Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Temporada de Bodas – Cómo vestir con la inspiración #redcarpet

en Arte y diseño

Acaba de finalizar la temporada de premiaciones, y no podemos parar de ver todas las red carpets y scrollear el feed de Instagram, soñando con esos vestidos maravillosos a los que no podemos acceder. Además del  dream factor y la taquicardia visual que generan las prendas de Haute Couture, hay una realidad que nos lleva a estar más atentos por estos lares: marzo y abril son temporada alta de bodas.

Artículo por Nieves Pereyra Coach de Estilo 

De repente nos parece que todos a nuestro alrededor se casan en estos dos meses, y sí, tenemos razón. Ya nos quedamos cortas de inspiración, y damos vueltas no solo en el ropero sino en todas las casas donde venden y alquilan ropa de fiesta para la próxima  ceremonia. A no ponerse ansiosas que para bridezilla ya está la novia. Nosotros estamos a tu servicio, y por eso elegimos estos looketes de las red carpets  para que saques ideas y te inspires con las opciones que más se adapten a la ocasión.

Las madrinas de la boda

Por lo general, y por costumbre, quien antes hacía el vestido de novia hacía también el de la madre de la novia.  En la actualidad, con tantos ateliers de diseñadores donde ya se encuentran los vestidos de novia versión pret a porter, esa costumbre se ha perdido un poco. La realidad también es que muchas veces sentimos que invertimos mucho dinero en un vestido de madrina que rara vez vayamos a usar nuevamente. Esta opción de Emilia Wickstead que llevó Olivia Colman en los Bafta es perfecta para madrinazgo tanto si sos la madrina del novio o la novia, y garantiza que lo vas a volver a usar si la ocasión es oportuna.

Olivia Colman – Emilia Wickstead

La aparente sencillez del Calvin Klein de Amy Adams en la alfombra roja de los Golden Globes, hace este modelo perfecto si lo que estamos buscando es un vestido atemporal que podamos reinventar una y otra vez por medio de accesorios y peinados. Plus: es fácilmente modificable si no nos resulta 100% cómodo que sea tan ajustado.  También podemos subir el escote y cambiar a un color que más favorezca nuestra colorimetría. ¡Voilá! Madrina perfecta.

Amy Adams – Calvin Klein by Appointment

La alfombra de los Oscar consagró al rosado en todas sus versiones como el color de la temporada. No nos extraña ya que la psicología del rosa nos alienta a la relajación y ayuda a influir en los sentimientos positivamente. Trasmite amabilidad, suavidad, alegría, amor. El Schiaparelli de Helen Mirrer es perfecto: la combinación con naranja, su contrario en el círculo cromático, le da el aire osado sin dejar de ser elegante y étereo. Es una muy buena inspiración para quien quiera convertirse en una madrina superrefinada y cool.

Helen Mirren – Schiaparelli Haute Couture

Otra vez Olivia Colman, que solo tiene 45 años… Su estilista debería preguntarse el porqué de vestirla para que aparezca en una selección de atuendos de madrina de bodas, pero eso es para otra ocasión. Un poco menos clásico que el anterior, pero igual de “recatado”. Este modelo de Stella MacCartney en azul noche en lugar de negro, resultaría perfecto. También es fácilmente modificable si no nos gusta tanto el efecto  “malla”. A tener en cuenta.

Olivia Colman – Stella McCartney

Las hermanas de los novios (esas que leen en la ceremonia)

Sos la hermana del novio o la novia y te tocó leer un pasaje en la ceremonia. Además de la presión familiar, está el hecho de que te van a ver todos los invitados. Tenés que estar perfecta. Primer punto a tener en cuenta, evitar el negro. No me canso de decirlo pero el negro no “adelgaza”, si querés estilizar la imagen, un género liso y no muy brillante en un azul como el del Valentino que mostramos, es ideal. Si no te molesta mostrar las piernas, el short debajo le da un aire muy canchero y moderno. No es necesaria toda esa cola, recordá que son inspiraciones y podés modificar lo que quieras a tu antojo.

Gemma Chan – Valentino

Otra vez Valentino, en este caso en rosa palo con tul que vuelve con mucha fuerza. Elegante, etéreo y moderno a la vez. El truco para hacer funcionar todo ese tul junto es mantener los accesorios al mínimo, y el cabello también. Una cola de caballo podría funcionar igual que el pelo lacio, pero no más que eso. El vestido ya habla por sí solo y la idea es que te destaques vos. Esto es superimportante: no se trata de elegir un lindo vestido, hemos visto cientos de veces un estilismo absolutamente arruinado por el peinado o los accesorios. Ante la duda: menos es más. Siempre.

Kacey Musgraves – Valentino

Es una boda más sencilla, no querés opacar a la novia y además no te gustan los volúmenes. Este Louis Vuitton es una superinspiración. Con un patrón sencillo pero con mucha luz en los bordados, las mangas largas son las que hacen la diferencia. Según tu colorimetría, podés cambiar el género y llevarlo en tonos más cálidos. Al hacerlo tené  en cuenta los accesorios y los zapatos, que sí o sí deben estar dentro de la misma paleta.

Emma Stone- Louis Vuitton

Más tul, en este caso, amarillo. En las fotos no se aprecia, pero este Versace es realmente una belleza, y les cuento que yo fan de Versace, cero. El color complementaba la piel de Constance Wu a la perfección y todo el estilismo, desde las joyas hasta la manicura y el make up, fueron superlativos.

Constance Wu – Versace

La mejor amiga de la novia

 Repetí mentalmente: soy la mejor amiga de la novia, soy la mejor amiga de la novia… Acá no se llevan las damas de honor pero ser la mejor amiga de la novia te da derechos especiales. ¿Querés llevar plateado como Lady Gaga en este Celine? ¡Go for it! Solo tené en cuenta los accesorios y el pelo, que resulten  poco cargados y lo más natural posible. Apostá al monocromo total y a una silueta mayormente limpia. Nada de peinados locos, maquillaje recargado y accesorios que brinden más información aún. Naturalidad a tope.

Lady Gaga- Celine

Siguiendo con los derechos especiales y con Celine, el vestido que llevó Lucy Boynton en los Golden Globes tiene una silueta perfecta. Las mangas largas le dan el toque cool para que el escote y el tajo lateral no resulten demasiado. Si no te animás al metalizado, buscá un color que se lleve bien con tu colorimetría y recordá, nuevamente, mantener los accesorios al mínimo. Sí, ya sabemos que es una fiesta pero no hay nada menos cool que colgarte todo lo que tenés. En el make up, resaltá los ojos. Y un secreto: hay una versión casi idéntica de este modelo en un multimarca local. Si te gusta, no hay excusas.

Lucy Boynton – Celine

El metalizado y los brillos son todo lo que está bien si no tenés miedo de destacar. Te  dijimos que no llevaras negro, es verdad, pero técnicamente no lo es. Siempre que vayas a llevar negro a una situación social de festejo, te aconsejamos que lo alegres con algún estampado (de forma medida) y le pongas mucho, mucho brillo. Este modelo de Louis Vuitton que llevó Laura Harrier a los Golden Globes es en ese sentido, perfecto. Notesé los zapatos combinados, el cabello, los accesorios. Ella es monísima y eso suma, pero además este lookete es perfección.

Laura Harrier – Louis Vuitton

Y finalmente, para cerrar, un Celine más. ¿Será que Celine hace los mejores vestidos para las mejores amigas de las novias? No lo sabemos, pero este metalizado es tendencia absoluta y las siluetas de Celine son lo más sentador que hay. Si no le tenés miedo al tajo lateral, este es tu modelo. Suena re cheesy, pero “¡A brillar, mi amor!”

Brie Larson – Celine

La invitada perfecta, según la ocasión

En el manual de la invitada perfecta debería haber un apartado con el dress code indicado al detalle. No es lo mismo que te inviten a una fiesta en una chacra, que en un salón de un hotel 5 estrellas, que a una fiesta para 100 invitados. Mejor ni hablemos de las bodas de día, situación a las que los uruguayos no logran adaptarse estéticamente salvo contadas excepciones. Queda para la próxima temporada de bodas, prometo. Ahora centrémonos en las fiestas nocturnas, sin dejar de lado esto que estamos hablando. Porque sí, es complicado y ahí empiezan los problemas. Te llega la invitación y el “¿qué me pongo?” llega a la chacra donde en un mes vas a estar parada en el medio de la pista, preguntándote si elegiste bien o deberías estar llevando otra cosa. No queremos que te pase eso, ¿verdad?

Este Calvin Klein que llevó Lupita a los Golden Globes es el vestido que elegiríamos si tuviéramos  LA  megafiesta. El azul es un color muy apropiado para una invitada; es clásico, sutil y elegante sin ser negro. Porque hey, otra vez insistimos: no vamos a un velorio sino a una boda. Si el lugar es sofisticado y propicio, permitámonos brillar. En nuestro país, no tenemos tantas ocasiones para llevar todos estos brillos. ¡Aprovechemos!

Lupita Nyong’o – Calvin Klein

 Ya te casaste, te divorciaste y tenés más de 35. Estás de vuelta con el intercambio de ligas y con la tirada del ramo. Por fin vas a poder ir a una boda como siempre quisiste: ¡de pantalones! Lo bueno de este look es la versatilidad, está perfecto si es una superfiesta y está bien también si es de tamaño más bien íntimo. Seguila a Julia que la rompió en los Golden Globes y apostá a los pantalones con un toque de femineidad.

Julia Roberts – Stella McCartney

Seguimos con el rubro pantalones, esta vez con mucho color. Lo maravilloso de este estilismo es que no tiene edad. Hay un montón de opciones locales donde encontrar hecho un trailleur pantalón de color o enviar a confeccionar con un diseñador. Quizás no nos cope tanto la serpiente pero puede ser un cinturón bien canchero con brillos o un bordado de nuestro gusto. A tener muy en cuenta para bodas de tamaño mediano o celebraciones en chacras. Lo interesante es que si lo llevamos con un top a juego debajo, nos sacamos la chaqueta y bailamos supercómodas toda la noche. ¿Qué dicen?

Tracee Ellis Ross – Ralph & Russo

Boda al atardecer y no sabés que ponerte. Apostá al color con un vestido como este de Louis Vuitton, sencillo en apariencia pero muy elegante y sentador. Llevá el metalizado y los brillos en los accesorios, ¡y en el pelo! No se olviden que el pelo está en alza y los accesorios de cabello son la última tendencia. La estilista de Laura Harrier lo sabe, noten el broche divino que lleva en su semi recogido de costado.

Laura Harrier – Louis Vuitton

Sí, lo sé, todo muy lindo pero son todas reeeee flacas. Quizás vos no tengas el cuerpo de una modelo y no te sientas supercómoda mostrándolo. Nos pasa a todas, más cuando  amos a comprar para una boda y los vestidos hechos vienen en talles chicos. Además de decirte “ponete lo que quieras, porque lo que importa es que te sientas linda”, tené en cuenta un modelo como este jumpsuit que hizo que Melissa Mccarthy estuviera en las listas de las mejores vestidas. Brandon Maxwell, el diseñador, es un verdadero genio que viste todo tipo de cuerpos. Y además fue quien vistió a Lady Gaga en el escenario. ¿Dos nominadas a mejor actriz en los Oscar? ¡Vamos con Maxwell! Este modelo de pantalón y blusa con capa hecho a medida para nuestra adorada Sookie  St James (perdón, pero soy muy fan de Gilmore Girls), sirve tanto para fiesta chica, intermedia y boda en chacra. Para una madrina copada también. Animensé  a los pantalones, es supertendencia. Y es cómodo. ¡Bingo!

Melissa Mccarthy – Brandon Maxwell

Este último look no es de red carpet propiamente pero amamos el Elie Saab rosa chicle asimétrico de Julia Roberts cuando presentó mejor película en los Oscar. ¿Ya les conté que el rosa simboliza amor, esperanza y felicidad? Creo que sí. Apto para toda ocasión, y favorecedor en casi todos los cuerpos, debe ser uno de los vestidos más versátiles que vimos en esta temporada de premiaciones. Si no les gusta o no les va el este tono de rosado, tomen en cuenta el diseño, los accesorios, el pelo y los zapatos. La estilista de Julia es una genia y sabe muy bien lo que hace.

Julia Roberts – Elie Saab

Un ultimo tip: eviten los peinados superelaborados y el maquillaje muy cargado. Los recogidos suman años y el exceso de make up también. Si se preguntan porqué cada vez vemos menos este tipo de look y las estilistas optamos por una mayor naturalidad, es por esto último y porque todo lo demasiado ficticio está bastante demodé. Así que recuerden el mantra de Coco Chanel, que algo de esto sabía: “antes de salir de la casa, mírate al espejo y sácate un accesorio”. Vale lo mismo para el maquillaje, sino miren a Julia a los 51. Nada más que agregar.

Esperamos que puedan sacar muchas ideas de esta selección, y despejemos un poco el caos mental que surge cuando nos llega la invitación e hiperventilamos al pensar qué ponernos. Recuerden que lo más importante es ser uno mismo, sentirse cómodo y disfrutar. Sino, ¿cuál es el sentido de celebrar?

1 Comment

  1. Genia Nieves, gracias por tu claridad y por bajar a tierra las alfombras rojas. Solamente puedo decir que: quiero a HELEN MIRREN de Madrina jajaj, si soy la mejor amiga de la novia quiero ser LAURA HARRIER -amé sus dos looks y su pelo por Dios!- y que amo fuerte a Lupita. Bueno, muy buena la nota, ahora solamente me falta tener una boda jaja

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba