Spreading Fashion Innovation, Captivating People

El compostaje domestico que nos enamoró

Si hay algo que con el tiempo he venido haciendo es intentar reducir la huella de carbono en mis acciones cotidianas. Además de intentar aportarle verde a mi casa, ir detrás del preciado zero waste, entre otros recursos amigables con el planeta que habitamos día a día. 

Artículo por Ailen Rodriguez Siqueira

En esta búsqueda fue que encontré un interés particular en el compostaje.

El compostaje es una técnica de reciclaje conocida en gran parte del mundo. En Uruguay ha faltado siempre mucha información con respecto a esta técnica de reciclaje de residuos húmedos. Sin dudas uno de los primeros desafíos es la dificultad de poder realizar el proceso en casa, esto es, tener composteras en apartamentos o espacios que no cuentan con la infraestructura necesaria para composteras de gran porte. 

En esta búsqueda de cómo mejorar mis hábitos diarios di con las chicas de Vermitierra. Una opción para aquellos que queremos tener nuestra propia compostera pero no contamos con el espacio suficiente para las mismas.

En lo personal cuando me puse a pensar como sería tener una compostera, me surgieron mil dudas, pero al acercarme a las chicas de Vermitierra verdaderamente quedé encantada. El servicio es integral, con tu compostera accederas a todo el asesoramiento necesario para comenzar a hacer tu compost en casa.

La cercanía con sus clientes y el trato personalizado que tienen con cada uno habla del espíritu que tiene este proyecto nacional.  Ambas coinciden que Vermitierra va más allá del simple hecho de vender composteras, sino que tiene vinculación con una forma de ver el mundo, reciclar, reutilizar y conectar con nuestras prácticas domésticas para la reducción de la contaminación. 

Las chicas de Vermitierra entrever en sus palabras, el compromiso que tienen con el proyecto, inclusive nos cuentan que trabajan con empresas que compostan sus residuos y realizan además talleres en instituciones educativas. 

Hablamos con Emilia y Veronica las mujeres emprendedoras detrás de Vermitierra, un proyecto de compostaje que acerca el reciclaje a los hogares.

Se ven muchas composteras de diversos materiales. ¿Por qué eligieron  para su proyecto el barro?

Trabajar con cerámica y barro fue una decisión que tomamos luego de investigar características de varios materiales, nos pareció súper innovadora pero a la vez tiene varios beneficios: 

Al tener una estructura porosa permite la entrada continua de aire, lo que es fundamental para que el proceso se dé adecuadamente. Esto también le permite evaporar el exceso de humedad a través de las paredes, por lo que casi no genera lixiviados (líquido que escurre).

El material no se deteriora fácilmente, lo que lo hace un producto duradero, y su composición es totalmente natural. 

También permite aislar parcialmente la temperatura de la mezcla, tarda en calentar cuando le da el sol y demora en disipar el calor que se genera dentro de la compostera. 

Adicionalmente tienen una estética que acompaña a la de un balcón, terraza o jardín.

Cabe destacar que son productos elaborados por artesanos uruguayos.

Hay cuatro productos que podemos adquirir. Cuéntennos un poco en que consiste cada uno y como se utilizan. 

Tenemos 2 composteras: BILÚ y MINI PINDÓ. Ambas están diseñadas para realizar compostaje en espacios reducidos y se utilizan de una manera similar: se van completando los niveles y cuando uno está llenó se deja reposar por 3 meses para obtener el compost (abono orgánico), mientras tanto se completan los otros. Entre ellas difieren en la capacidad, material y diseño.

También tenemos la vasija MALI que es de barro impermeabilizado. Te permite almacenar temporalmente los residuos compostables antes de llevarlos a la compostera. Lo ideal es tenerla en la cocina, siempre tapada, y que se vacíe cada 1 – 3 días (depende de la época del año). 

Cuando finaliza el tiempo en que el compost esté listo, puede haber algún residuo que aún no se terminó de compostar, por ejemplo un palito de madera o carozo. Para eso es conveniente tamizarlo previo al uso, lo que queda retenido en el tamiz vuelve a la compostera y el resto se utiliza como abono. Ofrecemos un tamizador con malla de 1x1cm que permite cernir rápidamente el compost pronto.

A veces sucede que no realizamos compost porque no tenemos lugar. La mini Pindo parece ser una solución ideal para estas situaciones. ¿Que dimensiones tiene? ¿Dónde recomiendan ubicarla?

MINI PINDÓ es una compostera super práctica ya que tiene 30cm de diámetro y 50cm de alto. Al igual que BILÚ, es necesario resguardarla de la lluvia directa ya que la mezcla que se está compostando no debe tener exceso de humedad. Si bien es preferible que no estén al sol, esto no es crítico en nuestras composteras debido a su material.

Las personas asocian el compost con olores desagradables o suciedad. ¿Qué pueden decirnos sobre esto?

El olor desagradable por lo general se produce debido a la descomposición anaeróbica (sin presencia de oxígeno) en condiciones no controladas. Con la técnica de compostaje la materia orgánica se transforma en compost bajo condiciones que están controladas, por ese motivo no debe generar olor desagradable. 

El único olor aceptable es el de los residuos colocados (ejemplo: yerba mate usada mezclada con cáscaras de frutas) y el olor a tierra húmeda. 

En caso de sentir mal olor, que en tal caso se da cuando abrís la compostera y revolvés, siempre les pedimos que nos avisen para poder evaluar en conjunto qué puede estar pasando, ya que es un tema que se debe solucionar para que el compostaje se realice de forma adecuada.

View this post on Instagram

A post shared by Compostaje Doméstico (@vermitierra) on

En cuanto a la suciedad que generan es similar a manipular una maceta, ya que la mezcla queda contenida en los recipientes. Se puede manipular con palita y rastrillo de jardinería, o bien destinar un par de guantes para esa tarea.

Si tuvieran que contarnos brevemente como comenzar a compostar en casa ¿Cuáles serían las recomendaciones y los pasos a seguir?

1 – Se debe elegir una compostera adecuada según la cantidad de residuos generados y las dimensiones del espacio disponible. 

2 – Saber qué residuos van y cuáles no van en la compostera

3 – Separar esos residuos y empezar a colocarlos en la compostera

4 – Cada 5 o 7 días (tiempo variable según cada compostera) se debe mezclar el contenido y chequear la humedad (a ojo, te enseñamos cómo hacerlo).

Es importante tener en cuenta que el mantenimiento lleva menos de 5 minutos diarios y es sencillo, ya que el trabajo lo hacen los microorganismos y las lombrices (en caso de querer incorporarlas) y nosotros solo debemos cuidarles las condiciones para que ellos se reproduzcan y desarrollen adecuadamente. 

De los productos de barro y cerámica hacemos envíos dentro de Montevideo y en Ciudad de la Costa hasta Maldonado. Debido a la fragilidad del producto durante el transporte es difícil enviarlos por los métodos tradicionales. Cuando nos han contactado del interior, les reservamos el producto para cuando puedan darse una vuelta por Montevideo a retirarlo.

Los encontramos en Instagram como @vermitierra. En caso de adquirir alguno de sus productos, cuéntenos a que lugares del país llegan

Y vos? Te animas a compostar en casa?

2 Comments

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimos de Gastronomía

Ir a Arriba