Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Por qué el jean es mucho más que moda

en Moda

Es atemporal, democrático y simbólico. Lo usan los niños, los jóvenes, los adultos y es una prenda que elegimos cuando queremos sentirnos en nuestra zona de confort. Hablamos del jean y aquí te contamos una historia que merece ser contada.

Seguramente la mayoría hayan oído la leyenda de Levi Strauss, quizás hasta se la haya comentado en la escuela con el contexto de la fiebre del oro. Pero por si no la saben, aquí va: en 1853, Levi Strauss se instaló en San Francisco y abrió un negocio de textiles, específicamente de carpas para los mineros. Pronto se dio cuenta que quizás no estaba viendo cuál era el mayor asunto práctico a resolver para los trabajadores de las minas, pues sus pantalones de rompían sistemáticamente por el peso que cargaban. Con el denim de las carpas, Levi Strauss confeccionó un overol -o enterito-  que enseguida se popularizó entre los trabajadores. Luego, un sastre cliente de Strauss, Jacob Davis, propuso la idea de reforzar esos enteritos con remaches de cobre en los lugares de mayor tensión y así fue que ambos patentaron la su nueva creación: el jean. Con los años, cambiaron el material y el color del famoso denim, comenzaron a teñir de azul las telas  y el simbólico pantalón fue popularizándose más y más.

¿Pero cómo llegó a ser lo que es hoy? Repasemos momentos clave en la historia del jean.

Hasta los 40s, fue sufriendo varias adaptaciones: doble bolsillo atrás, bolsillo pequeño adelante (el “monedero”), el primer overol de Lee en 1911, el primer jean sin ojales en 1922, y el primero jean con cierre de la mano en 1926.

En la Segunda Guerra Mundial, el jean se convirtió en una prenda que se enviaba a las tropas así como en la ropa de trabajo para hombres y mujeres. Pero pasados los 50s significó un símbolo de rebeldía, juventud y actitud. Dejó de ser pantalón de trabajo y pasó a convertirse en una manera de expresarse a través de la moda utilizado por grandes referentes como Marylin Monroe, Marlon Brando, Elvis Presley y James Dean.

Por esta línea siguió en los 60s cuando lo adoptó el movimiento hippie. Se mezcló con una visión más esotérica y surgió el clásico acampanado que todos asociamos a esta época. También empezaron a hacer prendas de denim en otras versiones: camperas, camisas, chalecos.

En los 70s y 80s, vemos el antecedente del famoso “chupín” actual ya que se busca el ajuste en las piernas. Lo incorporan los punk y la ola New Wave hace del jean una prenda de vanguardia. Surgen los modelos rotos y los descoloridos o nevados.

Ya a principio de  los 90s y con la música hip hop y break dance, los baggies comienzan a popularizarse. Grandes marcas del mundo como Versace y Calvin Klein utilizan el denim como pratagonista de sus campañas hasta impregnar la cultura estadounidense de este material tan universal como versátil. Incluso, en estas publicidades las supermodelos juegan un papel clave para llevar el estilo jean a lo más alto de la moda.

Al poco tiempo llega el tiro más bajo y el ensanche en las caderas para priorizar la comodidad, aunque una década más tarde todo estaría permitido: en el año 2000, hay polleras, shorts, camisas, chalecos, camperas y hasta zapatos de jean. El denim es ahora una tela por excelencia y las celebrities famosas como Britney Spears y Christina Aguilera se postulan como símbolos máximos del súper tiro bajo.

Actualmente, el jean continúa siendo un elemento básico en las culturas occidentales con tendencias que cada año recuerdan algún modelo que supo estar de moda en décadas anteriores. En el último tiempo, hemos visto pasar los tiro alto y medio, las roturas, los chupines, los anchos y el jean con jean, siendo una de las tendencias de este año las camperas XXL para ellas y los overol para ellos.

Lo cierto es que estas novedades son incorporadas por las celebrities hollywoodenses que se han vuelto modelos vivientes de lo que sí o sí debemos tener en nuestros guardarropas, y en materia de jeans, la supremacía la tienen los ajustados de tiro alto más vintage y otros noventosos. También se ve mucho los de tiro medio, los que van rectos al ruedo, los que se ajustan y los que se abren.

No se puede negar que el jean habla de vos y recordando su relación inseparable con la música, ¿por qué no elegirlo según el tipo de canciones que escuchamos? Tal vez sea una buena manera de transformarnos en un usuario verdaderamente auténtico.

Artículo por Mercedes Cosco

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Moda

SENTITE OM

OM By Farmashop invitó a algunas de las personalidades más destacadas del
Ir a Arriba