Spreading Fashion Innovation, Captivating People

camping uruguay

Ir de camping y no morir en el intento

en Lifestyle

Hace unos cuatro años, mi grupo de amigas y yo decidimos ir a acampar por el feriado de carnaval a Piriápolis. Yo nunca había acampado en mi vida, pero mis amigas lo hicieron sonar tan divertido que dije que sí. Así que comenzamos la planificación con tiempo, viendo qué llevaba cada uno y qué íbamos a hacer durante el tiempo que estuviéramos allá. Lo único seguro era que nos esperaba una  gran odisea.

Artículo por Karen Fabregat

Tal vez que el auto se nos haya roto a los veinte kilómetros de haber salido fue un aviso de lo que me esperaba o simplemente un hecho de mala suerte, aún no lo sé, pero mi ilusión se mantuvo intacta hasta que llegamos al baño del camping. Un encuentro cercano con lo que creí que era un escorpión, me hizo saltar del lugar después de haber armado la carpa, aunque mis amigas me tranquilizaron convenciéndome de que era un alacrán y  gracias a su capacidad de persuasión, logré salir de ahí y nos fuimos derecho al boliche.

Fue una de las noches con recuerdos más lindos y divertidos, la típica noche loca de girls night out. Volvimos en altas horas de la mañana, y ahí empezó la bajada de un torbellino de frustración. Aunque la carpa era para seis y nosotros éramos cuatro, tenía el techo a unos centímetros de mi cara, y el calor del sol ya estaba en todo su esplendor. No podía dormir. Mi cerebro me jugaba una muy mala pasada recordando todas las cosas que me incomodaban en un círculo vicioso, así que me levanté y me fui a casa.

Una aclaración: no soy de esas personas que de niñas trepaban árboles y jugaban con tierra, me encanta la naturaleza siempre que pueda estar cómoda, adoro la playa pero odio la arena, y fue la primera vez que acampé en mi vida. Como me gustaría volver a intentarlo, decidí investigar qué es lo que hace que una expedición de camping sea un éxito, así que aquí va lo que yo encontré.

Mentalizate, esa es la base 

Algo que yo no hice, al contrario puse las expectativas muy altas. Ir de camping es una aventura, debés estar preparado para los imprevistos, pero sobre todo no debes comparar este tipo de viaje con una estadía en un bungalow, hostal y mucho menos un hotel, porque las diferencias son muy grandes. Parece algo obvio, pero en realidad tendemos a comparar todo, y en lugar de enfocarnos en lo bien que se puede pasar al aire libre con buena compañía, empezamos a hacer notas mentales de las diferencias con estos otros establecimientos.

Por lo general, ir a acampar es uno de las formas de abaratar costos. Cuando tenés un presupuesto siempre es bueno ver qué parte va para cada área. Podes ir a un camping para tener más margen de dinero para salir a bailar, o a comer fuera por ejemplo, o para ir a lugares más lejos como a otro país.

Buscá un camping acorde a la finalidad del viaje

Saber cuál es el cometido del viaje es el primer paso. ¿Descansar de la locura cotidiana, sin tecnología por unos días? ¿Fiesta y playa? Dependiendo cual sea la finalidad del viaje es cómo debes planificarlo. Si la idea es escapar de todo por unos días para descansar, podés ir a establecimientos que no tengan conexión a internet o incluso electricidad. Eso te va a dar la posibilidad de desconectarse sin distracciones, de leer libros en la playa o bajo un árbol y de disfrutar de la compañía. Para entretenerte, lo mejor es usar la imaginación, algo que debido a la posibilidad de preguntarle todo a Google estamos perdiendo un poco. Las cartas son siempre una buena idea, o un lápiz y papel para opciones infinitas.

camping uruguay

Si la comodidad es esencial para vos, asegurate de leer las reseñas de otros viajeros para saber las condiciones reales del camping. Existen establecimientos con baños muy lindos, limpios y con agua caliente. Otros en los que se tiene fácil acceso a la corriente eléctrica para poder conectar luz y cargar celulares u otros aparatos electrónicos que se lleven. Es importante la ubicación también, por ejemplo, es probable que en las ciudades con más atracciones, los campings sean más caros y a veces con menos comodidades, pero seguramente, en las afueras haya otros más familiares con costos más baratos o al menos con mejores comodidades.

 Planificá absolutamente todo

El quid de la cuestión. Hacé una lista de todas las cosas que vas a necesitar, basado en la cantidad de días que te vas y conociendo los dos puntos anteriores, es decir, la finalidad del viaje y las comodidades del lugar. Empezá por lo básico y seguí hasta lo complementario. Por ejemplo: la carpa, saco de dormir, colchón inflable, inflador, y todo lo que se relacione a su armado y el descanso. Un nylon grande para poner debajo o como sombra, cuerdas para sujetarlo y hasta colgar la ropa (dependiendo la cantidad de días que te vayas).

También recomiendo una esterilla y un cepillo para la puerta de la carpa para poder dejar los zapatos y mantener así el interior libre de arena o tierra. Cuidado personal, papel higiénico y todo lo que necesites para mantenerte limpia, ¡no te olvides del repelente! O vas a lamentarlo bastante. Un spray para dentro de la carpa, espirales o velas de citronela ayudan a mantener a estos indeseados bichitos fuera de nuestro alrededor. Esenciales del camping, como una linterna -con pilas por favor-, un alargue o una palita para cavar, una bolsa para los desechos. Si la idea es cocinar en el lugar en vez de salir a comer, planifiquen las comidas con anterioridad así hacen las compras antes de salir. Si van a comer ensaladas o comidas en frío no es necesario llevar una olla o una cocinilla. Aunque si van por dos días, podrían ponerse de acuerdo y llevar tartas o tortas ya preparadas en tuppers para ahorrar tiempo y espacio.

Extras, todo aquello que te hará la estadía más cómoda y llevadera: libros, cartas, radio. Si van a salir a la noche, recordá cargar maquillaje y toallitas desmaquillantes para la mañana siguiente, el protector solar, malla y pareo si van para la playa, y dos mudas de ropa, una cómoda para el día y otra para salir. Un pequeño botiquín con curitas, alcohol y analgésicos es una buena idea. Cerillos o un encendedor son necesarios también, y aunque estamos en la era digital, un mapa de la zona, sobre todo si no la conocés. Imaginá que estás en el auto o caminando por el lugar, se quedó sin batería el teléfono y no tenés idea de donde estás, por suerte empacaste un mapa. Además, le da un sentido de aventura al estilo película, ¿no?

Hacé un simuacro

Realizá una lista de todas las cosas, y a medida que vayas guardándolas en un bolso, podés ir tachando para asegurarte que no se te olvidó nada. Te recomiendo que si sos quisquillosa como yo, unos días antes armes la carpa en tu patio, no solo para comprobar que no faltan piezas y esté en condiciones, sino porque unas horas de sol y aire, ayudan a eliminar el olor a humedad de haber estado guardada todo el año. Investiga qué hay cerca del lugar para poder visitar y proyectante ahí. Por ejemplo, muchos establecimientos ofrecen cabalgatas o senderismo cerca. Tal vez haya ruinas, cerros u otras atracciones que conocer, y es necesario saber esta información para poder planificar la estadía.

Como todo en la vida, existen expertos en la actividad y estamos aquellos principiantes, hay tiendas especializadas en salidas de camping que podés visitar para hacerte de lo necesario o complementar lo que ya tenés si estás en el segundo bando. Y si la idea es ahorrar, seguramente alguien tiene una carpa que te puede prestar, y una de las mejores formas de conocer gente es pedirle cosas a los vecinos en el camping, eso que te olvidaste de traer y necesitás sí o sí. Algo que claramente aprendí en ese momento, y en lo que no había pensado, dado que estaba muy entretenida acostada sobre un tronco mirando las estrellas mientras las expertas armaban la carpa.

Sin dudas, Semana de Turismo es una buena oportunidad para acampar. En Uruguay, hay hermosos lugares que invitan a estar en contacto con la naturaleza y escaparse por un rato de la rutina. Si mis amigas me perdonan haberlas abandonado, voy a darle una segunda oportunidad al camping, ahora mejor preparada. Estoy segura que voy a poder sobrevivir por una o dos noches, al menos. Eso espero. Ustedes, ¿son de team camping o no hay quien los haga salir de un hotel?

Artículo por Karen Fabregat

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba