Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Mercedes Benz Fashion Day MVD: Lo bueno, lo malo y lo feo

en Diseñadores/Moda

Rotunda fue la marca que presentó su colección en la segunda edición del Mercedes Benz Fashion Day Montevideo con una propuesta única. Organizado en el Aeropuerto Internacional de Carrasco, el evento fue de una magnitud sorprendente.  

Rotunda es una marca que nos sorprende desde sus comienzos. Nos divierte, nos agasaja y nos cautiva. Los que me conocen saben que soy fan de Rotunda desde el principio y soy el primero en festejar sus logros. Ahora, por el amor que le tengo a la marca, también debo ser justo y decir las cosas que no me gustan tanto.

Foto: Gabriella Rouiller

El concepto del evento fue realmente novedoso, apostó a transportarnos a una experiencia exclusiva y evidentemente hubo mucho trabajo de organización, logística y diseño. Sin lugar a dudas, hay muchísimo para celebrar y destacar de todas las partes involucradas. Sin embargo, hubieron algunos factores que además de incomodar, terminaron afectando negativamente la percepción del evento en general.

Como les decía, soy team Rotunda a muerte y me emociona de verdad el crecimiento y maduración que la marca sigue demostrando tener pero creo firmemente que una devolución honesta y constructiva es una herramienta esencial para que marcas y eventos de este calibre sigan creciendo y desarrollándose en nuestro país.

Foto: Gabriella Rouiller

Por este motivo, me propuse analizar objetivamente lo que consideré bueno, malo y -un poco- feo del pasado Mercedes Benz Fashion Day Montevideo: Rotunda.

Lo bueno

Empezando por lo bueno, quiero dejar en claro que el evento -léase: desfile- en sí fue impresionante. Eso no lo discuto y fue de verdad un evento para recordar. Armar una pasarela en un hangar en el medio del Aeropuerto Internacional de Carrasco no es tarea fácil y no es para temerosos. Nuestra editora en jefe Gabriella Rouiller estuvo fotografiando lo mejor del evento para que no se pierdan de ningún detalle.

Foto: Gabriella Rouiller

La colección de invierno de Rotunda es exquisita y el factor unisex es un gran punto a favor. Ver los diseños tanto en modelos hombres como mujeres es refrescante sobre todo para una marca nacional de este nivel. La incorporación de accesorios fue un highlight soñado donde los maxi bolsos y guantes se robaron el protagonismo. Si hay algo de destacar, es que en Rotunda siempre están un paso adelante y no tienen miedo de explorar con nuevos productos.

La presentación en todo su conjunto fue sublime: los estilismos, el maquillaje, el make-up, la puesta en escena y la musicalización fueron perfectos.

Foto: Gabriella Rouiller

Otro detalle no menor a destacar fue la presencia de percheros con la colección completa para que el público pudiera apreciar de cerca, una vez terminado el desfile, las prendas, los materiales y las terminaciones. Un gesto simple pero que acerca aún más el público a los diseños.

Lo malo

La verdad es que no puedo decir que hubieron muchas cosas malas. Son muy pocas, pero lamentablemente muy importantes. Estoy hablando de la convocatoria, la acreditación y el ingreso. Son factores vitales en la organización de un evento.

Foto: Gabriella Rouiller

La convocatoria fue realizada por separado por diferentes organizaciones y sponsors. ¿Lo peor? No estaban comunicados entre sí. Los invitados fueron contactados por hasta cuatro medios diferentes solicitando exactamente los mismos datos para registrarlos. Muchas invitaciones nunca llegaron y algunos invitados -a pesar de confirmar sus datos- no figuraban en ninguna de las listas. Algunas listas estaban incompletas y otras completadas a mano. Esto generó demoras, un embotellamiento atroz en la puerta de ingreso y algunas frustraciones. La primera impresión no estaba siendo buena.

Foto: Gabriella Rouiller

Otro aspecto que afectó el humor de muchos invitados fue el tiempo de espera. En mi experiencia personal puedo decir que pasaron casi dos horas entre que llegué al aeropuerto y que ingresé al hangar. El problema principal fue que el ingreso se realizaba a través de una sola vía para público y prensa acreditada por igual y sin prioridad para los profesionales que debían ingresar antes para cubrir el evento. Algunos colegas no sólo no pudieron llegar a cubrir el backstage, sino que tampoco consiguieron buenas ubicaciones para cubrir el desfile. Vi fotógrafos haciendo malabares entre el público para sacar buenas capturas del desfile y las prendas. Esto no debería suceder.

Foto: Gabriella Rouiller

Lo feo

El evento no tuvo cosas feas como tales, pero algunos factores hicieron que la experiencia para algunos no fuera disfrutable. Pude contar no menos de cinco personas que desistieron y decidieron irse mientras esperaban ingresar. Sí, no son muchos, pero en un evento de esta clase y exclusividad no es normal que alguien llegue al punto de querer irse. Es particularmente incómodo que sucedan estas cosas cuando se propone un evento de alta gama. Además, no es nada agradable ver que las marcas que participan en estas propuestas se vean afectadas por fallas de organización o por propuestas demasiado ambiciosas, mucho menos si tienen una colección impecable para presentar.

En conclusión, y a pesar de sus defectos, puedo afirmar que el Mercedes Benz Fashion Day Montevideo fue un evento exitoso. Rotunda presentó una colección increíble en un entorno mágico y eso es lo importante. Sin embargo, hay ciertos elementos que no se deben descuidar principalmente si hablamos de un acontecimiento que se autodenomina “el evento de moda del año”.

Organizar un desfile en el aeropuerto fue una movida audaz pero hay que conocer las limitaciones y ser realistas. Con los controles de seguridad, de identificación, de acreditación y de traslado era absolutamente imposible lograr un ingreso ágil. Eso era previsible desde un principio. De nada sirve tener una locación increíble si no se toma en cuenta que el acceso de los invitados tomará horas. Esto, para un evento de marcas de lujo, es inaceptable.

Foto: Gabriella Rouiller

Es preferible ceder ciertas cosas y que la marca no se vea afectada. Después de todo, el foco debe estar en impulsar y en ayudar a las marcas de moda. A pesar de los obstáculos, y como de costumbre, Rotunda salió victoriosa.

Artículo por Sebastián Correa – Fotos: Gabriella Rouiller

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Diseñadores

Ir a Arriba