Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Viña Edén – Una porción de paraíso en Maldonado

en Lifestyle

Llegar a Viña Edén es una experiencia difícil de explicar con palabras. Su paisaje escénico es inevitablemente inspirador y ya desde el comienzo sabíamos que nos estaba esperando una experiencia única.

A minutos de Punta del Este sobre la panorámica Ruta 12, ubicado en el medio de las sierras, se encuentra Viña Edén. Juan Pablo Fitipaldo y Verónica Lychenheim, sus fundadores, nos recibieron con los brazos abiertos para contarnos más acerca de su proyecto y su pasión es notoria desde el comienzo. Pasión es una palabra clave cuando hablamos de este emprendimiento y se ve reflejada en cada detalle.

Juan Pablo y Verónica comenzaron esta aventura con el propósito de alejarse de la ciudad y comenzar una vida en el campo en forma sustentable, cultivar la tierra y elaborar vinos de alta calidad. Un día, explorando y visitando la región encontraron el lugar perfecto.

Foto: Viña Edén

Con más de 200 hectáreas de tierra que incluyen cerca de 100 hectáreas de monte autóctono (con coronillas de más de 200 años), se trata de un terroir con cualidades ideales para la producción vitivinícola. La cercanía al mar, lo pedragoso de la tierra, todo en el medio de las sierras, son características que estaban buscando y que afortunadamente su socio, el financiero brasileño Mauricio Zlatkin, ya había comprado en parte.

Así es que nace Viña Edén, un proyecto de naturismo de diseño sustentable ideal para los amantes de la naturaleza y una excelente excusa para descubrir esta región de Uruguay. 

viña-eden-flur-magazine-barriles
Foto: Gabriella Rouiller

El objetivo principal siempre fue la producción de vinos propios de calidad. Juan Pablo es enólogo formado en Uruguay con experiencia en Francia en las regiones de Champagne y Bourgogne. Con su savoir-faire, complementado por la experiencia de Verónica como asesora de innovación, comenzaron con el proyecto de plantación y de desarrollo arquitectónico en el 2009.

Tannat, Merlot, Marselan, Pinot Noir y Chardonnay son las cepas que cultivan actualmente. Su primera cosecha fue en el año 2013 pero no fue hasta el 2015 que comenzaron a comercializar sus cosechas. Utilizan tecnología de última generación para asegurarse una excelente calidad y fieles a su respeto por lo natural, sus vinos no tienen aditivos. Me parece importante destacar que su segunda cosecha no logró la calidad deseada, principalmente por razones climáticas, y decidieron no comercializarla. Apuntan constantemente a lograr niveles de calidad altísimos y eso es algo que definitivamente me cautivó.  

viña-eden-flur-magazine-veronica-Lychenheim-juan-pablo-fitipaldo
Juan Pablo Fitipaldo y Verónica Lychenheim – Foto: Gabriella Rouiller

Si hablo de infraestructura, tengo que admitir que es otro factor que me enamoró. El proyecto de construcción fue desarrollado por el estudio de arquitectos Fábrica de Paisaje. Desde las estructuras en acero corten -que se oxida gradualmente a lo largo de los años-, pasando por el uso de piedras excavadas de la región, hasta el toque final del exquisito interiorismo -desarrollado por Gonzalo Massa de Mutate junto a Verónica-, todos los detalles son estudiados y calculados al extremo. Y les puedo asegurar que el resultado es mágico.

Con la idea de lograr una producción y un funcionamiento totalmente sustentable, van a instalar molinos de viento para sumar a los paneles solares que ya tienen instalados.

viña-eden-flur-magazine-terraza
Foto: Gabriella Rouiller

La cocina es encabezada por Santiago Cerisola y en su cocina integra ingredientes de la red de productores de la zona como pueden ser quesos de cabra, aceites de oliva, miel biodinámica y dulce de araçá. Solo puedo decir que la experiencia gastronómica es sublime y definitivamente recomendable. No se maneja un menú fijo, salvo los domingos que ofrecen el clásico asado, sino que cada día preparan el menú dependiendo de los ingredientes que se consigan localmente dependiendo de la disponibilidad y de la época del año. El restaurant abre todos los días menos los miércoles y tienen varias propuestas -tanto de platos como de degustaciones- para que puedan probar la experiencia completa.

Su amor por lo que hacen es latente y lo proyectan a talentos locales. Apuestan a productores locales y a la industria uruguaya en todas sus formas. Sus “vecinos”, como les llaman, forman parte de alguna forma u otra de la cadena de producción de Viña Edén. No es raro ver que algunos de sus vecinos los visiten a caballo, lo que me demuestra que se trata de una verdadera comunidad que interactúa, que se ayuda y se retroalimenta. Es imposible no imaginarse, aunque sea por un instante, dejar atrás la ciudad y unirse a esta experiencia increíble.

Foto: Gabriella Rouiller

Es imposible no recomendarles que aprovechen todas las propuestas de Viña Edén, pero seleccioné algunas de las principales actividades para que se inspiren (¡y se animen!):

Bar tasting Viña Edén: Degustación de espumoso natural Methode Champenoise, Chardonnay y Tannat Reserva + grisines y aceites de oliva de la región. Duración: 30 min. USD 25.

Degustación con visita guiada al viñedo y a la bodega Viña Edén: Incluye paseo por la viña en vehículos eléctricos off-road con guía personalizada para grupos de hasta 5 personas cada uno y visita a la bodega. Degustación de espumoso natural y 3 vinos + quesos, aceites de oliva regionales y panes de campo. Duración: 1 hr 30 min. USD 65.

Caminatas guiadas y degustación de vinos, quesos regionales y panes de campo. Duración: 1 hr. USD 40.

Desayunos, almuerzos y cenas con productos regionales a la carta: Desde USD 18.

Además de en su shop online -con entregas a todo el país y envíos internacionales-, pueden adquirir sus vinos en Montevideo en Las Vizcarras y Las Croabas o degustarlos en los restaurants Jacinto y Tona.

Por consultas y reservas:

www.vinaeden.com

Tel +598 44103841

WhatsApp +598 92552300

Ruta 12 km 26, Pueblo Edén.

Artículo por Gabriella Rouiller

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba