Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Registros Akáshicos: una lectura sobre cómo encontrar el camino desde el amor

en Lifestyle

En la era de preguntarle todo a Google, a veces las mejores respuestas están dentro de uno mismo. A diferencia de lo que popularmente podemos pensar, hacer una lectura de los Registros Akáshicos no es vivir en carne propia un capítulo de la serie Sabrina de Netflix. El cine se ha encargado de ridiculizar un poco todo aquello que tiene que ver con el campo espiritual, por lo que no es de extrañar que te imagines sentada frente a una anciana de pelo gris que mueve las manos en torno a una bola de cristal en una habitación oscura y con olor a humedad.

Por suerte, nada de eso es real, y aquí te traemos la posta de la mano de una experta. Gabriela Vaccaro comenzó su carrera en la industria de la Programación, y de a poco su curiosidad la llevó a la Psicología. Se graduó en la Universidad Católica de La Plata motivada por las ganas de ayudar a que las personas encuentren su felicidad, aunque ver que el camino a la sanación es largo le generaba preocupación. En nuestro país, se formó como profesora de Yoga y también en la apertura de Registros Akáshicos, ejerciendo este campo desde hace más de diez años. Pero, ¿de qué se trata todo ese universo?

La apertura de Registros Akáshicos es una experiencia de sanación y desbloqueos energéticos, es como tener una conversación con vos misma pero a través de un canal, y ese canal es Gabriela. Creer o reventar. Un día ella misma llegó escéptica a una sesión con un peso angustioso importante, al principio no entendió nada y muchos años después, esa misma persona que le había hecho la apertura de registros terminó siendo su propia maestra.

Los Registros Akáshicos son una técnica milenaria de conexión espiritual con uno mismo a través de un mantra.

Para conocer un poco más sobre todo esto, Gabriela nos recibe en su apartamento en Malvín, donde enseguida sentimos el espacio neutro y amigable. Además, ella transmite una paz y una alegría que hace que te sientas enseguida cómoda y quieras realmente abrirte. La sesión comienza con una frase que Gabriela pronuncia para abrir tus registros y allí es donde la energía comienza a fluir entablando un nuevo orden. Sin saber nada de nuestra vida, comienza a hablar y a decirnos cosas que eran muy acertadas sobre nosotros, en ese momento comprendimos que había algo más fuerte que escapaba a nuestro entendimiento.

Antes de la sesión, tenemos una instancia de charla en la que nos explica qué es lo que va a estar haciendo y nos quita todas las posibles dudas en torno a la práctica. Allí fue donde nos contó por ejemplo, que el abrir los registros es conectar con la sabiduría que llevamos dentro y no buscar en el exterior. De hecho, al meditar estamos conectando con nuestros registros, por lo que no es algo extraño o externo a nosotros. Entonces, si no le damos permiso, Gabriela no puede abrir los registros, no es que vaya por la vida viendo el interior de cada uno, todo lo contrario: es un espacio de paz y sanación sagrado que ella respeta muchísimo.

Cuando le preguntamos cómo se prepara para este tipo de encuentros con los consultantes, nos cuenta que es un trabajo de 24 horas del día, que requiere cuidar la propia energía, y esn eso la ayuda la práctica de yoga que favorece estados de armonía y equilibrio, paa poder ser el mejor canal posible para los demás.

Lo que tenés que saber antes de ir a una apertura de registros

  • Antes de asistir podés pensar en esas situaciones que están generándote dudas, dolor o tristeza, para que llegado el momento puedas arrojar luz sobre ellas y resolverlo.
  • Cuando llegas a esta técnica es porque estás listo para recibir ese mensaje. Lo que recibís es lo que sos.
  • Nada de lo que te digan va a ser externo a tu propio ser, son cosas que están en tu conocimiento consciente o inconscientemente, solo que a veces no lo queremos escuchar.
  • Cuando realices una pregunta, hacela desde tu ser y no desde otros. Ejemplo: si venís de una seguidilla de malas relaciones, no preguntes por qué todos los hombres que conoces terminan dejándote, mejor planteate qué es lo que vos tenés que aprender de las relaciones de pareja.
  • Se intuitiva a la hora de elegir qué querés conocer y con quién deseás hacer esta experiencia de sanación y amor.
  • La sesión puede durar hasta dos horas, según cada persona. Gabriela recomiendo dejar un período mínimo de seis meses en el caso en que se quiera repetir.
  • No se requiere más que dos sillas para la sesión: no te imagines patas de conejo colgando o cartas de tarot, nada más alejado de la realidad.
  • Transitá esta experiencia con simpleza y relax, sabiendo que no interfiere con ninguna religión o creencia. Es un “atajo” para sanar, que con terapia psicológica llevarían años.

No hay recetas establecidas en lo que refiere al plano espiritual y cada caso es un mundo, por lo que nuestra recomendación es vivirlo para entenderlo. Nosotros te sugerimos especialmente que contactes a Gabriela, no solo porque su formación de psicóloga ayuda muchísimo, sino porque es verdaderamente amable, gentil y transparente. ¡Sin dudas eso te da la seguridad que necesitás!

Aunque la mayoría de los consultantes le llegan por recomendaciones, ella nos sugiere que al momento de elegir un terapeuta akáshico para transitar la experiencia, seamos intuitivos para percibir si hay una resonancia afín. Si sienten que no, confíen en que cuándo sea el momento oportuno darán con quien sea el canal adecuado. Y si aún estás preguntándote si hacerlo o no, pensá en esto: cuando el afuera se vuelve ruidoso e incierto, adentro nuestro siempre encontramos la fuerza y la guía para encontrar el nuevo camino a seguir. ¡Adelante!

Artículo por Karen Fabregat

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba