Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Enero: mes de reflexiones y deseos para el equipo Flur

en Lifestyle

A veces la vorágine de diciembre nos atrapa con sus despedidas de año, la organización de las vacaciones, y ver con quiénes pasamos las fiestas. Por eso enero puede ser un buen mes para parar y reflexionar, pero sobre todo agradecer lo que la pasada década nos dejó y lo que deseamos alcanzar en la recién inaugurada. En Flur, aprovechamos para hacernos todas estas preguntas y compartimos con ustedes las respuestas, acá.

Artículo por @nieves.pereyra 

reflexiones 2020

Los últimos días del año nos encontraron despidiendo la década y en medio de  discusiones teóricas sobre si esta terminaba realmente el pasado 31, o el de este año. Pero no vamos a entrar en debates de tipo matemático, ni a darle la razón a la Real Academia Española (que afirma estamos todos equivocados y la década no termina hasta el día 31 del 2020). Para el común de nosotros mortales, el 31 del mes pasado terminó la década. Y eso nos hizo reflexionar a todo el equipo en nuestro chat de whatsapp, mientras cada una pasaba sus primeros días de vacaciones y reconectaba consigo misma luego de un  diciembre muy intenso.

reflexiones 2020

Y si alguno piensa que llegamos tarde a la reflexiones, no es por llevarles la contra, pero el pasado sábado 25 fue Año Nuevo chino y muchas de nosotras somos #LudovicaSquirrufans, así que también festejamos y empezamos el 2020 por doblete. Acá van entonces las preguntas que dispararon nuestras reflexiones de enero sobre  la década que pasó, o  nuestras reflexiones sobre la década que empieza este fin de mes según el horóscopo chino: año de la rata, bienvenido seas.

Gabriella Roullier

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Gabriella Rouiller (@gabrielarouiller) el

¿Cuál es la mayor lección que aprendiste la década pasada? 

 Cuando pienso en términos de décadas es cuando más me doy cuenta de la evolución y el paso del tiempo, algo que no me pasa año a año, por eso creo está bueno hacer una reflexión que abarque todos estos años. La lección que creo fue más beneficiosa e importante fue el poder de la tolerancia en todas sus formas, es algo que supongo que te van dando los años, pero siento que fue unos de los aprendizajes más importantes incluso de los últimos años, para poder desarrollar una vida completa socialmente. Cuanto más pasa el tiempo te das cuenta que tenemos una sola vida y el valor de estar rodeado con gente que te acompañe en los recuerdos que vas a tener por todos los años que van a venir, es muy importante. Además, después de que pasás la adolescencia cada uno sigue su camino y poder mantener las relaciones ya existentes o crear nuevas en la vorágine que es la vida misma, es muy difícil.  Además de eso valorar el tiempo, minuto a minuto, de la vida misma y tener más en cuenta que la plata no compra ni el tiempo ni la salud, que son los valores máximos que hay de nuestra existencia. 

¿Algo que quieras agradecer de estos últimos 10 años? 

La vida misma, que es un regalo. Más allá de eso, para mi fue un enorme crecimiento por el período de edad que abarcó, tanto en el plano profesional, en donde logré recibirme, sacar adelante un emprendimiento propio y al mismo tiempo trabajar y hacer todo lo que me gusta; como en el personal en donde formé una familia. Trabajar en moda, en un ambiente femenino, con un montón de mujeres que me inspiran y me ayudan a crecer, en donde se me dieron un montón de oportunidad fue de lo más lindo. En un mundo donde el machismo es muy fuerte y en muchas esferas profesionales los cargos van solo para hombres, creo que trabajar en este ámbito es un privilegio. 

¿Cuáles son tus desafíos y metas para la próxima década? 

Poder seguir haciendo lo que me gusta, aprender de la gente que me rodea y seguir profesionalizando la revista. Uruguay es un país con muchas limitaciones en cuanto a los negocios, ya que el público es reducido y más cuando hablamos de moda o emprendimientos de nicho. Entonces es un desafío seguir adelante con un medio, además del contexto regional en el que estamos viviendo. Creo que sobre todo en los últimos años de la década hubo un cambio de paradigma en las empresas de todos los rubros literal, y que tenemos que adaptarnos a las nuevas exigencias de los consumidores, y encontrar oportunidades para satisfacerlos, lo cual no es fácil pero sumamente satisfactorio cuando sucede.

¿Cómo imaginas será tu vida en el 2030?

Ojalá que tan linda como ahora! 🙂

Nieves Pereyra

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Consultoria De Estilo (@nieves.pereyra) el

Lecciones de la década pasada tengo mil.  La década 2010 empezó de manera brillante y a la mitad se desbarrancó. De a poco repuntó y termina con un balance positivo, que me encuentra en un lugar sumamente feliz: sin dudas, ha sido la década más montaña rusa de mi vida. Haber atravesado una enfermedad complicada, y todo lo que implica a posteriori, quizás fue el aprendizaje más importante. Entender que no tenemos la vida comprada, que el ego es un gran enemigo de la sanación, y que la belleza no es tan importante como creemos. Que la gente va y viene, que los que te aman de verdad son los que se quedan y que está en vos trabajar cómo manejas los vínculos en tu vida. Quizás ese podría ser un buen resumen.

Si tengo que agradecer algo entonces,  es estar viva. Tengo una lista de cosas más, pero el estar viva, que puede resultar muy básico quizás, abarca todo.

Mis desafíos y metas van por el lado de seguir haciendo lo que me gusta y crecer en mi profesión cada vez más. Siento grandes deseos de trabajar en conjunto con mujeres que deseen encontrarse con ellas mismas por medio de la imagen, y por supuesto ayudar a aquellas que pasaron por un tratamiento de quimio como yo, donde la imagen se diluye y la identidad se ve alterada. Mi frase motivacional para el 2020 es: “’¿y ahora qué sigue? Te curás, crecés y ayudás a otros” .

Acerca del futuro, luego de que mi vida se diera vuelta patas arriba, literal, de un momento a otro, no me gusta visualizarlo  mucho sino que busco estar más anclada en el presente. De todas formas, en 10 años  me encantaría haber logrado mucho de lo que me propuse,  y por sobre todo al volver a hacer un balance de década, sentir que crecí como ser humano y soy mejor persona.

Sofia Dinello

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Life Collective (@life__collective) el

Si me preguntan por lecciones que me ha dejado  la década pasada, creo que aprendí muchas,  y diez años es un montón de tiempo en relación a mi vida (¡casi la mitad!), pero seguro que me he dado cuenta de que la vida nos lleva un poco para donde quiere y hay que aprender que todo cambia constantemente. La espera y la duda también importan, las cosas las procesamos con el tiempo, y siempre hay que intentar estar presentes. Esforzarse, querer, perseverar, agradecer, y mirar para adelante sabiendo que nada es permanente y que aún vendrán mil cosas para atravesar y recorrer.

En cuanto a agradecer: TODO. La posibilidad de haber hecho y vivido un montón de experiencias, la compañía de cada persona que llegó o que se fue, y también el no ser la misma, el haber podido crecer.

Mis  desafíos y metas para la próxima década vienen por el lado de seguir aprendiendo, seguir disfrutando, actuar de acuerdo a la vida y a la persona que quiero ser. Encontrarme un poco más y animarme también a lo que esa búsqueda pueda llegar a dar.

Sobre mi vida en el  2030 no puedo imaginarla ahora.  Siento que cualquier cosa puede llegar a pasar en diez años y no me quiero imponer nada concreto. Solo espero estar viviendo de un modo, sea cual sea, que me haga feliz.

Ailén Rodriguez

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de STUDIO (@studiobyailen) el

La mayor lección que aprendí la década pasada es que hay que priorizarse a uno. Seguir tus sueños, rodearte de gente que te haga bien. Entender que hay que encontrar el equilibrio justo entre nuestro mundo interior y lo que nos rodea es fundamental para sentirse pleno. Para agradecer, sin dudas mi familia y mis amigas. Son el piso de cualquier proyecto, idea, locura y emprendimiento que hago.

Si tengo que definir una meta o deseo sería poder seguir creciendo profesionalmente. Hay una lista de objetivos austera pero desafiante que va a requerir mucho enfoque y trabajo para poder cumplirla. ¿Y sobre mi vida en el 2030?. ¡Uf, qué difícil! ¡Con gatos, seguro! Mas allá de eso, asumo que siguiendo mis objetivos, que creo serán otros, rodeada de la gente que amo y tal vez en otra parte del mundo. Pero ante todo eso, rodeada de amor, en versión gatuna y humana.

Rosalía Larocca

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 🐳 (@rosalia.larocca) el

Si me preguntan por la mayor lección que me dejó la década pasada, es que nada en la vida debe ser dado por hecho, que hay situaciones que nos sorprenden, y que siempre de una forma u otra, estamos preparados para adaptarnos a las circunstancias. En 2012, mi mamá se enfermó de cáncer, pero también ese año conocí al amor de mi vida. Atravesamos años muy duros, despedimos a mamá rodeados de amor, construimos un nuevo hogar… Nunca mejor dicha la frase “la vida te da y te quita”. La década pasada me quitó y también me dio mucho.

En ese punto, el agradecimiento viene por haber podido acompañar a mamá en su enfermedad y que la vida nos haya dado el tiempo que necesitamos para disfrutarnos, sin muchos pendientes.

Acerca de las metas para los próximos años, no  tengo muchos desafíos ni ambiciones. Quisiera progresar a nivel laboral, pero por sobre todo seguir construyendo mi familia. En 10 años, en el 2030, quiero imaginarme feliz, disfrutando de las pequeñas grandes cosas. No pido ni más ni menos de lo que tengo ahora. Paz y salud para todos.

Karen Fabregat

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Karen Fabregat (@confesiones_de_una_millennial) el

La verdad es que no me había puesto a pensar en estas cosas, es un gran ejercicio. No sé si es la más grande, pero seguro que la lección más marcada que me dejó la década pasada fue, a raíz de algo que sucedió, que debo confiar en mi intuición. Siempre fui muy intuitiva y de un tiempo a esta parte me había desconectado un poco de ese lado mío.

Agradecimientos, todos. Me siento muy afortunada de poder vivir tranquila. Para mí, una de las cosas más increíbles es disfrutar del día a día y de las pequeñas cosas. Algo que siempre le recuerdo a las personas que se quejan continuamente es que tenemos la suerte de poder mirar el cielo sin miedo a que nos caiga una bomba, podemos ir a estudiar tranquilos sin miedo a que alguien entre con un arma y haga destrozos. Yo sé que suena exagerado, pero hay gente que lamentablemente vive en lugares que están en guerra desde hace años. Tener salud, y si no la tengo en ese momento, poder ir al médico sin tener que hipotecar un riñón. Poder elegir qué quiero estudiar o en qué quiero trabajar; tener capacidad de elección.

Desafíos  si me preguntás  aún tengo un montón. ¡Por suerte! Seguir trabajando en algunos bloqueos y aspectos que quiero cambiar de mi, es uno. ¡Aunque el mayor desafío creo que va a ser recibirme de mi carrera universitaria!

¿Mi vida en el 2030? ¡No tengo idea! Sí me encantaría que me encuentre viajando por el mundo  y  teniendo la oportunidad de trabajar en otro país y conocer diferentes culturas. Eso seguramente me haría muy  feliz.

¿Que piensan de las preguntas que nos hicimos? ¿Son de hacer este tipo de evaluaciones? A nosotras nos resultó un buen ejercicio de reflexión y agradecimiento. Porque un año nuevo siempre es una oportunidad para cerrar página y comenzar a escribir en blanco nuevamente; pero también para agradecer y proyectar. Y si es una nueva década lo que comienza, ¡más aún! Así que feliz década nueva para todxs y que se cumpla todo lo que se propongan. ¡Chin Chin!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba