Spreading Fashion Innovation, Captivating People

looks red carpet

#PremiosFlur – Nuestras elegidas de las red carpets

en Arte y diseño

Con los Oscars y la premiación de la peli menos esperada, “Parasite”, finaliza  la  temporada que comenzó con los Golden Globes en enero. En Flur, somos fans  absolutas del séptimo arte (y las series), y como no podemos influir en las premiaciones en sí, decidimos “premiar” virtualmente por categorías  a las mejores vestidas esta temporada. Acá van los Premios Flur  2020.  Esperamos los disfruten.

Artículo por @nieves.pereyra – Consultora de Estilo.

Todos los años quedamos embelesadas con esos vestidos, casi obras de arte, en cada una de las alfombras de las premiaciones. Así que como no queríamos elegir solo unos pocos o centrarnos en una gala de premio en particular, repartimos primeros premios a mansalva. Nada de vice reina o segunda princesa . ¡Todas reinas!

La novia perfecta: Jennifer Aniston

Cuando nuestra amiga preferida  apareció  de blanco en la blue carpet de los SAG Awards, tuvimos una visión en la que nos casábamos llevando ese perfecto modelo  en seda fría de Dior. Enterarnos luego que era un modelo de su colección propia, un John Galliano de principios de los 2000 no hizo más que terminar de sellar el amor que tenemos por Jen.  Con escote drapeado y corpiño,  el estilismo era súper simple pero sentador: pelo suelto, un par de aros, y listo. Tan diosa estaba que Brad Pitt se negaba a soltarla, en ese meme que vimos todos y nos hizo emocionar porque este equipo es team #bradiffer.

La que paralizó la red carpet: Janelle Monáe

Apenas vimos aparecer a la  cantante de “Make Me Fell” en la red carpet de los Oscars, supimos que se venía un  #momentokodak para la posteridad. El vestido que llevaba, un modelo de Ralph Lauren de lamé de seda con espalda descubierta,  mangas largas y  capucha drapeada, no solo no pasaba desapercibido, sino que llamaba la atención  por todas las razones correctas. Un tanto futurístico pero sin ser extravagante, el modelito llevaba más de 168 mil cristales de Swarovski  y  600 horas de bordado a mano. David Bowie sonando de fondo al ritmo de “Fashion” hubiese sido perfecto, ¿pero todo no se puede?

La que viene del futuro: Zendaya

Si alguien  acaparó todas las miradas en los Critics Choice Awards de este año  fue Zendaya en este Tom Ford, que a su vez fue tapa de la edición de Harpers Baazar de febrero,  de la mano de Gwyneth Paltrow.  Con el color de la próxima temporada, el  #hotpink, solo el corsé demandó más de 100 horas de trabajo, y el escaneo del cuerpo de la protagonista de “Euphoria”, para lograr  que le sentara a la perfección. Muy futurista y con ese toque ciencia y  tecnología que nos encanta. Zendaya: no dejes de sorprendernos nunca, te lo pedimos por favor.

La amiga cool: Greta Gerwin

La directora de Mujercitas  es esa amiga cool que todas queremos tener para asaltarle el placard cuando no sabemos qué ponernos. Sin miedo al color y a experimentar estampados como la hemos hacer  visto de la mano de Prada, en los Oscars optó por un  vestido de Dior bastante discreto porque, lamentablemente, fue de  acompañante. Nos quedamos así, con las ganas de un momento woow de la mano de nuestra directora preferida, aunque de  todas formas hay varios estilismos de Greta en esta temporada de premiaciones que  que nos llevaríamos a casa. Este  modelito blanco y negro de Proenza Schouler, que conquista por su aparente sencillez que no es tal, encabeza la lista.

La moderna:  Florence Pugh

Recién  llegada al mundo de las red carpets internacionales, ya es todo un suceso en las mismas.  Audaz y moderna, al igual que Zendaya,  no tiene miedo de experimentar, y lo viene demostrando tanto en las premiaciones como en los looks elegidos para las premiere de Mujercitas.  ¿Nuestro look preferido? Este Dries Van Noten en fucsia  que llevó en los BAFTAS.  Con una larga cola y  sin escatimar en volumen y volados, este modelito fue amado y odiado por igual poniéndola en la lista de mejor y peor vestidas. Por nuestra parte, amamos y aplaudimos  que se anime a experimentar porque si no sería todo muy, muy  aburrido.

La diosa griega: Charlize Theron

La actriz, embajadora de Dior hace años, siempre está entre las mejores vestidas de las red carpets, en parte gracias a su minimalismo y su estilo atemporal al vestir. Por eso sorprendió su elección para la  red carpet de los Golden Globes, con un modelo verde plisado con reminiscencias griegas, en contraste con negro. Divino, pero alejado del estilo al que nos tiene acostumbrados. Resulta  que  el vestido no es de ninguna colección. Fue  hecho especialmente para Theron bajo la simple  premisa de que quería llevar algo de color verde. Qué divino levantar el teléfono y pedirle a Dior que te haga un vestido porque querés estar de verde, ¿no? Maria  Grazia Chiuri no solo le cumplió el deseo,  la convirtió en la diosa del Olimpo hollywoodense al menos por esa red carpet. ¡Un éxito!

La activista menos pensada: Rebel Wilson

¿Se puede ser activista sin buscar serlo? Sin dudas, y si dudan preguntenlé a Rebel Wilson que enfundada en un bellísimo Jason Woo y con un estilismo perfecto, derribó todos los prejuicios acerca de cómo debe lucir una chica con un cuerpo plus size sobre la red carpet. ¿Vestido suelto o con corte princesa? Ajustado y drapeado en la cintura por favor. ¿Colores lisos y opacos que “estilicen”?  Dorado y brillante,  me queda mejor. Resultado: Old Hollywood glam y pase directo a todas las listas de mejor vestidas. Muchos diseñadores no se animan a vestir cuerpos como el de Rebel  por temor a no saber manejarlo, y quedar en la lista de worst dressed. Aplaudimos a Jason Woo por esa maravilla de vestido,  y brindamos por más diseñadores que se animen, como viene haciendo Christian Siriano hace años.

Nuestra heroína preferida: Brie Larson

Que a Capitana Marvel le gustan los metálicos no es novedad. Que le encanta ir a los Oscars de Celine, tampoco. Segundo año consecutivo con este doblete y segundo año que encabeza las listas de las mejor vestidas. Equipo ganador no se toca, dicen. El 2020 es el año de la capa y sin dudas este vestido color rosa champán de Heidi Slimane no pasa desapercibido. Bordado con miles de piedras en plata, con una espalda descubierta absolutamente gloriosa y la capa colgando de su espalda  hasta el piso, que acompañaba sus movimientos a la perfección mientras posaba en la red carpet,  no tiene competencia. Oro y podio para  la heroína que más taquillas ha roto,  en la historia del cine.

La chica de rojo: Scarlett Johansson

Atrás ha quedado esa belleza impactante que sin embargo no encontraba mucho su estilo al vestir. La actriz de “JoJo Rabitt” e “Historia de un matrimonio “ no solo fue nominada por partida doble como mejor actriz en los Oscars,  ha estado consecuentemente en el  top 5 de  las mejores vestidas en todas las premiaciones de este año. De todos esos looks impactantes que nos regaló,  podríamos haber elegido el último, ese Oscar de la Renta que provocó taquicardias en los Oscars. Pero preferimos reconocer la majestuosidad del momento princesa sexy que tuvo en los Golden Globes, con un Vera Wang rojo, que solo ella podría haber llevado de esa forma. Escotazo  en forma de corazón, silueta sirena y una larga cola que se desprendía de un inmenso lazo. Se acuerdan de “¿Quién mató a  Jessica Rabbit?” El vestido rojo, Scarlett lo lleva mejor.

La voz de todas : Natalie Portman

En el momento que Natalie Portman llegó a la alfombra roja, todos quedamos deslumbrados con el vestido  de tul negro con bordados dorados y la capa negra de seda que lo acompañaba. El bordado del vestido, que alude a los campos y las  espigas de trigo, asociados a la fertilidad y femineidad desde antaño, llevó  cientos de horas de bordado en el atelier de Dior en Paris. La capa, por otra parte,  un modelo de la colección primavera verano 2018 de la firma, guardaba una sorpresa.

Sobre una de sus solapas, la maison dirigida por Maria Grazia Chiuri bordó a pedido de la actriz, los nombres de las directoras ignoradas por las nominaciones de la academia este año. Greta Gerwig, Marielle Heller, Lulú Wang, Lorene Scafaria, entre otras, fueron así reconocidas públicamente por la actriz, activista feminista y una de las precursoras del movimiento Me Too. Una forma sútil y sofisticada de reclamar por mayor  presencia femenina entre los directores nominados por la academia, y uno de los looks más hermosos de la gala.

Sin dudas, nos faltan muchos más estilismos que elegiríamos, porque este año hubo looketes im-pre-sio-nan-tes. Tanto que recién  termina la temporada de premiaciones, y en esta redacción ya queremos que vuelva. No sabemos cómo vamos a hacer para aguantar la ansiedad hasta mayo.  ¡Nos vemos en la  Gala del Met!

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba