Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Calma & Claridad: 7 tips

Una alegría poder compartir y sumar en nuevos espacios que nos unan y desde lo que sea que estemos viviendo podernos sentir que no estamos solas. Bienestar: una palabra que cada vez mas escuchamos y decimos. La gran pregunta: ¿cómo hacer para sostener un “sentirnos-bien” en tiempos super desafiantes?

Si hay algo que me funciona es tomar estos momentos con la frase conocida “un día a la vez”. Partiendo del punto que realmente no tenemos control sobre lo que acontece en nuestro alrededor, esta frase me es mucha veces muy útil. Hoy, en tiempos bien distintos, una de las cosas que mas me planteo es dentro de este “día a día” poder sostener, encontrar y alimentar espacios de calma. ¿Para qué? Básicamente para todo !. Casa, pareja, hijos, emprendimiento. Todo necesita que pueda encontrar momentitos para mí y acto seguido encontrar mas claridad. Para lo mismo. Tomar decisiones buenas y alimentar mi bienestar, y el de todos en casa.

Acá te dejo una mini guía con 7 tips que pueden ayudarte a encontrar en tu día a día estos espacios.

Planificá tu día desde el día anterior.


No importa si sos madre, emprendedora, ama de casa, abuela, hija. Cualquiera de estos roles o lugares que tengas, esto es para vos. ¿Porqué?. Planificar con anterioridad el día que viene, te da calma, te ordena, y cualquiera que sean las tareas que tengas y quieras hacer te vas a sentir mas ordenada y organizada no solamente física sino mentalmente. Por lo tanto: boom! orden mental = liberación de estrés. Usas el calendario de tu celular, agenda, o lo que te sientas mas cómoda para organizarlo todo. Desde la hora que vas a cocinar hasta la hora que vas a llamar a tu familia o lo que sea que tengas que hacer.  (Importante: incluí también los fines de semana) Yo uso el calendario de google en mi teléfono o computadora y me funciona perfecto. Ahí agenda todo. También uso un cuaderno en donde anoto todo lo que tengo que hacer y mis pendientes (que son infinitos) pero me ayuda mucho para liberar ideas y dejar espacio libre en mi cabeza.

Tiempo libre


Si. Siempre hay tiempo para esto. Te lo dice una madre de 4. Lo aprendí con el tiempo. Pensá esto: si estás leyendo estas líneas, si navegas en Instagram o Facebook o lo que sea, definitivamente tenés tiempo para vos. Disponete a cambiar tu autodiscurso. Cambiá el “no tengo tiempo para nada” por “soy capaz de priorizarme y darme tiempo para mí”. A veces preferimos autoenredarnos y hacer que parezca una cosa por otra. Requiere de entrenamiento, pero se puede. Tiempo libre = valorar espacios de calma. ¿qué hacer con tu tiempo libre? Leer, escribir, escuchar música, un podcast de alguien que admires, una lista de deseos, ordenar tu placard (este va para mi que soy muy desordenada), tejer (también va para mi porque lo retomé), hablar con una amiga, estudiar. O el famoso “no hacer nada”. Tiempo libre es libre (pero de calidad 🙂 no para estar en redes) ya sabes a lo que me refiero. Te recomiendo el libro “Libera tu Magia” de Elizabeth Gilbert para trabajar con tu creatividad.

Respiración consciente


La fórmula es muy simple y concreta y te la doy ahora:
son 10 respiraciones profundas 3 veces al día.
Inhalo en 4 tiempos – Retengo en 4 tiempos – Exhalo en 4 tiempos
A medida que la vayas haciendo, con el correr de los días seguramente puedas inhalar, retener y exhalar en mas tiempos (o segundos), pero esto no tiene mucha relevancia. Lo importante es que respires consciente y constantemente con esta fórmula. Ya sabemos que el primer paso para aquietarnos un poco es respirar profundo. Tratá de hacerlo todos los días y experiméntalo vos misma.

Comunicación clara

Fundamental para todas. Es necesario hoy mas que nunca profundizar en este tema. Comunicarte claramente te va a dar justamente esto: claridad y mucha calma. Cuanto mas puedas expresar lo que necesitas, o no necesitas lo que querés o no querés mas liviana vas a sentirte. Con tus hijos, con tu pareja, y sobre todo con vos misma. La comunicación es una de las bases fundamentales de la vida y de los vínculos sanos.

Mové tu cuerpo

Lluvia, sol, apartamento, casa, monoambiente. Donde quiera que estés por favor hacete este espacio. Si te cuesta mover el cuerpo (como a mí) te prometo que en este caso SI está bueno usar nuestro mecanismo de exigencia para un ejercicio diario y disciplinado. Y no hablo de correr 8 kilómetros, hablo de hacer unos movimientos suaves de cuello, algún abdominal, trotar en el lugar, salir a caminar por el fondo, o lo que sea que te guste. Yo tengo mi rutina de media hora de todos los días en donde hago yoga y estiramientos y me empujo a mi misma para correr 3 veces por semana. También mecho con algunos videos de gimnasia y si me viste en insta, bailo mucho también 🙂 De hecho me propuse bailar muchísimo mas porque ya sabemos que bailar cambia el humor en menos de lo que canta un gallo. Música preferida : bossa nova. Como dice Rey Julien en la película Madagascar “a mover el bote” 🙂

Gratitud como antídoto

Nunca te canses de agradecer lo que tenés. Comida, techo, libros, internet, comunicación, manos, órganos funcionando bien, afectos, palabras, y todo, absolutamente todo lo que tenés. Agradece por lo que sos. Por esa mujer que se levanta todos los días queriéndose sentir linda, comprendida, escuchada, amada, manifestada, feliz. Agradecete por cada minuto que querés que tus hijos sean buenas personas, educadas y sanas. Agradece por tenerte a vos misma, por poder decir y decidir, por contactar con tus miles, infinitas, capacidades que esperan que las saques a La Luz. Agradece por lo que aún no podes hacer, decir o conseguir, porque seguro que ya estás pensando como lo harás. Agradece. Enfocate en lo que sí estas haciendo. En lo que sí está en tu vida hoy. El agua que tomás, la ducha caliente. Agradece y no te canses de hacerlo. Agradecer = claridad.
Especialmente en estos momentos que estamos viviendo te recomiendo que empieces un cuaderno solo destinado a agradecer todos los días algo. Agradecer es milagroso. Créeme.

Tu espacio

Y acá es tu espacio de reflexión para que vos misma pienses, te tomes un minuto para reflexionar y sentir que es lo que a vos te genera calma y claridad. Porque ya sabes que todas las respuestas están ahí en tu cuerpo, adentro tuyo. Tomate el rato y buscalas. Y si esto te cuesta, pensá lo siguiente : ¿Si tuvieras que aconsejar a tu mejor amiga, sobre como encontrar espacios de calma y claridad qué le dirías?

Nos encontramos pronto para seguir aprendiendo y compartiendo sobre Autocuidado.

Artículo por Nadia Nedelchev

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Instagram

Ir a Arriba