Spreading Fashion Innovation, Captivating People

NY Fashion Week – Un recorrido por las últimas tendencias

en Designers

Como cada año en septiembre, se presentó una nueva New York Fashion Week que desplegó aires de moda tanto dentro como fuera de las pasarelas. Y como sucede siempre, los street style se han vuelto fuente de inspiración para mujeres y hombres alrededor del mundo, incluso tal vez más que las propias propuestas de los diseñadores. ¡Aquí les dejamos un recorrido por esta semana de la moda que tanto nos apasiona!

Si hay algo que la NY nos enseñó este año es que aunque llueva a cántaros el estilo no se pierde. En las calles se vio de todo un poco: tejidos como crochet, volados y estampados florales en colores brillantes y llamativos. La superposición de lencería por fuera de las prendas de vestir y los trajes de dos piezas son probablemente las tendencias que más se hicieron presente tanto en los desfiles como en las calles.

Wes Gordon presentó su primera colección al mando de la dirección creativa de Carolina Herrera, y si bien mantiene la esencia de la marca, podemos decir que la rejuveneció con bordados y colores llamativos, cuadros y lunares que se sumaron a la colección primavera verano 2019.

Oscar De la Renta también deslumbró con coloridos estampados que recuerdan al folclore mexicano y español. Prendas con mucho vuelo y movimiento para todo momento del día, aunque los vestidos de noche se ajustan más a los clásicos del diseñador, Laura Kim y Fernando García apuestan a flecos, plumas, caftanes y estampados étnicos para el día, combinando polleras cruzadas con jersey o ligeras transparencias.

La fiesta por los 50 años de Ralph Lauren fue EL evento de la semana, en el que los invitados derrocharon tanta elegancia como la colección hecha especialmente para la ocasión. Entre los nombres, destacamos a Oprah Winftey -quien tuvo el honor de realizar el brindis- Robert De Niro, Anne Hatway, Blacke Livley y Jessica Chastains, entre otros.

Jessica Chastain
Ansel Elgort
Blake Lively
Rose Huntington-Whiteley

Los invitados llegaron hasta la terraza Bethesda en coches de carruaje para descender por la escalera de granito y llegar a los asientos recubiertos de terciopelo donde vieron a las modelos desfilar con algunos diseños antiguos sobre alfombras orientales. La colección del 50 aniversario en palabras de su creador “está inspirada en una mujer atemporal que se desarrolla de forma diferenciadora y que crea su propio estilo gracias una combinación ecléctica de influencias, que abarcan desde una mirada romántica a las prendas o propuestas más antiguas, digamos ‘vintage’, pero que se atreve con la sofisticación actual”.

Tom Ford presentó una colección donde los trajes de sastrería predominan para mujeres y hombres combinando piel de cocodrilo, encajes y transparencias para hacerlos más femeninos. Su gama de colores fue más apagada que las de sus colegas, predominando el negro, malva, nude y blanco.

Para Calvin Klein, la inspiración provino del cine y llevó la película Tiburón de Steven Spielberg a la pasarela: mientras las modelos hacían su pasaje, de fondo se veían proyecciones de la película y la banda sonora ambientaba. El tejido utilizado en la mayoría de las prendas fue el neopreno, desde ‘tops’ a monos cortos en la línea femenina. Simons se decantó por el vestido de cóctel abullonado en tejido satinado o estampado como pieza principal, y los jerséis calados de punto grueso se combinaban con faldas ‘midi’ y ‘stilletos’, una de las tendencias de la próxima temporada. Bolsos ancla, camisetas con el famoso póster de ‘Jaws’- título original del ‘film’ – con el logo de CK, faldas plisadas con recortes que simulaban mordeduras del depredador protagonista y peinados efecto mojado fueron la apuesta de la casa de moda estadounidense por el director creativo, Raf Simons.

Marc Jacobs nos hizo viajar a los 50 con un desfile en el que se pudo ver el glamour de esa década aunque un poco más recargado. Su lema fue “Todo a lo grande”, por eso mostró vestidos abullonados y cortos, enormes volados y mangas XXL en colores pastel con contrastes de amarillos, rosas y naranjas más vivos. Para los complementos usó pequeños sombreros con red que cubrían media cara y medias a medida confeccionadas en Lurex hacían juego con los vestidos. Para sumar a toda esta opulencia, la marca sumó gabardinas, pantalones de tiro alto, estampados de lunares y cuadros, y lazos de terciopelo.

Para resumir, vamos a seguir viendo por un rato más el amarillo, en todas sus tonalidades: limón, patito, canario y el que seguramente se convierta en protagonista es el mostaza. Las telas con movimiento y los plisados están en las faldas y vestidos, y los lunares y escoceses seguirán acompañándonos un poco más. El traje de pantalón y blazer se reinventa para sumar sensualidad y feminismo con escotes pronunciados, transparencias y encajes, mientras que la lencería a la vista o por fuera de la ropa es lo que marcó esta NY fashion week ¡y lo que se viene con todo!

Artículo por Karen Fabregat

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Designers

Ir a Arriba