -osea, tiene burbujas- y pulpa de frutos rojos!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Quinta Santero / Vino cultura (@quintasantero.vinocultura) on

Fue una apuesta de la bodega para llegar a las generaciones más jóvenes. Zenit es el nombre de la línea y el primero que sacaron fue el de Maracuyá – que sigue siendo un éxito- y luego vino este que nosotros elegimos. Un vino rosado que se elabora a partir de Tannat y Merlot,  y se le adiciona pulpa de frutos rojos que van perfecto porque acompañan las cualidades aromáticas tanto del Merlot como del Tannat. Servitelo en una copa sin pie, decoralo con un poco de menta y movete con la música, desinhibite! Nadie te ve 😉 

¿Vos también ya escuchas al dj tocar? 

Hagamos un picnic, en el patio de casa. 

Disfrutemos los días de sol, el Otoño nos viene regalado días de calorcito que se pueden pasar con los piés en el pasto. Saquemos un mantel o una lona colorida, preparemos una picada variada que tenga quesos – nos encanta Los Tordos– si comes carnes podés incluir algunos fiambres variados y sino podés hacer paté o hummus, frutos secos y diferentes estilos de pan y frutas. Para una actividad clásica, les proponemos un clásico: Cabernet Sauvignon de Bodegas Carrau. 

Cabernet Sauvignon Carrau
Cabernet Sauvignon Carrau y picada Los Tordos

Esta cepa viene del cruzamiento del Cabernet Franc y el Sauvignon Blanc, originario de la zona de Bordeaux en Francia. En términos generales, da vinos de acidez media – media baja, altos taninos y con cuerpo. Pero todo depende de qué tipo de vino quiera hacer el enólogo. Se puede encontrar en  vinos rosados y tintos, que suelen ser intensos. Es una cepa popular, plantada en todo el mundo aproximadamente 288.773 hectáreas, para que se hagan una idea es apróximadamente cinco veces la superficie de montevideo 😱 

Bodegas Carrau

Si hay un nombre que se escucha cuando hablamos de vinos desde hace muchos años, es sin dudas Carrau. Una familia que tiene raíces en Cataluña y una tradición vitivinícola de más de 200 años, y que se instala en nuestro país en 1930 en la región de Colón, en Montevideo. Con el devenir del tiempo, la familia apuesta a la tecnología, ingresa entre otras cosas el método Champenois a nuestro país, y en 1976 adquieren la bodega Pablo Varzi fundada en 1887 para crear Bodegas Carrau y comenzar una nueva etapa tanto para la familia como para la industria en nuestro país. Pioneros en impulsar la exportación de los vinos uruguayos,  sus proyectos son declarados de interés nacional. En nuestros días, la familia continúa con el legado de sus ancestros, creando vinos de calidad superior. -Un dato, los primeros vinos Carrau ganaron premios desde 1888 😱- Entre las viñas que se encuentran en Las Violetas, tienen ejemplares de más de 90 años de las cepas Nebbiolo y Marzemino, prueba viviente de que los Carrau combinan a la perfección tradición e historia con tecnología de punta. 

Sillón + Peli + Vino

Ok, es un plan clásico si. Pero no por eso tiene que ser menos entretenido o disfrutable, a veces sólo necesitamos una dosis de confort para terminar un largo día. El universo del cine es amplio, se podría decir que seguramente hay una peli para cada gusto. El universo del vino es igualmente amplio y seguro hay un vino que está ahí esperando que lo descubras y que se vuelva tu confort wine. 

No es simple maridar cine y vino sin saber qué es lo que van a elegir mirar, pero como queremos que tengas la chance de disfrutar cualquiera sea la peli que elijas, nos tiramos al agua con un maridaje que te va a impresionar: Tannat Gran Guarda de Bodega H Stagnary un vino con 65% de Tannat y 35% de Cabernet Sauvignon provenientes de los viñedos de Salto (En el artículo anterior les hablamos sobre ellos).

Tannat Gran Guarda de Bodega H Stagnary

Es un vino que guarda lo mejor de los dos mundos, tiene un pasaje por barrica pero lo que se buscó con ello fue redondear y no dejar invadir por ella, tiene toda la estructura del Tannat con los aromas y la frescura del Cabernet. Gran Guarda porque además, es un ejemplar que cada año se pone mejor (siempre que lo guardamos en condiciones óptimas), con una relación calidad precio muy buena, no por nada se ha vuelto de los más vendidos.

Yo lo tomaría viendo un clásico romántico de los 90 de Norah Ephron como “Tienes un e-mail“, lo siento pero soy fan de Meg en los 90´💗🍷

No hay excusas para no probar un vino uruguayo. Tenemos la suerte de ser parte de este año histórico, que además por lo que escuchamos viene IN-CRE-I-BLE para nuestro vinos. La próxima vez que vayas al super, mirá hacia la góndola de lo nacional, y dejá por un rato a nuestros vecinos, que sí, también tienen tremendos vinos, pero volvámonos un poco más nacionalistas en estos períodos complicados y apoyemos más la industria nacional. En casa, una de mis amigas que es bastante fan de lo argentino ya me reconoció que descorchamos tremendos vinos de las mismas bodegas que les traemos en este artículo. Además, recuerden que están haciendo envíos! Hablan con los productores, los asesoran y les llevan el vino a la puerta de sus casas. 

Ustedes, ¿tienen algún favorito? ¿Con qué les gusta acompañar? 

Artículo por @Confesiones_de_una_millenial

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Gastronomía

Ir a Arriba