Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Inside Garage Gourmet: el detrás de un proyecto que nos invita a celebrar la comida, de la mano de Mauricio Pizard

en Arte y diseño/Diseñadores/Lifestyle/Tendencias

Este fin de semana se viene una nueva edición de Garage Gourmet, la cita gastronómica que para los montevideanos, grandes y chicos, se ha vuelto tan popular y esperada, congregando a miles de personas. Pero esta vez la propuesta, con aires veraniegos, viene renovada, y tendremos la fortuna de contar no sólo con la exquisita oferta gastronómica de siempre, sino también con la incorporación de un bazar de regalos culinarios para celebrar las fiestas, música en vivo, charlas, talleres, y otras actividades, para disfrutar de dos días de ricos platos y buena compañía en el siempre hermoso Jardín Botánico.

Pero Garage Gourmet es mucho más que un picnic durante todo el año. A lo largo del 2019 pudimos ver cómo se ha convertido en uno de los emprendimientos más importantes a nivel nacional en cuanto al mundo gastronómico, no solo por sus ya famosos eventos culinarios, sino también por haber debutado con su primer libro de recetas, “Conservas”, que fue todo un éxito, y haber logrado hacerse de un espacio en este ámbito aportando una mirada fresca, natural, y con su encanto propio. Como previa al fin de semana, y para adentrarnos más en el mundo de GG, que tanto nos gusta, charlamos con Mauricio Pizard, uno de sus fundadores, quien nos contó sobre sus proyectos, viajes, inspiraciones, y toda la info sobre el pasado, presente, y futuro de este emprendimiento que, día a día y con mucha fuerza, sigue creciendo. ¡Pasen, prueben y lean!

El entusiasmo por la gastronomía viene desde hace tiempo para Mauricio, arquitecto, fotógrafo, escritor, y en general, apasionado del mundo de las plantas y la comida, los cuales lleva en la sangre. Con una herencia que es mezcla italiana, española, francesa y criolla, la comida siempre fue algo importante en su familia, tanto en las celebraciones como en el día a día. “Ya sea en los cumpleaños, los domingos, las fiestas de fin de año, las fechas patrias o el 1ro de mayo: siempre celebramos la unión y la familia por medio de la comida, y cuanto más y más rico, mejor.” Una mesa gigante, manteles superpuestos, platos, fuentes, los grandes comiendo con los pequeños, esos son algunos de los recuerdos familiares que siempre destaca como más arraigados. Pero el interés de Mauricio por lo culinario también es algo personal; una cuestión de estar interesado y prestar atención a lo que está consumiendo, no solo el sabor, sino también el origen, las anécdotas por detrás, la historia, la experiencia. “La comida es vital– nos dice Mauricio-, es una obviedad. Pero los alimentos tienen otras funciones también: psicológicas (influyen en nuestro estado de ánimo), ambientales  y políticas (las formas de consumir y producir influyen en el medio ambiente), sociales y familiares (fortalecen los lazos), culturales (los alimentos y las recetas se desarrollan en contextos culturales e históricos particulares), etc. La cocina es también la anécdota. Es el recuerdo y la vivencia. Es muy importante entonces aprender a comer, para hacerlo bien durante toda la vida.”

Ollas del Mundo

Sin dudas esa pasión y esa forma de ver el mundo fueron el motor que dio impulso al surgimiento de un proyecto como Garage Gourmet a fines del 2017, con la experiencia dada por la colaboración en la creación e identidad de otros dos eventos gastronómicos pioneros, de los que luego Mauricio y Joaquín (Pastorino) se separaron, para formar, junto a Javier (Pastorino) Garage Gourmet, con su propia identidad e impronta.

Garage Gourmet nace con la idea de reconocer, repensar, y recuperar la forma en que nos alimentamos, pero también, el cómo habitamos, y cómo nos relacionamos. Hoy en día GG tiene fundamentalmente tres grandes patas: por un lado, los eventos (“Ollas del mundo” en invierno, “Picnic en el Botánico” en primavera, “GG Bazar” en diciembre) que son un punto de encuentro, de acceso libre, con una variada oferta gastronómica de calidad, y actividades para todos los gustos. Después, por otra parte, una plataforma de difusión gastronómica y lifestyle, mediante la web y redes sociales, donde se comparte diferente tipo de información relacionada a este mundo. Y por último, la pata más nueva, la editorial, con la publicación del libro “Conservas”. “El libro es manifiesto, la redes son machaque conceptual y modos de consumir el alimento, y las ferias son experiencias con la comunidad. En conjunto, es compartir buenas propuestas entre todos.” Resume Mauricio. De esta forma pretenden estimular la convivencia urbana, recuperar al menos momentáneamente diferentes espacios urbanos (ya sea el Jardín Botánico o el Espacio de Arte Contemporáneo, donde se realiza “Ollas del mundo”) y fomentar la cultura gastronómica local, promoviendo la comida casera, los procesos artesanales, y la alimentación consciente.

Picnic en el Botánico
Picnic en el Botánico

El mundo editorial es algo que les llegó de pronto, pero que sin embargo, resultó fundamental para crecer en la búsqueda de alcanzar tales objetivos. Antes del mes de haber sido lanzado- nos cuenta Mauricio-, el libro ya se estaba reeditando porque fue un éxito de ventas. “Aún continúa entre los más vendidos del año y no lo podemos creer; no porque no creamos en el contenido que tiene, que es muy bueno, sino porque siempre nos pareció algo muy específico y particular, el mundo de las conservas, aunque la primera parte del libro es un manifiesto casi y una oda a la comida casera.” Pero es que el mundo de las conservas es uno que, aunque un poco olvidado en la actualidad, nos conecta de alguna forma a todos y tiene mucha historia.

En casa de Mauricio, por ejemplo, siempre se hicieron conservas caseras; incluso sus primeros recuerdos son yendo en el fusca con su madre a la quinta de unos amigos para traer cajones de tomates y duraznos y hacer conservas. Es también la forma de tener productos de calidad y de cierta estación durante todo el año, sin tener que pagar precios abismales por un producto con poco sabor y de cámara. Además, desde hace 5 o 6 años, los fermentos también comenzaron a hacer presencia en su vida, como fuente de probióticos y como método de conservación de los alimentos.

Y es gracias a todo eso, a esa veta descubierta, que Penguin Random House se acercó a Garage Gourmet y así inició la idea del libro, que se comenzó a pensar en enero y se publicó en abril; tiempo récord según los libreros. “Fue fascinante, emocionante, también estresante, agotador, pero ese tipo de cansancio que te deja contento. Sistematizamos el conocimiento que teníamos sobre las conservas, explicamos cómo funciona: algo que hacíamos casi intuitivamente o por recetas heredadas al fin tiene un fundamento.” Así, las más de 200 páginas del libro incluyen un potente caudal de conocimiento, entre información teórica, historia, métodos, anécdotas, recetas y más, que ciertamente ha sabido cautivar al público. “Todos los días estamos conociendo gente nueva que nos escribe por las redes que consiguió el libro, ya sea desde el interior del Uruguay o desde fuera del país, y eso es algo maravilloso para nosotros” afirman.

Pero no es sólo la herencia y la comida local lo que inspira el universo de quienes llevan adelante Garage Gourmet; el conocer las diferentes culturas alrededor del mundo es parte vital de todo esto. En 2010 Mauricio hizo el viaje de arquitectura, donde vió y conoció el mundo en un tirón; y este año con Joaquín planearon algo más conciso y temático: Norte de África y Medio Oriente, donde recorrieron Marruecos, Egipto, Turquía e Irán, y luego volvieron por Grecia y Sicilia.

Norte de África- Mauricio Pizard

“Personalmente viajo para conocer al otro, entenderlo, ver cómo vive, cómo se relaciona con la ciudad, con la naturaleza, con el alimento. Comprender cómo come también, para entenderme a mí. En las coincidencias y las diferencias yo también me veo. En Medio Oriente comprobamos y comprendimos que muchos platos y formas de consumir ciertos alimentos que tenemos en Occidente, nacieron ahí. Muchos ingredientes, formas de cocción, etc. Es increíble. Los italianos son increíbles también (somos, porque la sangre tira); cómo disfrutan de la comida, las ferias de barrio, la comida callejera, las vecinas que preparan pasta en la calle y la venden, los quesos, los vinos. Ya quiero volver.”

Y si bien aprender de afuera es sin dudas muy estimulante, también hay mucho por hacer acá. ¿Cuáles son los próximos pasos en el camino de Garage Gourmet? En primer lugar, el evento de este fin de semana, 7 y 8 de diciembre, con cocineros y foodtrucks con propuestas gastronómicas locales y de todo el mundo, bazar de regalos (relacionados con la cocina y lo doméstico, incluyendo cerámicas, cuencos de madera, palotes de amasar, mantelería, cristales, canastos, libros de cocina, y especias), un mercado de verdes de pequeños productores y un sector de alacena o mercadillo de distintos rubros (queso de cabra, aceite de oliva, chocolate, entre otros),  bandas en vivo, charlas, talleres, recorridos guiados, visitas al invernáculo, intercambio de semillas, talleres de huerta para niños y mucho más. De todo. ¡Hasta circo!

Además, durante el evento se lanzará el Calendario de Siembra 2020 de GG, diseñado por el estudio Mirá Mamá y serigrafiado por Estampador Santa Cruz, y durante ambos días estará presente el Mercadito de Ilustración acompañando con su bello arte.

Pero Garage Gourmet también sigue trabajando en el mundo editorial, y ahora están en pleno proceso de escritura del segundo libro, que saldrá a la venta en abril del año próximo, y que, con la experiencia del primero, seguro no nos lo vamos a querer perder; porque si hay algo que caracteriza a este equipo, y que nos encanta, es su curiosidad, sus ganas de aprender, y también de dar, de poner la comida en el centro y ofrecérsela, para compartir, para experimentar, a los demás.

“Garage Gourmet es muy personal, honesto y coherente: nosotros plantamos, cocinamos, y fermentamos. Las fotos que vamos subiendo a Instagram, por ejemplo, son fotos que vamos sacando espontáneamente en nuestro día a día. No siempre se puede tener un proyecto tan auténtico, y estamos contentos con eso” afirman.

Y nos dejan una recomendación para que tengamos en cuenta: “Indaguen sobre la lacto- fermentación de los vegetales: introducirse en ese mundo es maravilloso. Desde el chucrut hasta el kimchi, remolachas, tomates, todo. Favorece su conservación, mejora la absorción de los nutrientes, refuerza nuestras defensas al aportar probióticos a la ecología de nuestro sistema digestivo e intestinal, y mejora el paladar gracias al sabor Umami (el quinto sabor).”

¿Qué más podemos pedir? Al igual que los chicos de Garage Gourmet, será cuestión de animarse, experimentar, y llegar a resultados que no habíamos pensado posibles, sin dejar de disfrutar el proceso. Si vamos a comer toda nuestra vida, entonces, más vale intentar hacerlo rico, a consciencia, en buena compañía, y que nos haga bien. ¿No?


Artículo por Sofía Dinello

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Arte y diseño

Ir a Arriba