Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Guía de ejercicios para aprender a honrar tu cuarentena si vivís sola

A los diecisiete años me mude sola a un nuevo país, a un nuevo acento, a un nuevo horario, a un nuevo código postal y sobretodo a una nueva estación. Bastante particular para mi, ya que vengo de uno de los países más tropicales que existen, Venezuela.


Aprendí lo que era vivir sola desde muy temprano, desde el momento en el que tomé la decisión de irme a un nuevo país a buscar oportunidades y a crecer profesionalmente sabía que muchas cosas iban a cambiar, pero sobretodo el hecho de vivir sola y aprender a lidiar conmigo misma en un pequeño monoambiente, y que desde donde lo vieras no veías más que cuatro paredes.

Parte de lo que viví en esos momentos, cuando recién me mudaba a Buenos Aires, volvieron a mí de alguna forma al empezar la cuarentena. Si bien no es la misma situación porque no me encuentro mudándome de un país a otro, el hecho de verme en la posición de encontrarme conmigo misma y sobrevivir al aislamiento, y no por voluntad propia, me hizo recordar parte de esas cosas que hacía para poder adaptarme a lo nuevo en aquel momento.

¿Y si buscamos la forma de amar esta cuarentena así nos encontremos solas en casa? yo si creo que puede ser posible, sobretodo porque soy fiel creyente del poder que tenemos como seres humanos y de que todo  fluye gracias a la energía, así como también entiendo que el pasar tanto tiempo encerrados puede causarnos un poco de ansiedad e incluso un poco de depresión algunos días.

Primero que nada aprender a estar solas, es la oportunidad perfecta para empezar a escucharnos y hasta de conocernos mejor a nosotras mismas, puede que nos dé un poco de miedo, pero a veces la mejor compañia que podes tener es la de vos misma. Estamos muy acostumbrados a estar todo el tiempo acompañados, a querer estar rodeados de personas, pero nunca nos detenemos un momento a pensar que tanto puedo disfrutar de mi propia compañía, y todas las cosas que puedo hacer o dejar de hacer, así como las que todavía no me atrevo.

Para muchos este puede ser el momento perfecto para cambiar todo eso, para dar un cambio, tanto interno como externo, parte de lo que estamos viviendo no es casualidad, tenemos que aprender a entender lo que sucede y buscarle la vuelta. Por eso es tiempo de empezar a hacer el ejercicio de conocernos y conectar con nosotros mismos, ¿te animás?

1. Una lista de las cosas que dejaste de hacer antes por falta de tiempo o porque sentías que no eras good enough. Las mentiras que nos decimos a nosotros mismos son las más poderosas, tú siempre tienes que apostar a ti, más que lo que pudiese apostar cualquier otra persona.
Entonces, armá tu lista, agregale todo lo que te venga a la cabeza y empieza a buscar las formas de desarrollar cada uno de los ítems. No tenes que hacer todos de una vez, tomate tu tiempo, no te desesperes.

2. Buscá formas de sentirte mejor estando en casa. Por ejemplo, podés hacerle un mini makeover a tu habitación o a tu living. Mové la cosas de lugar, agregá objetos que quizás tengas guardados y que ya no usás casi, vas a ver como el aire se va a renovar y lo vas a sentir.

3. Si nunca practicaste nada que tenga que ver con la meditación o incluso la astrología, este sería un super momento para adentrarte al mystic world. La posibilidad de conectar con tus propias emociones para poder sentirte mejor y más en paz suma muchísimo, aunque no lo creas poco a poco vas creando tu propia atmósfera de relajación, una especie de burbuja artificial en la cual te vas a sentir invencible y más en paz que nunca.

4. Este punto, por más obvio que parezca quizás no muchas lo llegan a aplicar, pero es importante que lo hagan, por más insignificante que pueda parecerles. Regalate momentos distintos y que sean muy tuyos y de tu disfrute, si no se te ocurre nada podes probar con: Ordenar delivery de tu restaurante favorito, pasar toda una noche viendo películas con una copa de vino y pochoclos, si sos de las que les gusta pintar convierte tu casa en un estudio por un día. Lo que más disfrutes hacer, do it. Aprovechá que ahora tenés el tiempo de poder hacerlo.

5. Último ejercicio y el para mi uno de los más importantes. Tenete paciencia, no te presiones a ti misma ni te juzgues por las cosas que hacés o por las que dejás de hacer. Todos tenemos tiempos y formas distintas y eso está bien. Si todos pensaramos de la misma forma y actuáramos igual el mundo no sería el mismo.

Permitite vivir el momento en el que estás ahora, honralo como nunca antes lo hiciste porque a pesar de todo lo que estamos viviendo te estás dando el tiempo de reinventarte y eso es muy valioso.

A |

Astrid Briceño

2 Comments

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimos de Instagram

Ir a Arriba