Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Todas somos diversas

en Designers

Hablemos de la diversidad de cuerpos en la moda y la diversidad como moda. Últimamente estamos siendo bombardeados con el concepto de cuerpos diversos bajo la premisa algo cliché de todos somos iguales y diferentes a la vez. Pero parece que desde hace más o menos un año específicamente, descubrimos la pólvora de la diversidad corporal. Al grito de ¡Eureka! nos desayunamos que el modelo de mujer blanca y delgada es el que abunda naturalmente en el planeta, aunque sea lo que nos quieren hacer creer. Aunque también descubrimos que todas tenemos estrías y celulitis, pero de eso ya hablé en otra columna.

Diversidad es la palabra de moda, pero hasta este momento, la moda jugaba a que sí y a que no, sin animarse del todo. Sí, a une modele transgenero pero que sea rubie, alte y delgade. Hola Andreja Pejic! Una gorda en la tapa, jamás. De todos modos, Vogue Italia se la jugó hace un par de años con una portada hermosa que tengo enmarcada en mi estudio.  Hipersexualizada eso sí. Si vamos a ser gordas que sea con escote pronunciado y encaje negro. Tampoco la pavada.

VOGUE ITALIA

Y así, de a poco, la moda nos muestra cada tanto, una modelo plus size en una producción. Hay que agradecerle a Ashley Graham y sus  tapas  de Sport Illustrated. Y a los miles de hombres que las agotaron. Señoras y señores, la delgadez extrema de las revistas es locura nuestra, no un aspiracional de deseo de los caballeros. Y Sports Illustrated sí que sabe mucho de eso.

Otra historia es cuando salió en la tapa de  la diversidad  de Vogue. Le afinaron el mismo cuerpo que hace que los de Sport Illustrated se llenen de oro, porque una cosa es una cosa y otra cosa…Ya dije que tampoco la pavada, ¿no? Hago un paréntesis acá porque en los últimos días salió la portada de Cosmopolitan con Tess Holliday y abrió un debate interesante: por un lado, los defensores de la diversidad, y por otro, los defensores de la salud que así como no están de acuerdo en que una modelo extremadamente flaca sea el ideal femenino, tampoco desean que lo sea alguien con Obesidad Mórbida.

TESS HOLLIDAY

¿De qué lado estaría yo? Antes de que me salten a la yugular… Es muy complicado tomar postura y no es que quiera ser Poncio Pilato. Por un lado, la belleza no se debería medir en cantidad de kilos. ¿Está bien mostrar los cuerpos reales y lo diversos que pueden llegar a ser? 100% SÍ.  Y… por otro lado no estoy de acuerdo con glamorizar la obesidad.

¿Visibilizarlo? Claro, la obesidad es una epidemia mundial. Pero si vamos a visibilizar problemas de salud quiero a alguien con cáncer en la tapa. Por decir una enfermedad. Porque la obesidad mórbida es una enfermedad con un montón de otras enfermedades derivadas que no están nada buenas. Creanme chicas que la diabetes no está buena, los problemas coronarios tampoco. Y yo no quiero que una adolescente con obesidad mórbida crea que está O.K. estar enfermo. Que disfrute su cuerpo y lo ame, sí, pero que lo cuide también dentro de parámetros saludables. Controversial, lo sé. Me gustaría leer un buen debate al respecto en las redes. Paréntesis cerrado. Sigamos.

Como veníamos conversando, hay  muchas campañas inclusivas  últimamente: hola Savage by Fenty! Rihanna te amamos pero eso ya lo sabés y nos correspondés con el mismo amor. Gracias.

CAMPAÑA SAVAGE

Y otras como la de Aeres, una marca americana de lencería que  fue pionera en esto de la diversidad corporal siendo la primera en ser “body positive” y no retocar sus fotos. Ahora va un paso más allá de las imágenes sin retocar y está mostrando mujeres hermosas con discapacidades físicas y mentales, cicatrices visibles y una multitud de enfermedades crónicas.

CAMPAÑA AERES

También tenemos a la marca británica Figleaves diversa no solo en cuerpos sino en edad. Porque los señores  publicitarios entendieron al fin que  ropa interior usamos todes! No solo las modelos de Victoria´s Secret.

CAMPAÑA FIGLEAVES

Otro tema es cuando vamos a buscar ropa y si somos más de un 46. Tenemos que hacer un licuado entre lo que nos gusta, lo que quisiéramos usar y lo que nos entra. La diversidad en este batido la mayoría de las veces no entra. Está perfecto pedir y mostrar diversidad en las prendas que no se ven pero si no quiero disimular el rollito y usar ese crop top que me encanta, el manual del buen estilo indica NO. El rollo al aire es de mal gusto mujeres y en la web hay millones de tips para disimularlo, ¿cómo se atreven a contradecir los criterios estéticos establecidos? Por eso,  cuentas como The 12sh Style son una bocanada de aire fresco, y la dosis de real diversidad que necesitamos. Kate Sturino es todas nosotras que arriba del talle 12 (L-XL) tenemos que conformarnos con lo que podemos, no lo que queremos. Y Kate nos dice no: todas podemos usar lo que queramos como queramos.  Mientras nos quede cómodo y seamos felices.

KATE STURINO

Necesitamos un reseteo estético urgente. Y mucho amor propio que venimos trayendo vapuleado por centenios. Porque como dije anteriormente, ropa interior usamos todes, pero en la inclusión de talles y en poder vestirnos como tengamos ganas sin ser juzgadas, es que se juega el partido de la diversidad corporal, y ahí señores, aún estamos lejos del empate. Acostumbrarnos a la normalidad de que todas somos distintas: esa es la verdadera diversidad.

Artículo por Nieves Pereyra – Coach de Estilo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Designers

Ir a Arriba