Spreading Fashion Innovation, Captivating People

tarot

#Tarot –  La experiencia del autoconocimiento de la mano de Lord of Abundance

en Lifestyle

¿Qué tan conscientes somos de lo que nos está sucediendo ahora, y de las repercusiones que nuestro pasado tiene en nuestro presente y porvenir? No hay dudas de que cada vez más, ya que como hemos hablado en otras ocasiones, está claro que las formas alternativas de conocimiento asociadas a la espiritualidad parecen haber renacido y son el boom de la actualidad; sobre todo para los más jóvenes, que nos animamos a probar herramientas que no necesariamente son nuevas pero sí, definitivamente, aun novedosas, rodeadas de un halo de misterio y curiosidad.

Artículo por Sofía Dinello

tarot

En esta búsqueda, hace ya un tiempo que en Flur decidimos explorar el interesante fenómeno del autoconocimiento, tan atractivo como atrapante; y así como en otras ocasiones experimentamos con los registros akáshicos y la astrología, esta vez quisimos adentrarnos en el mundo del Tarot y todo lo que hay por detrás. Para ello visitamos a Guille Groba, más conocido como Lord of Abundance, que nos abrió las puertas de su espacio para charlar de estas cuestiones, derribar algunos mitos, y hacernos un par de lecturas para averiguar cómo funciona esta herramienta de sabiduría milenaria y, ya de paso, ayudarnos a profundizar nuestro mundo particular. ¿Nos acompañan?

Tal vez la cuestión más básica sea la más importante para comenzar a entender todo esto, y es la pregunta: ¿qué es el Tarot en realidad? Porque, siendo honestos, todos tenemos una idea general, pero ¡no creo que muchos podamos dar una definición certera! Para Guille, el Tarot es una herramienta de traducción simbólica del contenido del inconsciente, que permite aclararnos y ver en perspectiva, organizando información latente con la asistencia de un tercero que nos guía en la interpretación de las imágenes, para actuar (o no) en consecuencia. “Una lectura de Tarot nos permite identificar los diferentes elementos que están influyendo en una determinada situación en nuestra realidad. Nos permite ordenar el mapa mental, ver externamente lo que nos está sucediendo a nivel interno, y así desde otra perspectiva entender nuestro presente con mayor claridad.”

Guille empezó leyendo registros akáshicos, pero fue en el Tarot donde encontró su sitio, ya que a través de las cartas siente una mayor certeza para cotejar la info, una base donde asentarse y sobre la cual poder trabajar con más comodidad. El mazo que utiliza, el Rider Waite, editado en Londres en 1910 por Arthur Waite e ilustrado por Pamela Colman Smith, es uno de los más populares, utilizado en el mundo entero por su significado y por sus ilustraciones intrincadas y llenas de simbolismos- ¡además de hermosas!

Una lectura de Tarot nos permite ordenar el mapa mental, ver externamente lo que nos está sucediendo a nivel interno.

tarot

¿Pero cuál es la clave del Tarot? Lo más importante, según Guille, es la actitud del consultante, que tenga una energía receptiva, porque nadie puede recibir una información que no quiere o no está dispuesto a escuchar. Al fin y al cabo, hay que habilitar para que las cosas sucedan. ¡Por eso es muy importante estar abierto! De esta forma, cuando el consultante baraja el mazo, este se impregna con su energía, involucrando ambas partes y disponiendo a que la información necesaria aparezca. Y a través de la ley de sincronicidad elegimos las cartas que tienen sentido en este momento para nosotros. Elegimos la información latente que precisamos ver.

El mazo consta de 78 piezas, incluyendo 22 arcanos mayores (son las cartas con más contenido y simbología, como por ejemplo los amantes, el emperador, la sacerdotisa, el loco, o la emperatriz, todas figuras de gran importancia y de las que podemos sacar mucha información); y 56 arcanos menores, que se dividen en 16 cortesanos de los 4 palos (reyes, reinas, caballeros, y sotas, que si bien están representados por personas, se considera que no hay géneros en el Tarot, sino energías femeninas- masculinas, ying – yang, positivo -negativo) y el resto de las cartas del 1 al 10 de cada palo (los cuales se relacionan asimismo con un elemento: el oro con la tierra -lo fundamental, la materia; la copa con el agua -el fluir, lo emocional; la espada con el aire -lo mental, las ideas; y el basto con el fuego –el plasmar, concretar, dar forma).

Lo más importante es la actitud del consultante, que tenga una energía receptiva, porque nadie puede recibir una información que no quiere o no está dispuesto a escuchar.

tarot

De esta manera, se analizan los elementos de las cartas en relación a la persona y su situación; incluso se pueden relacionar a los signos del zodíaco, porque como dice Guille, todo es parte de lo mismo, del todo. Hasta la vestimenta de los personajes representados en las cartas, las direcciones a donde apuntan los elementos, y los números de las mismas tienen un significado relevante. Por ejemplo, varias de las cartas que salieron en mi lectura anunciaban proyectos cerrándose, evolución y nuevos comienzos, y además, al observar la numerología vimos que existía una escalera del 1 al 4, lo que también nos habla de un inicio y un crecimiento. Y al día de hoy continúo pensando y racionalizando todo lo sucedido (muy Tauro de mi parte ¿no?). Pero lo cierto es que todo eso nos aporta info más completa que nos permite elaborar correctamente nuestro panorama.

“No hay cartas buenas o cartas malas, sino que hay algunas que nos pueden impactar más o sentirse más duras y desafiantes, por revelarnos algo que quizá no sea fácil de afrontar”. Hay cartas que nos hablan de trabajo e introspección, de desafío, o de certezas; otras de proyectos, ya sea amorosos o profesionales, o de esforzarnos en ver algo que no estamos viendo. Además, algunas cartas son más propicias para cosas más tangibles, mientras que otras más abstractas, ideales para proyectos creativos o artísticos, para expansión y crecimiento. Todo depende de la situación y del objetivo que se quiera abordar: se puede ir con una cuestión puntual, o en busca de una inspiracional general; se puede querer resolver un tema o sanar algo, o descubrir una oportunidad. Para ello también existen diferentes tipos de lecturas: llaves de 3 cartas o llaves de 5 cartas, que van profundizando respecto a un tema en particular; la Cruz celta de 5 cartas que es más bien un espiral de elementos; o la Cruz celta de 10 cartas, entre otras.

No hay cartas buenas o cartas malas, sino que hay algunas que nos pueden impactar más o sentirse más duras y desafiantes, por revelarnos algo que quizá no sea fácil de afrontar,

tarot

Guille trabaja el Tarot como una forma de potenciarnos, muy desde el ámbito terapéutico, e incluso como forma de disparar procesos creativos, pero siempre desde el respeto y la honestidad. “Decir que “tiro” el Tarot para mi es despectivo”, nos explica. “Si yo tiro el Tarot, no lo puedo leer, me decía mi profesor. Por eso preferimos decir leer u operar, porque al fin y al cabo, como les comentaba, mi rol es el de ayudar a interpretar, ser un guía.” Además, Guille tiene un trasfondo en Psicogenealogia (el estudio de los patrones y simetrías que heredamos a través del análisis del árbol genealógico), que complementa con sus lecturas. De esta forma, la info que nos proporciona el Tarot se puede llevar a algo tangible con ejercicios de higiene psicoemocional, que nos ayuden a expresar lo no expresado, a liberarnos de nuestro historial y poder enfocarnos en nuestro presente, utilizando así esta herramienta de una forma más efectiva.

Está bueno comprender también que es un proceso, un camino que nos lleva al núcleo, a lo central de cada cuestión. Es importante que el consultante pueda ir entendiendo, porque aunque la información sea de esa persona, es posible que le cueste verla, integrarla, o bajarla a tierra (la primera vez que vayan, seguro se quedan dándole vueltas a la lectura por horas, ¡y no se la van a olvidar por nada!). De cualquier manera no está bueno sugestionar, y tampoco es posible predecir. En este sentido Guille nos aclara “yo no adivino el futuro, sino que ayudo a comprender lo que está pasando ahora, y siempre que actuemos en relación a ello, por la ley de causa y efecto, tendrá una consecuencia en lo que venga”.

tarot

No hay que tenerle miedo al Tarot, nos dice Guille al finalizar. “No es brujería ni ocultismo; es información ordenada” -así que no se imaginen túnicas blancas, bolas de cristal, ni sesiones de espiritismo; ¡por suerte no hay nada de eso!-. Es simplemente una herramienta de búsqueda y conocimiento, y justamente por eso, mucho más interesante de lo que a primera vista podamos creer. “Los miedos son trabas que nos han impuesto desde afuera para evitar conocernos, porque el conocimiento, al fin y al cabo, es lo que nos libera y nos da poder”.

Guille hace lecturas personales de Tarot en el precioso espacio que comparte con Beatriz Alves en Malvin, con sesiones de una hora al precio de $1.000; pero además ofrece el Curso de Interpretación de Tarot, donde se estudia su potencial como herramienta de autoconocimiento, y se realizan lecturas, interpretación de todas las cartas, y prácticas con diferentes llaves, para todos aquellos interesados en aprender por sí mismos esta herramienta de sabiduría. ¿Quién se apunta?

Por si se quedaron con ganas de investigar un poquito más, les dejamos algunos links de videitos recomendados para incursionar en este ámbito, y para todos aquellos que se animen a conocerse un poquito más de esta manera. ¡Buena lectura!

Documental “Inner worlds, outer worlds”

Lauro Alonso, Ted Talk “Sanar a través de la consciencia”

Documental de Psicogenealogia evolutiva

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba