Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Back to basics : El 2021 en tendencias 

Hace unos días tuvimos la oportunidad de acercarnos a  lo que nos deparará el 2021 en tendencias de moda , de la mano del ya clásico seminario de Expand Design dictado por Rosalina Villanueva para WGSN, líder en tendencias a nivel mundial. Acá un resumen de lo que podemos esperar para el próximo año: Retorno de los básicos, consumo empático,  y vuelta a lo ancestral. 

Artículo por Nieves Pereyra

Se termina un año de incertidumbres en la industria de la moda como fue este 2020, año de reinvención y cambio de estrategias a nivel de diseño y comunicación. 

Todo vaticina que en el 2021 no va a haber grandes cambios ni van a surgir grandes tendencias alternativas a las que ya conocemos. Ante la duda lo conocido siempre es bueno , y de eso va a ocuparse la industria de la moda, una de las más golpeadas por la pandemia. 

En artículos anteriores de #Flur  ya pudimos ver como impactó la pandemia sobre la necesidad de digitalización apresurada, y las interrogantes que surgieron sobre las futuras semanas de la moda,  y los desfiles.

Mientras la industria cambia el paradigma, y se reorganiza para el próximo quinquenio, vayamos a lo que queremos saber los consumidores finales: Qué se va a usar,  las próximas temporadas. 

Consumo: Responsable y comprometido.

Empecemos por un breve repaso sobre los cambios en nuestro consumo, porque cómo, qué y cuando consumimos fue una de las variables más afectadas en la industria textil. 

Al volver ,  nosotros consumidores,  al consumo esencial, las marcas debieron replantearse las estrategias de venta al público: principalmente el ser percibidas como más cercanas y empáticas, nada sencillo de lograr cuando el canal de ventas es digital. En muchos casos se apostó por una experiencia más personalizada, asesorando online a los compradores, y saliendo de las redes más utilizadas como canales de venta hacia otras más inmediatas, como por ejemplo whatsapp. 

El branding se enfocó más que nada en generar sentimientos en el consumidor, ya fuese por medio de la evocación de emociones, la identificación en valores compartidos o la unión por medio de alguna expresión artística compartida como por ejemplo, la música. 

Cada vez más la moda apela a lo comunitario, a lo cercano y optimista. El tono  de comunicación más  improvisado,  como lo fue el tik tok fashion month,  y menos lejano,  parece ser el lema. 

Por otro lado, la  cultura de la cancelación llegó para quedarse, afectando marcas, personalidades públicas  e influencers.

Las redes ya no son solamente un espacio para socializarse y conectar sino  el ámbito donde se organizan los cambios. Las nuevas generaciones de consumidores son  comprometidas y activistas, y lo social no es para ellos un dato más de la realidad. Su consumo apuesta cada vez más por marcas responsables, comprometidas con el medio ambiente, inclusivas y respetuosas de la individualidades . Estamos ante la visión de que el mundo sí puede cambiarse, una elección de compra a la vez, y muy lejos de suavizarse luego de la pandemia, esta tendencia va a cobrar cada vez más fuerza. 

BLEU, BLANC, ROUGE ET NOIR

tendencia

Con una cultura que ansía la nostalgia porque “todo tiempo pasado fue mejor”,  la vuelta a los básicos es de rigor, y ¿que más básico según nos plantea Rosalina Villanueva que el trinomio BLEU, BLANC, ROUGE (+ NOIR )?. 

Este trinomio de colores, que refiere a la bandera de Francia y sus significados:  Libertad (Azul), Igualdad (Blanco) y Fraternidad (Rojo) anhelos todos muy significativos dado el contexto actual. 

También refiere a la trilogía de  Krzysztof Kieslowski de principios de los 90s, década y estética que vamos a seguir viendo en prendas y tendencias. 

De esta forma, Villanueva organiza las 4 macro tendencias más fuertes para el 2021 que les adelantamos a continuación. 

Y si no vieron esta trilogía, las invitamos a hacerlo. Van a sorprenderse de todos los looks que podrían llevar perfectamente en el día a día,  hoy. 

BLEU 

 

El azul como color laboral por excelencia, englobando la tendencia sartorial, la comodidad,  y el trabajo desde casa. Vamos a seguir viendo mucha moldería enfocada en detalles del tren superior ya que el home office y las reuniones por  zoom no se van a ninguna parte. Los cuellos bebés, los lazos al estilo Gucci y la camisería de autor siguen en alza. 

Los pantalones se ensanchan para permitir el movimiento pero en moldes más sastreros, que permitan el uso tanto en el hogar, como fuera de él. 

A diferencia del 2020 que nos agarró desprevenidos con los looks para trabajar pantalla mediante, el 2021 nos da la oportunidad de contar con prendas que nos permitan adaptarnos a la nueva normalidad que es el trabajo remoto. 

ROUGE 

El rojo como macrotendencia engloba el color activador por excelencia del chackra raíz, del fuego, de la sangre. Es un  volver a los orígenes, a la pulsión primaria. Hay una necesidad de retorno a lo ancestral y vamos a verlo por medio de prendas que nos remitan al folklore, a lo chamánico y al festejo de lo cultural. Tye die, patchwork, tartán. El hogar es el  refugio donde soñamos con viajar,  y el exotismo cultural que nos resulta lejano en estos tiempos de pandemia hace que expresemos nuestros deseos, creatividad, y herencia,  por medio de la vestimenta. 

BLANC

La fiebre del cottage core no termina, pero se reeinventa. Se  vuelve cool y la estética pasa, de la vida en la cabaña,  a la vida divertida al aire libre. Una experiencia al mejor estilo “estudiante el día de la primavera” , que glorifica el “outdoor” y permite expresar lo creativo por medio de la vestimenta. Mucho  vichy mezclado con flores, siluetas andróginas y estampados grandes, emulando el pop art,  o simulando una intervención artística. Los colores pasteles se vuelven deslavados y el upcycling es un must. Intervenir las prendas es un gesto de individualidad y expresión necesaria del optimismo sobre el futuro. Una estética muy creativa que roza lo camp y nos recuerda por momentos,  la psicodelia de los 70s. 

NOIR

El nuevo romance ( En pandemia) no tiene nada de nuevo y sí mucho de nostalgia por el mediado de siglo, lo cyber gótico y el boudoir. La estética de nuevo poeta maldito se adueña de los estilismos femeninos dándoles un toque masculino. Lo interior, juega con el exterior, llevando la moldería lencera al afuera. Así es como volados y escotes imperiales se mezclan con el uso cada vez mayor de corsés. Hay un retorno con gloria de las tachas,  acompañado de   exceso de transparencias y  cut outs con accesorios grandes, que por momentos rozan la estética sado, sin llegar a ella. Los borcegos y las botas  chelsea van a continuar en alza mientras  el cuero vegano se convierte en el nuevo negro,  porque el consumo consciente deja de ser moda  para ser un estilo de vida. 

Color: Todos los del arcoíris.

La necesidad de colores estimulantes y alegres es bienvenida luego del estrés y tristeza de los meses de encierro. Estamos deseando salir y usar algo de color que aumente nuestro nivel de energía.  

Hay un mayor anhelo de arreglarse y salir del pijama o jogging gris de la cuarentena, así que el 2021 nos saca de la zona neutra, ¡finalmente! y nos lleva a recorrer todas las opciones del arcoíris, empezando, como venimos viendo por la vuelta a los básicos: Los colores primarios .

Amarillos 

El tono estrella en amarillo para las próximas temporadas es el “ illuminating yellow” 

Para las próximas temporadas vamos a verlo combinado  más que nada con el blanco unbleached (Lo veremos en profundidad más adelante) y complementado con  los pasteles, que de a poco se van volviendo los nuevos neutros. 

Azules 

Como vimos el azul toma un lugar preponderante en la carta de colores para las próximas temporadas. Tanto en las prendas como en diseño de interiores se vuelve un color básico que nos brinda calma. El cerulean, tono de azul del 2.000s por excelencia vuelve acompañado del “blue inkwell” un tono cercano al azul denim que se lleva de maravilla con los amarillos y los grises.   

Rojos 

Es un color clásico pero que las próximas temporadas va a tener una relevancia especial dado lo que contábamos al principio. Los vamos a ver mucho con marrón , que va a funcionar en las próximas temporadas como una actualización de las tonalidades oscuras, y con  dorado. 

Pasteles : 

Los lilas siguen a la vanguardia en esta oportunidad en sus tonos “Amethyst orchid” y “Ultimate gray”, que es un gris con tintes lilas.

El “green ash” suplanta al neo mint  y el amarillo como ya vimos vuelve en todo su esplendor, brindando una gama de pasteles mediterráneos, que nos llevan a soñar con vacaciones. 

El verde “willow” , o verde oliva se integra a este engamado y se vuelve un must, combinado, inesperadamente, con terracotas y  grises

Neutros

Los nuevos neutros dejan de ser tierra y se vuelven  desérticos  dando así más lugar a la combinación con los  pasteles que seguirán en auge. Con tintes rosa como el “desert mist” o rosas muy pálidos como el “buttercream”, estos nuevos neutros brindan suavidad y optimismo siendo fácilmente combinables entre sí. 

Los blancos vamos a verlos combinados con negro, dorado, amarillos claros, grises y marrones terracotas. 

Tonos brillantes 

Y como no hay optimismo sin tonos brillantes, en las próximas temporadas podemos augurar una explosión de tonos subidos y brillantes que vamos a combinar con negro y gris que pasan a segundo plano, como acompañamiento. 

Sin grandes cambios , como es de esperarse en tiempos de incertidumbre, lo más nuevo a destacar en las predicciones de temporada, es la incursión lenta pero segura de colores más subidos, y  tonos más brillantes.

Después de varias temporadas de tonos neutros y tierra, es un boost de energía necesario, muy acorde con la primavera que estamos viviendo por estos lares: ¡A disfrutar los colores del afuera! 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimos de Instagram

Ir a Arriba