Spreading Fashion Innovation, Captivating People

#FlurPicks – Las construcciones más alucinantes de ayer a hoy

en Designers

¿Qué pensamos cuando escuchamos la palabra arquitectura? ¿Sabemos lo que implica? ¿Hasta dónde se puede llegar? Los invitamos a conocer algunas de las construcciones más alucinantes, desde la antigüedad hasta la actualidad para descubrir todo lo que se puede llegar a crear en una disciplina en la que los límites son redibujados día a día.

Ahora bien, antes de seguir nos gustaría enmarcar los ejemplos que vamos nombrar a continuación. Una obra arquitectónica alucinante es atemporal, desafiante, destaca por sí sola y al mismo tiempo es capaz de mimetizarse de la manera más sutil y delicada con el contexto que la rodea. Es por esto que estas obras recorren la historia de la humanidad, mostrando ejemplos de la antigüedad hasta llegar a nuestros días.

También vamos a encontrar edificios de gran envergadura y otros más pequeños, ya que lo increíble de ellos no tiene nada que ver con su tamaño, sino con su capacidad de generar en nosotros una expresión de asombro. Es importante aclarar que dejamos por fuera La Gran Muralla China, La Acrópolis de Atenas y Machu Picchu,  probablemente porque ya todos los conozcan -o al menos han oído hablar de ellos-, la idea es poder mostrarles un poco más, y por qué no, incentivarlos a visitar estos lugares majestuosos. ¡Aquí va!

Casa de la cascada (1939) Pensilvania, Estados Unidos – Arq. Frank Lloyd Wright

El edificio guarda una relación con el entorno que llega a ser de respeto o adaptación al medio. Así, los cimientos de la casa son las rocas del lugar, y algunas de ellas sobrepasan el ancho forjado de la primera planta asomándose junto a la chimenea. Gran parte de la casa está en voladizo situado encima del arroyo, y al entrar, nos encontramos con ese sentimiento de que la construcción pertenece a la cascada, se vive en ella.

Capilla de la Santa Cruz (1956) Arizona, Estados Unidos – Arqs. Richard Hein y August K. Strotz

Esta capilla parece emerger desde las rocas. Si bien su forma angulosa y geométrica se destaca notoriamente, hay un respeto inmenso por su emplazamiento. De algún modo extraño, da la impresión de que siempre estuvo ahí. Realmente, un espacio que vale la pena conocer.

Museo de Arte Contemporáneo de Niterói (año 1996), Niterói, Brasil – Arq. Oscar Niemeyer

Nadie mejor que el mismísimo Niemeyer para contar acerca de esta maravilla arquitectónica: “El terreno era estrecho, rodeado por el mar y la solución ocurrió naturalmente, teniendo como punto de partida el inevitable apoyo central. De él, la arquitectura ocurrió espontánea como una flor. La vista hacia el mar era bellísima y había que aprovecharla. Suspendí el edificio y bajo él el panorama se extendió todavía más rico. Definí entonces el perfil del museo. Una línea que nace desde el suelo y sin interrupción crece y se despliega, sensual, hasta la cobertura.” Palabras que describen a la perfección de qué trata esta magnífica construcción realizada por una de las eminencias más importantes de la arquitectura.

Centro Heydar Aliyev (2013) Baku, Azerbaijan – Zaha Hadid Architects

El diseño fluido y continuo del edificio hace que este se funda con la plaza que lo rodea. Con este gesto, se elimina toda distinción convencional entre objeto arquitectónico y el paisaje urbano, construyendo una envolvente y una plaza urbana, como figura y fondo, interior y exterior.

Burj Khalifa (año 2010) Dubai, Emiratos Arabes Unidos – Arq. Adrian Smith

Se trata del edificio más alto del mundo y se encuentra en la ciudad de Dubai en los Emiratos Árabes Unidos. Tiene 828 metros de alto, en sus más de 160 pisos aloja hotel, residencias, restaurantes y oficinas, y su construcción llevó 6 años. ¿Increíble? Sí, pero cierto. La clave para lograr esta altura es su estructura escalonada.

VIΛ 57 West (2016)  Nueva York, Estados Unidos – Arq. BIG group

Lo alucinante de este edificio es el poder de abstracción para representar lo que es la historia de la urbe de Nueva York, cuya estructura triangular ha sido descrita como un híbrido entre la manzana europea y una torre residencial típica de Manhattan. La construcción es consciente de su entorno proporcionado excelentes vistas y tiene una superficie de 80.000 metros cuadrados, incluyendo instalaciones privadas y zona comercial. Este edificio llegó para cambiar el skyline de Nueva York para siempre.

Sí, el mundo está lleno de sorpresas y estas obras arquitectónicas nos tientan a embarcarnos en un viaje interminable. Muchas de ellas han delineado los inicios de la arquitectura contemporánea y otras han se han convertido en un hito por lo avanzadas de la época. En definitiva, cada construcción convierte este universo en un lugar un poco más interesante enalteciendo la cultura de sus respectivos países y confirmando que las obras de arte no solo están dentro de un museo.

Artículo por Ceci Machado Giacri 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Designers

Ir a Arriba