Spreading Fashion Innovation, Captivating People

Coliving, ¿la solución habitacional de los millennials?

en Lifestyle

Seguramente, unos pocos años atrás nos llamaba mucho la atención la palabra coworking. Era difícil comprender cómo alguien podía optar por un espacio compartido en lugar de tener su propia oficina, pero resulta que el tiempo demostró que las empresas que acuden a los espacios de trabajo compartido obtienen un mejor rendimiento en sus trabajadores, eliminando de la ecuación la monótona rutina. Ahora bien, ¿qué pasaría si aplicamos esta filosofía a la de una vivienda? Al parecer, la tendencia del coliving pisa fuerte alrededor del mundo y ¡ya llegó a Uruguay!

De la mano de la nueva concepción de espacio laboral es que las grandes empresas empezaron a emular estos lugares con cambios en la morfología y en la metodología del ámbito de trabajo. Las áreas de esparcimiento se hicieron presentes y los comedores empezaron a albergar otros programas y usos para generar horarios más flexibles, entre otras novedades. Esto generó que los empleados comenzaran a sentirse más a gusto y lograran una mayor estabilidad en su trabajo, confirmado por grandes compañías como Mercado Libre o Google que han aplicado este método con éxito. Por supuesto que esta forma de apropiación del espacio de trabajo, es típica de las nuevas generaciones y por eso se le suele atribuir a los millennials el nacimiento de estos emprendimientos.

Probablemente, la filosofía del coworking ha inspirado al nacimiento del coliving, una propuesta de vivienda en la que las áreas comunes se comparten. Este tipo de habitar está pensado como una solución inmediata, donde todo lo que necesitamos para mudarnos es llevar nuestras pertenencias ¡y listo! Las habitaciones ya están amobladas y tienen todo lo necesario para vivir, simplemente es tan sencillo como armar un bolso y empezar una nueva vida.

En una sociedad donde se tiende cada vez más a lo efímero, son menos las personas que optan por pedir préstamos y comprometerse a largo plazo para obtener una solución habitacional. Por eso, quienes suelen optar por el coliving son personas jóvenes o parejas que ven la conveniencia como un modo de independizarse reduciendo el gasto. Los plazos de alquiler pueden durar desde meses hasta años, y generalmente, no se piden garantías para arrendar una habitación. En algunos casos, los gastos comunes como el agua, la luz, la limpieza e internet están incluidos en el costo mensual, lo que hace aún más fácil el control de gastos.

En otros países, el coliving es una extensión del área de trabajo concibiéndose al tiempo como un factor clave: se ahorran minutos de traslado hacia la oficina y se puede concretar una reunión desde el living de la casa. Convengamos que esto es muy eficiente en tiempos de freelancers donde lo único que necesitamos para trabajar es una computadora portátil y una mesa -y en ocasiones ni eso-.

Uruguay no es ajeno a esta tendencia por lo que el coliving ya está transformando la industria inmobiliaria local, y en el último tiempo, es más común ver que inversores, agentes inmobiliarios, arquitectos y diseñadores industriales se fusionan para lograr un producto terminado a la espera de ser habitado por el usuario. Por citar ejemplos, en Montevideo tenemos ZAG y Doce_22, ambos ubicados en zonas estratégicas de la ciudad, rodeados de servicios, universidades y nodos de transporte que colaboran con su constante expansión.

ZAG está en Ciudad Vieja sobre a calle Bartolomé Mitre y se levanta en un gran edificio de valor patrimonial. El interior de este coliving se muestra bastante neutro y es sumamente luminoso con toques contemporáneos en lo que respecta al mobiliario de Menini Nicola. Sin embargo, también hay un gran respeto por las prexistencias del edificio, así que se procuraron dejar las molduras y barandas originales para mantener ese toque vintage. Aquí se ofrecen distintos tipos de habitaciones, algunas se alquilan por día mientras que otras son aptas para estadías más duraderas. Es un espacio que favorece las relaciones personales y tiene un perfil enfocado más hacia jóvenes estudiantes.

Zag

Doce_22 se encuentra a pasos de Montevideo Shopping y ofrece otro tipo de coliving. Aquí se trata de un edificio nuevo que tiene la opción de alquilar unidades con sus propias áreas de servicio (kitchenette y baño), pero éstas se entregan sin muebles. En este caso, la experiencia de actividades compartidas se da en una cocina comunal de grandes dimensiones, en el lounge que contiene biblioteca y áreas de trabajo, en el solárium y en el gimnasio. Es un emprendimiento que se orienta más a jóvenes (solteros o en pareja), familias pequeñas y personas que vienen a trabajar al país desde el exterior.

Doce_22

Reflexionando un poco acerca de esta nueva forma de habitar podríamos decir que sus principales características son las de promover una vivienda para volver a apostar a ese espíritu nómade y de libertad de años pasados, destacando valores como la vida en comunidad, la eliminación de los límites de la propiedad privada y la concepción de una gran familia en la que nuestros hermanos son los colivers.

Podríamos decir que la mejor manera de que una persona que llega del exterior se sienta acompañada es en un coliving, un lugar pensado para el intercambio y la sociabilización a través de ambientes comunes y servicios básicos cubiertos en un entorno de diseño que cuida hasta del más mínimo detalle. De hecho, esta nueva concepción de vivienda se diferencia de la tradicional pensión por su fuerte apuesta al diseño y por su capacidad de generar esa sensación de hogar y pertenencia, que hace que los usuarios adopten el espacio como propio con la consecuencia inmediata de querer cuidarlo lo máximo posible.

Artículo por Cecilia Machado

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimos de Lifestyle

Ir a Arriba