Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Luciano Supervielle

Un encuentro con el gran Luciano Supervielle

en Artists

Es músico, pianista, Dj, productor (y además mi tío) franco-uruguayo con un estilo súper ecléctico que mezcla candombe, tango, piano y electrónica, aunque muchas veces suma algo de hip-hop y hasta es posible escucharlo rapear en francés en alguno de sus conciertos.

Artículo por Sofía Supervielle

Luciano Supervielle volvía de hacer un concierto con su banda Bajofondo en el Disney Concert Hall de Los Ángeles, cuando me recibió en su home studio repleto de teclados, discos y partituras. Mientras tomábamos un café, charlamos sobre su pasión por la música, el fútbol, sueños y anécdotas interesantes.

Siempre tuvo una atracción especial con la música. De niño construía sus propios instrumentos y jugaba haciendo percusiones con su hermana, con quien se juntaba a escuchar discos. Fue a los nueve años que empezó a tomar clases de guitarra, y al poco tiempo, su tía le regaló su primer piano. ‘’Sentía una gran responsabilidad por tener algo tan grande que me pertenecía’’, reflexionó recordando que en ese instante decidió dedicarse a la música de una manera más seria. Siempre sintió que su vida iba a ser en torno a este arte y que sus padres fueron un gran apoyo incondicional. Ellos lo impulsaron y lo estimularon para que siguiera su pasión, hasta que a los veinte años ya estaba dedicándose  a la música de forma profesional. Primero, empezó siendo tecladista de varias bandas y en 2002 fundó Bajofondo, junto a Gustavo Santaolalla y Juan Campodónico.

Luciano SupervielleTodo aquel que conozca su música sabe que tiene un estilo muy particular. Sus dos instrumentos principales son el piano y la computadora, con el primero en la cabecera. A pesar de haber estudiado música en Uruguay y Francia, Luciano es también autodidacta, más que nada con la computadora en su perfil de Dj. Es impresionante verlo en vivo, manejando todos sus equipos: pasa de estar tocando el piano a pararse y mezclar un vinilo con una base de la compu dejándonos totalmente hipnotizados.

Si bien sus ídolos están en el ámbito del fútbol -Enzo Francescoli, Michel Platini y Zinedine Zidane, a quienes les dedica unas líneas en algún que otro tema- tiene fuertes referentes en el mundo de la música, como los Beastie Boys, Debussy, Dj Shau y Chilly Gonzáles.

Uno de sus conciertos en el Sodre

Al hablar de los hitos en lo que va de su carrera, Luciano destaca la vez en que presentó su primer disco como solista en el Teatro Solís. Los conciertos que protagonizó en el Sodre también fueron, por tratarse junto al Solís, del mejor teatro de nuestro país. A su vez, nombró un concierto en el Teatro Colón en Buenos Aires y otro que brindó en el mítico bar de Londres, Round House, donde tocaron grandes como los Beatles y Jimi Hendrix, entre otros. Dice que cada uno de sus discos es un hito: como solista destaca Suite para piano y pulso velado (2016), Rêverie (2011) Supervielle en el Solís (DVD- 2006) y Bajofondo presenta: Supervielle (2005), mientras que con la banda lanza Presente (2013), Mar Dulce ( 2007), Bajofondo Tango Club (2002)) y también un concierto muy emotivo en La Ballena Azul, sala del Centro Cultural Kirchner (Buenos Aires). El espectáculo que acaba de dar con Bajofondo en Los Ángeles es también un punto a remarcar en su carrera porque hace tres años que no tocaban juntos.

BajoFondo

Tras haber hecho tantas giras por todo el mundo, sus anécdotas son inagotables. Como aquella vez en Bélgica, en pleno concierto con Bajofondo cuando hubo un apagón. Ellos siguieron tocando a pesar de que algunos instrumentos ni siquiera sonaban, pero la gente les hizo el aguante. Volvió la luz y todo estalló en una fiesta tremenda.

También recuerda cuando fue a Grecia en momentos políticos difíciles, y en pleno concierto, se subió al escenario un grupo de manifestantes gritando con carteles. Estuvieron unos minutos, se bajaron y el concierto siguió. En la Fiesta del Sol, en Mendoza, hubo una invasión de cientos de personas sobre el escenario que parecía iba a caerse, pero por suerte no pasó a mayores aunque sí se rompieron varios instrumentos. Ir a Japón y que la gente cante y bailes sus canciones por más que no entendieran la letra, fue alucinante y sorprendente.

Poder vivir de hacer música ya es un objetivo alcanzado, y en ese sentido, me siento realizado

Aún a sus 41 años le siguen picando los nervios al tocar en un escenario, pero esto no le impide disfrutar. ‘’Con los años he ido perfeccionando eso y disfruto de tocar en vivo. De alguna manera uno se abstrae y estás volcando mucho como artista. Después de un concierto, quedo muy cansado física y mentalmente  por la concentración tan alta que requiere. Si bien siempre hay factores externos que hacen que puedas estar más o menos concentrado o que disfrutes más o menos, siempre hay una entrega muy grande.’’

Si bien la vida del artista es muy cambiante, Luciano tiene varios planes a futuro que incluyen componer música para orquesta entre otros. Siempre abierto a nuevas experiencias y tratando de reinventarse dentro de su propio estilo, su objetivo es seguir haciendo discos, y de hecho, está por sacar uno nuevo con Bajofondo.

‘’Poder vivir de hacer música ya es un objetivo alcanzado, y en ese sentido, me siento realizado’’, comenta mientas confiesa que cuando compone un tema siempre trata de innovar en su proceso de creación. Sin dudas, un músico uruguayo de ley que nos inspira con cada nueva apuesta enriquecedora.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Artists

Ir a Arriba