Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Nos vamos a Rusia

en Lifestyle

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando escuchas la palabra ‘’Rusia’’? Seguramente te imagines unas mamushkas, un tipo con ushanka (el típico ‘’gorro ruso’’) en la nieve, una botella de vodka o la URSS. A pesar de que esas sean cosas características de Rusia – o forman parte de su historia- , este país es mucho más. Como todos saben, el Mundial de Fútbol 2018 se llevará a cabo allí y por más que todos hemos estudiado historia en el colegio y liceo, la cultura rusa es para muchos muy lejana y desconocida. Salimos a investigar e hicimos esta nota sobre sus aspectos más típicos: desde su cocina y tradiciones hasta emblemáticos compositores, escritores y diseñadores.

Empecemos por lo más general. Rusia es el país más extenso del mundo, ya que su superficie equivale a la novena parte de la tierra firme del planeta. Es por esto que tiene costas a varios océanos y mares. Su capital es Moscú y la población total es de 146.804.372 habitantes. Su sistema de gobierno es semipresidencialista porque tiene un presidente, Vladimir Putin, un primer ministro y un gabinete. A su vez, se encuentra tanto en Europa como en Asia, siendo así un país transcontinental. Es por esto que tiene once husos horarios.

Como el clima de Rusia es casi siempre frío, la mayoría de los platos se consumen calientes y los más típicos son: el Pelmeni (un enrollado de carne o pollo y huevo duro), el Shashlyk (preparado con carne y cebolla), el Borsch (una especie de sopa que varía si se come fría o caliente), el Uja (una sopa de salmón o bacalao con papas), el Shchi (una sopa con col y carne), y también el Caviar tanto el rojo como el negro.  Entre las bebidas que más se toman, se encuentra el té, el vodka -seco- y el Kvas, una bebida que tiene aproximadamente un 2,2% de alcohol y se consume en verano.

Este país, en el que se hablan 100 idiomas (en su mayoría ruso, seguido por el tártaro y luego el alemán), es muy conocido por ser la cuna de compositores como Chaikovski. El ruso que revolucionó el panorama musical y teatral, quien compuso las obras de ballet más famosas como El lago de los cisnes, El cascanueces y La bella durmiente del bosque. La literatura rusa, muy ‘’pesada’’ y escrita en el siglo XIX, es una referencia mundial. Entre los escritores más famosos, se encuentran León Tolstói, el autor de la afamada Anna Karénina (1877), y Fiódor Dostoyevski, autor de la novela también reconocida Crimen y Castigo (1866). Siguiendo la línea artística, los pintores Vasili Kandinsky (1866-1944), con su técnica abstracta, y Konstantin Korvin (1907-1998), con sus pinturas que retratan la esencia de las callecitas de París, son grandes referentes de la pintura de los siglos XIX y XX.

Kandinsky
Korvin

A su vez, algunos diseñadores rusos son muy conocidos en la escena de la moda global. Algunos de ellos son Valentin Yudashkin y Gosha Rubchinskiy, este último convertido en el símbolo de la moda rusa moderna y masculina con su estilo callejero -tan trendy hoy en día- y su onda ‘’rave’’ característica de las fiestas de electrónica en los ’90. Ha hecho colaboraciones con Adidas, Comme des Garçons, Levi’s, Dr. Martens y Burberry. Una diseñadora que se destaca es Alena Akhmadullina y su marca Akhmadullina Dreams, en la que oscila entre el maxi y el minimalismo. Outlaw Moscow y Walk of Shame son otras dos marcas que hacen resonancia en la escena de la moda rusa.

Rubchinskiy para Adidas
Yudashkin, última colección
Akhmadullina Dreams

DATOS INTERESANTES

  • Cada primer día de setiembre los niños le regalan flores a sus maestras por el comienzo de clases.
  • Según varias páginas, se estila sacarse los zapatos al entrar a una casa.
  • Una de las fiestas tradicionales es Máslenitsa, una bienvenida a la primavera en la que se comen muchos bliný (panqueques).
  • Es el lugar de origen de varios deportistas famosos: María Sharápova (tenista), Alexéi Némov (gimnasta) y Lev Yashin – mejor conocido como ‘’la Araña Negra’’ (golero).
  • Nunca ganó un mundial de fútbol.

La clásica guía de lugares para visitar no puede faltar. Si tienen la suerte de ir para el mundial, o en alguna otra ocasión, no pueden dejar de conocer estos lugares que claramente forman parte de la identidad rusa -todos alucinantes, por cierto:

Metro de Moscú

También es conocido como ‘’la ciudad o palacio subterráneo’’ debido a su decoración más propia de un museo que de un transporte público. Además, 44 de las casi 200 estaciones que tejen la red del metro moscovita son consideradas patrimonio cultural. Fue inaugurado en 1935, durante el mandato del dictador soviético Stalin, y la época de esplendor de la URSS sigue muy presente en sus pasillos, ya que en varias estaciones se pueden ver figuras de bronce que homenajean la cultura soviética.

Catedral de San Basilio

Con más de 450 años, la iglesia de la Plaza Roja (también un ícono de Moscú) se construyó en 1555-1561 por orden del zar Iván el Terrible en conmemoración de la victoria sobre el kanato de Kazán. En la base del que sería un único templo se construyeron originalmente nueve pequeñas iglesias interconectadas a través de galerías y pasadizos. En el siglo XVI, este lugar se utilizaba para conservar el tesoro del zar y los ahorros de los habitantes más pudientes de la ciudad. Esta catedral es, desde 1990, parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Palacio de Invierno

Fue la residencia oficial de los emperadores rusos durante los siglos XVIII-XX y hoy forma parte del museo Hermitage, en San Petersburgo. Fue construido entre 1754 y 1762 por el arquitecto italiano Francesco Bartolomeo Rastrelli en estilo barroco. En él se guardan obras de Leonardo da Vinci, estatuas griegas y pergaminos egipcios.

Catedral de San Isaac 

Su construcción la inició el emperador Alejandro I y duró 40 años, por lo que se celebró su inauguración en 1858. Imperdible tanto por su fachada como por su interior.

Jardín Botánico Aptekarski Ogorod

En sus orígenes, le pertenecía al Hospital General que lo utilizaba para crecer plantas medicinales. Su nombre quiere decir, literalmente, ‘’Farmacia Jardín’’. Uno puede pasear por los caminos que exhiben plantas y flores, así como visitar los tres invernaderos. También es el escenario de conciertos y shows de moda. Muy cerca se encuentran unos lindos restoranes, como Lepim i Varim. Si quieren complementar su mini tour botánico, visiten también El Gran Jardín Botánico.

Palacio de Catalina 

Catalina I de Rusia contrató al arquitecto alemán Johann-Friedrich Braunstein en 1717, para que le construyera su residencia de verano. La emperatriz remodeló el palacio a su gusto en 1752 haciéndolo más lujoso y utilizando más de 100 kilos de oro para dorar la fachada y las estatuas del tejado.

Complejo de Peterhof

Conocido como ‘’el Versalles de Rusia’’, esta antigua residencia de los zares es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es difícil decir qué es más impresionante, si el Palacio Grande o los jardines y fuentes que lo rodean.

Ya saben: si hay algo que este país tiene es una increíble oferta turística para quienes los visitan, ya sea por primera o décima vez. Sus increíbles obras de arquitectura, así como sus pintorescas calles repletas de historia son un paseo imperdible que se complementa con un touch de moda imperdible -y fundamental- para todas nosotras.

Artículo por Sofía Supervielle

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba