Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Un recorrido foodie por Palermo

en Designers/Lifestyle

Que nunca falte esa escapadita a Buenos Aires ya sea por el fin de semana largo o algún que otro día más. Visitar a nuestros vecinos nos urge y es que esta ciudad está llena de actividades y lugarcitos especiales que se hacen extrañar. Sin embargo, puede que el ritmo acelerado de esta ciudad que nunca duerme no nos permita saber por dónde empezar, así que acá te dejamos una mini guide del exclusivo Palermo y sus indiscutidos must.

Le Pain Quotidien

Como te levantaste tarde y tenés sentimientos encontrados sobre si querés una tostada con queso crema o una ensalada, caminate hasta Le Pain Quotidien por un generosísimo brunch. Este restorán, de origen belga, ofrece un menú repleto de ingredientes orgánicos, locales y de temporada, acompañados por el mejor pan rústico. Para aquellos que no son fans de las mesas comunales, recomendamos llegar antes de las 12:30 horas para poder sentarse en una mesa propia. La onda del lugar es super acogedora, con olor a café y pan recién horneado, mesas de madera y libros de cocina sobre ellas. También es una muy buena opción para ir a desayunar o almorzar.

Dirección: Armenia 1641

Casa Cavia

Cruzando Av. Libertador, se encuentra Casa Cavia, una antigua residencia de los años veinte en la que dialoga el espíritu de un restorán con el de una florería y el de una editorial. El menú es un cómic, la entrada son unos bocaditos que parecen flores y en el interior de la casona podés encontrar una selección de libros para agarrar y leer. Su jardín te saca de la ciudad por unas horas, repleto de verde con una fuente en el medio y el bar atrás de todo. La florería Blumm Flower Co., de Camila Gassiebayle, da ganas de llevarse mil ramos para tu casa. Casa Cavia es siempre una buena opción: desayuno, almuerzo, brunch, merienda o bar. Después de llenar sus panzas pasen a recorrer la casa por dentro que ni un rincón tiene desperdicio.

Dirección: Cavia 2985

Ninina

Para una tarde con ganas de algo dulce, hay que pasare por Ninina y sentarse en una mesa larga con la pared de bamboos al lado. Obviamente que después, o antes, de esa torta nos damos un paseo por el MALBA (Museo de Arte Lationamericano de Buenos Aires) seguida por una visita al Museo de Bellas Artes. Y como siempre se puede caminar un poco más, Plaza Alemania y el Rosedal de Palermo son paradas obligatorias. Una plaza arbolada diseñada por Carlos Thays, a principios del siglo XX y un mar de rosas de todos los colores que hacen que queden en mute los ruidos de la ciudad de la furia.

Dirección: Gorriti 4738

Itamae

Para aquellos que aman el sushi y buscan un lugar tranquilo para cenar, Itamae es la opción perfecta. Con sus luces cálidas y velas consumidas, pedir una tabla para compartir acompañada de una limenta parece ser, sin dudas, una de las mejores opciones. Con la panza llena y el corazón contento nos desplazamos hacia Piba por unas birras que si bien no tiene nada muy jugado, una Patagonia nunca viene mal para levantar un poco el espíritu.

Dirección Itamae: Avenida Cerviño 3402     

Dirección Piba: Av. Cerviño 3833

Nuestra sugerencia es que se pongan unos buenos zapatos -cómodos por sobre todo- y arranquen a recorrer el barrio ya sea en bicicleta o a pie. Los lugares para conocer son infinitos, pero estos destacan por sobre todo.

Artículo por Sofía Supervielle

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Designers

Ir a Arriba