Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Recuperarse de una relación en la era digital

en Lifestyle

Las relaciones son complejas: lo son porque nosotros los humanos somos complejos y porque el amor es lo único que aún no se comprende matemáticamente. Es que cada caso es diferente y recuperarse depende de cada uno en particular. Sin embargo, se han descubierto patrones que ayudan a superar una ruptura amorosa y enfrentar la nueva etapa con renovado optimismo.

Artículo por Karen Fabregat

Algo que pensaste que no ibas a hacer luego de romper con tu pareja, era salir en citas de nuevo. Sobre todo si la relación fue larga. Pero, a diferencia de andar en bici, la dinámica de las citas cambia según la era en la que vivimos. No era lo mismo conocer a una persona en los ochenta o noventa que al principio de los dos mil con la llegada de Menssenger, o incluso ahora en la era de las aplicaciones como Tinder. ¡Hasta el lenguaje que se utiliza es distinto!

Según la psicología algo que no deberías hacer es volver a salir con alguien si aún no estás lista para ello. Traducción: si aún seguís enganchada a tu ex, todavía no es hora de conocer a una nueva pareja. Eso de que un clavo saca a otro, ya no es tan así al parecer. En su lugar, te recomiendan pasar por las etapas de duelo primero y salir con vos mismo para reencontrarte con tu propio ser antes de estar con alguien.

Y les diré que para mí tiene lógica… Más allá de estar viviendo en EL momento del self care (del que somos fan, by the way), es razonable que con toda la nueva información sobre el comportamiento humano y su psicología entendamos por fin que la clave para estar bien con alguien más, es estar bien con uno mismo. Ustedes me dirán: todo muy lindo, todo muy zen pero no es fácil. Y tienen razón, está comprobado que el cuerpo siente dolor físico y se comporta como si el dolor emocional que estamos sufriendo, en realidad fuera una herida abierta. Ni hablar de que al estar enamorados, liberamos endorfinas, las mismas que liberamos cuando estamos frente a una droga, por eso se habla de períodos de abstinencia cuando una relación se rompe y se genera una separación física.

Quisimos hacer una recopilación de las acciones que entendemos son las más importantes a la hora de volver a ruedo.

Es importante que te recuperes antes de seguir adelante

Para estar emocionalmente disponible para comenzar a tener citas, es importante que te tomes un tiempo para procesar lo que está sucediendo. El proceso de duelo amoroso es algo crucial, por lo que si no te permitís atravesarlo, es posible que termines comparando a tu cita con tu expareja. Recordá que sentir es bueno, es lo que nos hace darnos cuenta que estamos vivos, y reprimir esos sentimientos puede traerte consecuencias a la salud (lo que conocemos como somatizar no es más que nuestro cuerpo reaccionando a las emociones que vivimos). Hay toda una rama de la medicina que, en lo personal, me parece fascinante ya que soy de las que cree que somos un todo holístico. Pero eso lo dejamos para otro encuentro. Lo que sí les digo ahora es que si sienten ganas de llorar, lo hagan. Si quieren gritar de bronca, lo hagan (recomiendo bajar a la playa o incluso gritar contra un almohadón)… ¡No importa cómo lo importante es sacarlo del sistema!

Salí al mundo y retomá la rutina

Es altamente probable que sientas apatía y cansancio, ganas de no hacer nada más que estar en cama, ¡y está bien! Pero cuidado, que si bien uno o dos días de cama no matan a nadie, debemos ser conscientes de nuestras emociones para detectar cuándo podemos necesitar ayuda profesional. Reconocer que se necesita un tiempo para recuperarse mentalmente es sumamente importante. Las rupturas afectan la forma en que las personas se perciben a sí mismas y pueden alterar su autoestima. Incluso, algunos estudios afirman que definir claramente quién sos después de una ruptura es el paso más importante para poder continuar. Para ello recomiendan que al volver a salir, las primeras citas sean contigo mismo. Ir a ver esa peli que te llama la atención, una obra de teatro o incluso una cena deliciosa son cosas que podés disfrutar. Tal vez te sorprendas y hasta comiences a disfrutar de tu nuevo estado civil.

Dale un cierre a la relación

Para seguir adelante y permitirte volver a explorar tu identidad, es necesario que realmente estés convencido de que la relación ha terminado. Hacé lo que necesites para asegurarte de que esa historia ha llegado a su fin definitivo. En este periodo que convive con el anterior, es posible que estés tentada en más de una ocasión a llamar a tu ex, intentar que las cosas vuelvan a ser como antes o simplemente querer escuchar su voz. Estos son los comportamientos que se asemejan a la relación con las adicciones que hablábamos más arriba. Por ello, los profesionales recomiendan cortar todo contacto con la persona para evitar las “recaídas”. Si está en tus posibilidades mudarte y con ello cambiar y ampliar tu círculo sería muy bueno, pero sino vas a tener que hacerte de mucha fuerza de voluntad y rodearte de esos amigos que te recuerdan lo peor de tu ex cuando estás llorando en el baño del boliche mientras tu amiga te saca el celu para evitar la llamada. A veces, conocer el por qué es bueno para poder cerrar el ciclo, si creés que te puede ayudar pedile a él que te diga qué sucedió para que tomara la decisión. Si fuiste vos quien dejó, probablemente sepas el porqué, así que recordá que la otra persona tal vez necesite escucharlo (si te llama, se empática).

Aprendé de la ruptura

Independientemente de cómo haya terminado la relación, es importante que aprendas de los errores que ambos hayan cometido para tener más éxito en tus relaciones futuras. De los errores se aprende, ¿no? Es la forma en que podemos sacar lo bueno de algo malo, incorporando ese conocimiento para el futuro.

Apoyate en amigos para distraerte y crear nuevas memorias

¡Qué sería de la vida sin amigos! Son los que nos bancan las mil y una, están ahí para apoyarnos y ayudarnos. Es posiblemente la sociedad que mejor lleva el voto de “en las buenas y en las malas”, y debemos dejarnos mimar por ellos en una situación como esta en la que estamos vulnerables y necesitamos que nos hagan propuestas divertidas para el fin de semana.

A medida que el tiempo va pasando, de a poco iremos encontrando de nuevo nuestro yo, y sin dudas, esa es una etapa que hay que disfrutar. Estar soltero no significa estar solo, y a pesar de lo que durante años nos han hecho creer, no estamos incompletas ni necesitamos una media naranja. Nuestra naranja nació completa y en nosotras tenemos todo lo que necesitamos para ser felices, pero somos seres sociales y es hermoso compartir la vida con los demás. So: disfrutá los períodos de soltería, reencontrate con vos misma, planteate nuevos rumbos y objetivos, pero sobretodo ¡querete!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba