Spreading Fashion Innovation, Captivating People

instagram publico

Ser o no ser, estar o no estar (de forma pública) en Instagram

en Lifestyle

Mucho se habla en estos días de redes sociales, sobre la importancia de ser y estar en ellas. “Si no está en Instagram, no sucede” es la frase de cabecera de muchos. Con el auge de las historias, los vivos y el IGTV como canal propio donde transmitir “contenido”, esta red social se siente cada vez más como un reality 24/7 que ni en The Truman Show hubieran imaginado. Niveles de ciberbullying incluido.

Artículo por @nieves.pereyra

instagram publico

A mi entender, Instagram es un red social maravillosa si se la usa bien. También es la red con mayor índice de ciber acoso, y por esto se están tomando medidas al respecto. Uno participa y es usuario creyendo, mínimamente, que acuerdos tales como el respeto y la libertad de expresión están intrínsecamente contemplados. Pero, no en todos los casos es así. ¿Qué es lo que nos incita a agredir e intimidar a otra persona de forma pública en una red social? Parece ser una pregunta válida, y a la vez súper amplia. ¿Estar expuestos es un ticket de entrada que brindamos para ser criticados de forma gratuita al permitirles a otros participar de nuestra (supuesta)  intimidad? Como usuaria activa de las redes, y teniendo a las mismas  públicas, sé bien que no soy la única que en ocasiones piensa dos veces antes de subir alguna foto o hacer determinado posteo. Es que tenemos el miedo incorporado a la agresión y a la crítica.

instagram publico

Al parecer no aprendimos nada viendo Mean Girls o Gossip Girl. En tiempo de empoderamiento femenino, está comprobado que las mujeres somos más activas a la hora de criticar y hacer bullying en las redes que los varones. Principalmente en Instagram. Cada vez que planteo en mi perfil una consigna positiva para participar, ya sea mediante el sticker de preguntas o en un post, comienzan a lloverme mensajes privados de usuarias que se copan pero no quieren hacer pública su opinión: “no me gusta meterme en debates”, me plantean, o “viste como está la gente, súper agresiva”. Ahora, es poner a votar hit o miss en el lookete realmente malo de una famosa, y se disparan los miss como si no hubiera un mañana. Criticar parece ser mucho más aceptable, o al menos más fácil de hacer en público a una persona pública, que opinar sobre un tema en particular constructivamente. Aclaro a todo esto que mi pequeña comunidad no es para nada dada al ciber acoso, la crítica, ni el chusmerío. Y que nunca en lo personal recibí ningún ataque de algún tipo.

instagram

En el caso de las influencers o celebrities, el exponerse en público sí parece igualarse a un show del circo romano: salir a la arena a ver qué tan rápido te despedazan los leones. Cuanto más followers y más fama, más posibilidad de ser devorado. Es doloroso realmente, y no sé cómo lidian con eso en el día a día. ¿Quizás les maneja un social manager la cuenta y no ven los comentarios? Vaya uno a saber. Lo que sí es real, es que no todos tenemos el buen humor de Dulceida, que se hizo una camiseta con el insulto que más a menudo recibe en sus redes (choni, o ñeri en criollo) y subió orgullosa una foto posando con la prenda. Yo tendría al menos un dolor de panza de leer esos comentarios horribles sobre mí.

instagram publico

Aclaremos: no estamos hablando ni vamos a hablar de los trolls. Esas figuritas son identificables y basta el botón de bloqueo para pasar a otra cosa sin mayores consecuencias: #ThankUNext. El punto es qué hacer cuando son personas reales. Y más aún, qué pasa cuando son personas que conocemos. Consciente de esto, Instagram introdujo recientemente dos nuevas  herramientas de inteligencia artificial antibullying que nos dan la posibilidad de impedir interacciones no deseadas y de ocultar comentarios de determinadas personas ante el resto de la comunidad.

instagram publico

Una de las herramientas alerta a los usuarios de lo dañinos u ofensivos que pueden ser sus comentarios antes de publicarse, haciendo reflexionar a los autores y dándoles la oportunidad de rectificar. Si en nuestra casa o en la escuela no nos enseñaron a pensar dos veces antes de decir algo que pueda lastimar a otro, llegó el día en que la inteligencia artificial lo hace: ¿estás seguro de querer  publicar esto? Ni Ultratón lo hubiera imaginado tan claro. Ese robot era un visionario. Asimismo, la red social ha comenzado a probar otra función por la que los usuarios podrán invisibilizar ante el resto de los seguidores los comentarios de personas seleccionadas, siendo visibles solo ante ellos.

instagram publico

No obstante, si así lo desean, podrán permitir que sean visibles para todos. Esta herramienta se llama Restricted, y en lo personal, me parece estupenda porque ya sabemos que no hay  nada que avive más la llama del acoso en un bully que enterarse que nos molesta tanto que lo hemos bloqueado. En muchos casos hasta resulta peligroso porque puede sentirse alentado a llevar el bullying a otras redes como whatsapp, o incluso a la vida real. Lo interesante en este caso es que el restringido sigue actuando como si nada ocurriera. De esta forma, si bien se lo bloquea, él o ella podrá seguir escribiendo y comentando pero su contenido no será visto por el usuario que usó la función ni  por los que accedan al perfil.

instagram publico

Lo ideal, ya sabemos, es educar para que en las redes imperen los mismos criterios de cortesía y respeto que parecen más obvios cuando la controversia se produce cara a cara. Pero esto se estaría tornando cada vez más complejo. El CEO de Instagram,  Adam Mosseri, ha comentado acerca de éste punto que “la misión de Instagram es conectarte con las personas y las cosas que amas, lo que sólo funciona si los usuarios se sienten cómodos expresándose en esta red. Sabemos que la intimidación es un desafío que muchos enfrentan, especialmente los jóvenes”. No sabemos qué pasó con la red amada donde compartíamos la foto de nuestro latte y a cambio recibíamos un me gusta; parece no existir más. En cambio, si podemos leer peroratas de insultos acerca de cómo carga su bebé Meghan Markle, y hasta amenazas de muerte de parte de fans enardecidos, como lo que le sucedió a la pobre mujer que osó a preguntarle a JayZ en un partido de basquet qué quería tomar, inclinándose para ello por encima de Beyoncé.

Como les decía más arriba, es una pena porque se está perdiendo el sentido tan lindo de comunidad constructiva que tenia esta red al comienzo, y hay mucha gente queriendo participar positivamente pero sin hacerlo por miedo. Esto genera un círculo vicioso que hace, lamentablemente,  que el ambiente se torne cada vez más tóxico.

instagram publico

Sobre porqué nos comportamos de ésta forma digitalmente habría que escribir un  tomo de psicología social, algo para lo que no estoy capacitada. A la crítica y el pre juzgamiento siempre los enfrento recordando lo que le dijo Serena a Blair en Gossip Girl, cuando pretende huir de la ciudad a causa de los chismes que la involucran: “la gente no te dice quién eres, tú se los demuestras”. Bueno, quizás no eso exactamente… Pero soy una creyente fervorosa que ante el chisme, la crítica o el acoso, lo mejor es hacer oídos sordos.

De afectarnos a nivel psicológico o ser un problema grave que no podemos manejar, hay que utilizar las herramientas digitales a nuestro alcance. Que no nos tiemble la mano al apretar bloquear o restricted, como a ellos no les tiembla a la hora de criticarnos. No somos los que usamos las redes sociales de forma correcta los que debemos desaparecer de ellas, sino enseñarles (así sea con rigor) a quienes las usan equivocadamente, que sus actos tienen consecuencias.

Nota al margen: En estos días, Instagram está quitando la visibilidad de los likes en algunos países, y parece ser que comenzará a hacerlo de forma oficial próximamente. ¿Qué opinan al respecto? ¿Creen que es un cambio beneficioso? No se olviden de comentarnos en las redes.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba